Domingo, 27 Julio 2014 19:00



Medellín está a la vanguardia de muchas ciudades en materia de transporte, afirma experto en movilidad

-El ingeniero civil John Jairo Agudelo Ospina, especialista en Vías y Transporte, afirma que las vías exclusivas para buses BRT (Buses Transporte Rápido) son tendencia mundial.

-Asegura que las obras civiles deben controlar impactos sobre medio ambiente, pero no detener su construcción.

-Invita a las comunidades a entender la importancia de fortalecer transporte público masivo en la región.

John Jairo Agudelo Ospina, especialista en Vías y Transporte.

“En temas de infraestructura el desarrollo tiene que seguir”, así lo afirmó el ingeniero civil John Jairo Agudelo Ospina, quien es especialista en Vías y Transporte, Máster en Sistemas de Información Geográfica y jefe del programa de Ingeniería Civil de EAFIT.

Este experto en temas de movilidad señaló que toda obra civil tiene impactos ambientales que hay que mitigar y controlar apropiadamente, pero que ello no puede ser impedimento para construir infraestructura vial que mejore la calidad de vida de los ciudadanos.

Asimismo, señaló que la tendencia en el mundo en materia de transporte masivo de pasajeros son los carriles exclusivos para buses como los BRT (Buses de Transporte Rápido), como los que utiliza Metroplús, que son opciones seguras, rápidas, económicas y amigables con el medio ambiente. Según él, son más nocivas para el medio ambiente las grandes congestiones por los impactos en contaminación, tiempo y costos para la población. Aquí sus opiniones.

Al ser consultado sobre la necesidad de infraestructura para  mejorar la movilidad y el cuidado del medio ambiente, manifestó que cualquier obra de ingeniería tiene su impacto ambiental y lo importante es tratar de minimizarlo o mitigarlo. El desarrollo tiene que seguir. El país posee una infraestructura vial muy precaria tanto a nivel local como rural. No podemos limitarnos con el retiro de algunos árboles, porque es más grande el daño ambiental cuando se presenta una congestión por falta de vías.

Afirmó además que cuando se iba a ampliar la Avenida Regional hubo una resistencia de algunos grupos ambientalistas porque se iban a retirar árboles, pero también se pensó en la congestión que había al sur del Valle de Aburrá y su contaminación.  Eso causaba más gasto de tiempo, accidentes e impactaba la calidad de vida. Si se deben suprimir determinada cantidad de árboles lo importante es que se reemplacen o trasplanten, pero la infraestructura vial hay que irla mejorando y sobre todo cuando se trata del transporte público masivo.

Opinó que a nivel mundial la tendencia es transporte masivo con carriles preferenciales para buses pues no hay otra opción, debido a que nunca acabaríamos de hacer vías para vehículos particulares: No habría presupuesto ni espacio. En muchas ciudades del mundo se cuenta con una red de transporte público eficiente y esa ha sido la solución junto con la de motivar a que la gente no use su vehículo particular. Que el transporte público sea una opción segura, rápida y económica. Que los modos de transporte estén articulados, que los tiempos de transferencia no sean muy altos y que los tiempos de recorrido y espera sean cortos y eficientes. En la medida que la oferta de transporte masivo vaya creciendo, se debe ir articulando.

Concluye diciendo que: “Medellín está a la vanguardia de muchas ciudades en materia de transporte y movilidad: Tenemos Metro, cables, tranvía, Metroplús y rutas alimentadoras. Pero hay cosas que me preocupan porque no han mejorado, por ejemplo, la gran oferta de taxis, pues la mitad de los que hay sobran. También ocurre lo mismo con los buses y eso configura una sobreoferta en el transporte público.  La gente debe estar abierta a que es normal que se hagan nuevas vías y redes de transporte masivo porque el desarrollo tiene que seguir”.

Visto 1589 veces