AstreaManual de usuario / Número 60 / 31 de julio de 2020 / Medellín - Publicación quincenal
 
 
 

ASTREA, Biblioteca Jurídica Virtual, es el compendio normativo del Municipio de Medellín.

En cada norma local contenida en ASTREA se pueden identificar las normas nacionales que constituyen su marco legal. ASTREA también contiene la doctrina expedida por la Secretaria General del Municipio, al igual que la jurisprudencia de la normatividad en mención.

Contáctenos: en caso de requerir información adicional, por favor radique su PQRSD aquí

Derechos de autor reservados - Prohibida su reproducción

Inicio
 
Documento PDF Imprimir

ACUERDO 48 DE 2014

(diciembre 17)

GACETA OFICIAL. AÑO XXI. N. 4267. 17, DICIEMBRE, 2014. PÁG. 2

CONCEJO DE MEDELLÍN

Por medio del cual se adopta la revisión y ajuste de largo plazo del Plan de Ordenamiento Territorial del Municipio de Medellín y se dictan otras disposiciones complementarias

Resumen de Notas de Vigencia

EL CONCEJO DE MEDELLÍN

En ejercicio de sus facultades constitucionales y legales, especialmente las conferidas por el numeral 2 del Artículo 313 de la Constitución Política de la República de Colombia, el artículo 41 de la Ley 152 de 1994, el artículo 25 de la Ley 388 de 1997, el artículo 12 de la Ley 810 de 2003, el artículo 2 de la Ley 902 de 2004, el artículo 189 del Decreto Ley 019 de 2012, el artículo 29 de la Ley 1454 de 2011 y los Decretos Nacionales 879 de 1998, 4002 de 2004, 3600 de 2007, 4066 de 2008 y 1807 de 2014.

Concordancias MEDELLIN
Doctrina Concordante MEDELLIN

ACUERDA:

PARTE I.

COMPONENTE GENERAL.

NORMA ESTRUCTURAL.

TITULO I.

MARCO ESTRATÉGICO DEL PLAN DE ORDENAMIENTO TERRITORIAL.

CAPITULO I.

SISTEMA DE ORDENAMIENTO Y DISPOSICIONES PRELIMINARES.

Ir al inicio

ARTÍCULO 1. REVISIÓN Y AJUSTE DEL PLAN DE ORDENAMIENTO TERRITORIAL.

Conforme con las previsiones consagradas por la Ley 388 de 1997, en especial en lo establecido en el Artículo 28 de la misma, y en armonía con los Decretos Nacionales 879 de 1998 y 4002 de 2.004, adóptese para el Municipio de Medellín el presente Acuerdo, que contiene la revisión y el ajuste de largo plazo del Plan Ordenamiento Territorial y de manera explícita, los elementos que lo integran:

1, Documento Técnico de Soporte. Comprende los documentos de Memoria Justificativa, Seguimiento y Evaluación, Formulación y Resumen con los respectivos anexos.

2. Las disposiciones que conforman el presente Acuerdo

3. El atlas cartográfico conformado por los siguientes mapas:

NumeroNombre del Mapa
1Modelo de ocupación
2Clasificación del Suelo
3Categorías de suelo de protección, producción y suburbano
4Estructura Ecológica Principal
5Amenaza por Movimientos en Masa
6Amenaza por Inundaciones
7Amenaza por avenidas torrenciales
8Zonas con condiciones de riesgo y de alto riesgo no mitigable
9Áreas de Intervención Estratégica
10Sistema público y colectivo
11Subsistema de Espacio Público de Esparcimiento y Encuentro Existente
12Subsistema de Espacio Público de Esparcimiento y Encuentro Proyectado
13Subsistema equipamientos colectivos
14Subsistema de Patrimonio Cultural Inmueble
15Subsistema de Servicios Públicos
16Subsistema de Movilidad
17Jerarquización Vial
18Transporte Público colectivo / masivo
19Movilidad no motorizada
20Subsistema de Centralidades
21Prioridades de intervención del subsistema habitacional
22Tratamientos Urbanos
23Usos Generales del Suelo Urbano
24Densidad habitacional máxima
25Densidad máxima total por venta y transferencia de derechos
26Índice de Construcción máximo
27,Índice de Construcción máximo por venta y transferencia de derechos
28Altura normativa
29Zonas receptoras de derechos adicionales de construcción y desarrollo
30Zonas generadoras de derechos adicionales de construcción y desarrollo
31Tratamientos Rurales
32Usos generales del suelo rural
33Instrumentos de planificación

Ir al inicio

ARTÍCULO 2. OBLIGATORIEDAD DEL PLAN DE ORDENAMIENTO TERRITORIAL.

Ningún agente público o privado o ciudadano podrá realizar actuaciones urbanísticas que no se ajusten al presente Plan, o su desarrollo en instrumentos de planificación complementaria y demás normas que lo reglamenten. Igualmente, las autoridades competentes, velarán por el cumplimiento de lo dispuesto en este Acuerdo.

Ir al inicio

ARTÍCULO 3. ESTRUCTURA DEL PLAN DE ORDENAMIENTO TERRITORIAL MUNICIPAL.

El proceso administrativo de planificación y gestión territorial del municipio de Medellín, se fundamenta y direcciona en el marco estratégico desarrollado a través del Sistema de Ordenamiento Territorial. La estructura del Plan es la siguiente:

1. El Marco Estratégico es el elemento alineador y unificador de las diversas propuestas y metas de largo plazo que se compone de: principios, imaginario de ciudad, apuestas, objetivos estratégicos, modelo de ocupación territorial y estrategias territoriales; todas ellas, construidas en un enfoque de futuro con miras al cambio y a la consolidación de un territorio planeado y construido bajo el interés general. Toda decisión del Plan, se enmarca en una visión estratégica y de largo plazo del ordenamiento territorial, que incorpora el sistema regional y metropolitano de planificación.

2. El Sistema Municipal de Ordenamiento Territorial instrumenta el marco estratégico y comprende el conjunto de decisiones sobre el territorio en su manifestación físico-espacial, apoyadas en procesos de implementación en los sistemas institucionales y de gestión.

3. El conjunto de disposiciones del Plan que gobiernan los Sistemas Físico-Espaciales, se concretan en el uso y ocupación del territorio desde tres elementos transversales y dos sistemas:

En primer lugar se establecen tres componentes que por sus características y contenidos, se configuran como elementos transversales y tributarios a los

Sistemas físico-espaciales e Institucionales y de Gestión.

La Estructura Ecológica y las áreas de amenaza y riesgo, como elementos de soporte físico de carácter natural, que aportan, orientan y condicionan, todas las estrategias e intervenciones de los demás sistemas territoriales.

La Clasificación del Suelo como norma estructural establece parámetros al desarrollo y ocupación del territorio. Asimismo, se aborda el análisis y propuestas de intervención para el municipio desde la delimitación de siete ámbitos territoriales, los cuales obedecen a las características físicas, morfológicas y de ocupación del suelo: Regional-Metropolitano, Municipal, Rural, Borde Rural, Borde Urbano, Ladera y Río.

En segundo lugar, el Sistema Público y Colectivo que orienta la ocupación del espacio común de todos los habitantes, compuesto por los subsistemas de Espacio Público de esparcimiento y encuentro, Equipamientos, Patrimonio cultural inmueble, Servicios públicos y Movilidad.

Por último, el Sistema de Ocupación referido al espacio privado, conformado por los subsistemas de Centralidades, y Habitacional, y por las normas de Usos, Tratamientos, Aprovechamientos y Obligaciones urbanísticas.

4. Los Sistemas Institucionales y de Gestión del POT serán los responsables de promover las trasformaciones territoriales e incentivar el papel activo de la sociedad y de las instituciones para lograr los propósitos del Plan. De este sistema, hacen parte las normas del Sistema de Gestión para la Equidad Territorial, que agrupa los instrumentos de planificación, intervención del suelo y financiación; el Sistema Ambiental, de Gestión del Riesgo y Cambio Climático que agrupa las disposiciones sobre riesgo ambiental, vulnerabilidad social y económica y adaptación al cambio climático; y el Sistema Participativo e Institucional, que se compone de las disposiciones sobre la gestión de los instrumentos, gestión del conocimiento, participación y seguimiento, control urbanístico y a la aplicación.

Lo anterior se expresa en la siguiente figura:

ARTÍCULO 4. ESTRUCTURA DEL ACUERDO.  

El presente Acuerdo se estructura en cuatro partes según el Sistema de Ordenamiento Territorial, así:

Primera Parte. Componente General. Contiene la norma estructural de largo plazo del ordenamiento territorial, referida al marco estratégico del plan, la Clasificación del Suelo, la Estructura Ecológica, las Áreas de Amenaza y Riesgo, el Sistema Público y Colectivo y el Sistema de Ocupación en lo referido a los Subsistemas de Centralidades y Habitacional.

Segunda Parte. Componente Urbano. Contiene el Sistema de Ocupación referido a la norma general de mediano plazo para el suelo urbano y de expansión asociada a los Usos del suelo, Tratamientos, Aprovechamientos, Obligaciones urbanísticas y actuaciones de Urbanización y Construcción.

Tercera Parte. Componente Rural. Contiene el Sistema de Ocupación referido a la norma general de mediano plazo para el suelo rural, asociada a los Usos del Suelo, Tratamientos, Aprovechamientos y Obligaciones Urbanísticas.

Cuarta Parte. Sistemas Institucionales y de Gestión. Establecen las normas de mediano plazo asociadas a la gestión territorial y al aprestamiento institucional necesario para la implementación del Plan, desde los Sistemas de Gestión para la Equidad Territorial; Ambiental, de Gestión del Riesgo y Cambio Climático y Participativo e Institucional.

CAPÍTULO II.

MARCO ESTRATÉGICO.

Ir al inicio

ARTÍCULO 5. PRINCIPIOS RECTORES DEL PLAN DE ORDENAMIENTO TERRITORIAL

En coherencia con los principios consignados en el artículo 2 de la Ley 388 de 1997, el Plan de Ordenamiento Territorial del Municipio de Medellín, su marco estratégico y las normas e instrumentos que lo desarrollan, se fundamentan en los siguientes principios que permiten hacer posible la consecución y consolidación de un modelo de ocupación coherente y consistente con las dinámicas y metas de transformación del territorio.

1. El Derecho a la Ciudad. Como la posibilidad de instaurar el sentido de “ciudad para todos”, la vida digna y el auto reconocimiento de cada uno como parte de ella. Un desarrollo territorial garante de los derechos individuales y colectivos, el desarrollo humano integral, la dignidad humana, el acceso a los recursos, bienes y servicios de la ciudad para que sea ésta el escenario de encuentro, sin ninguna discriminación, para la construcción de la vida colectiva.

2. La Sostenibilidad. Entendida como la administración eficiente y racional de los bienes y servicios ambientales, acorde con un modelo de ocupación concentrado y dirigido a controlar la expansión urbana, de manera que sea posible el bienestar de la población actual, buscando la satisfacción de las necesidades básicas y la calidad de vida de las generaciones futuras, mediante las actividades urbanas y rurales, la constitución de un sistema eficiente de transporte, la reutilización de suelo ya construido y la generación y mantenimiento del espacio público.

3. La equidad social y territorial. Entendida como la igualdad de oportunidades de acceso a los bienes y servicios derivados del desarrollo territorial, que gestiona y promueve el Estado para su población, en especial a aquella en mayores condiciones de vulnerabilidad social, económica y ambiental.

4. La resiliencia territorial. Entendida como la respuesta del territorio frente a desastres coyunturales de origen natural o humano, así como la capacidad de la ciudad para enfrentar sus procesos de transformación, sin vulnerar los derechos de los moradores y protegiendo las actividades económicas que sean compatibles con las normas del Plan.

5. La competitividad territorial y económica. Entendida como la habilidad del territorio para crear y adaptar un sistema productivo y social dinámico a nivel local, de influencia regional y metropolitana, que logre economías de escala para insertarse en las dinámicas globales, teniendo como soporte su capital social, especificidad y potencial geográfico, reconociendo los distintos sectores económicos como soporte del desarrollo presente y futuro.

6. La identidad. Como fundamento de los valores históricos, culturales y geográficos generadores de un sentido de pertenencia de la población por el territorio, con alto sentido de respeto por la diferencia y la diversidad cultural, orientadas a la generación de espacios incluyentes en pro del proyecto de desarrollo de los ciudadanos, facilitando el acceso de la población vulnerable a los bienes y servicios de ciudad con intervenciones que disminuyan los niveles de segregación socioespacial.

7. Un Enfoque de Género. Que permita identificar los impactos diferenciados de la planeación territorial en hombres y mujeres, con el objeto de aportar propuestas para el desarrollo de una ciudad y región equitativa desde el punto de vista social y de género, incluyente y sostenible, con base en un modelo de ciudad beneficioso para el conjunto de la ciudadanía.

8. La Protección a Moradores. Como fundamento de la intervención en el territorio para la protección de los habitantes de sectores en procesos de transformación y a los demás actores económicos, sin detrimento del principio de prevalencia del interés general sobre el particular, promoviendo un ordenamiento territorial democrático e incluyente, que le apueste a la población como el centro de sus decisiones, ya su bienestar, como el objetivo principal. Con una sociedad que asume la corresponsabilidad como modelo de gestión desarrollando el principio de precaución de la ley 1523 de 2.012

Concordancias MEDELLIN

9. La Ruralidad Sostenible. Reconociendo su importancia como proveedora de servicios ecosistémicos, como soporte para un futuro ambientalmente sano, promoviendo la permanencia de la cultura, el paisaje campesino y la productividad agraria como parte de la seguridad alimentaria.

10. La corresponsabilidad. La ciudad se entiende y construye con una visión y responsabilidad compartida y multidireccional, con la participación de la ciudadanía y las instituciones públicas y privadas en los ámbitos municipal y regional.

11. Una Ciudad Saludable. Entendida como aquella que permite a todos los ciudadanos desarrollar y construir en forma articulada, mejores condiciones de salud, bienestar y calidad de vida, a fin de crear capacidades y generar oportunidades para el desarrollo individual y colectivo.

12. La Seguridad Territorial. Entendida como la capacidad de un territorio para ofrecerá sus habitantes las condiciones de estabilidad necesarias para avanzar de manera efectiva en el aprovechamiento integral de sus capacidades: bienestar, salud, vivienda, recreación y cultura; y a los ecosistemas naturales, las condiciones necesarias para que puedan conservar su integridad y biodiversidad, en función de asegurar a la población el goce de un medio ambiente sano y la provisión de los bienes y servicios ambientales.

13. La Eficacia Administrativa. Entendida como la capacidad de la institucionalidad pública para generar un pacto incluyente de obligatorio cumplimiento para todos los actores, en un entorno de confianza mutua, cuya instrumentación sea de carácter práctico, dinámico, multiescalar y programático.

14. La Eficiencia Administrativa. Entendida como la capacidad de la institucionalidad pública para adaptarse, establecer procesos y procedimientos claros, flexibles y documentados que permitan dar respuesta completa, precisa y oportuna a las exigencias del territorio.

15. La Solidaridad Social y Territorial. Mediante la distribución equitativa de cargas y beneficios, como un mecanismo democrático para subsanar la segregación socioespacial, previniendo las inequidades que surgen en los procesos de transformación del territorio.

16. La Participación Interinstitucional. Las capacidades de comunicación, diálogo social y gobernanza del sistema territorial, fortalecen la institucionalidad democrática local, regional y nacional, en concordancia con los principios de concurrencia, complementariedad y subsidiaridad que orientan la función administrativa.

17. La Participación Ciudadana. De conformidad con lo dispuesto en el artículo 4 de la Ley 388 de 1997, el proceso de planificación y gestión territorial en el Municipio deberá vincular el principio de participación democrática y concertación.

18. La Persistencia. La voluntad y el compromiso en el tiempo de los actores públicos, privados y comunitarios del sistema para la materialización de la visión, la misión y los objetivos estratégicos del sistema habitacional.

Ir al inicio

ARTÍCULO 6. IMAGINARIO DE CIUDAD.

Como referente indispensable de ciudad y apoyado en los principios rectores del Plan y en el proceso de participación multisectorial, llevado a cabo para la revisión y ajuste, el Plan de Ordenamiento Territorial parte del siguiente imaginario para Medellín.

“A 2030, Medellín contará con un sistema territorial en equilibrio para el ser humano, culturalmente rico y plural; integrado ecológica, espacial y funcionalmente al Sistema Público y Colectivo de su entorno nacional, regional y metropolitano, aportando así a la consolidación de “una región de ciudades”, donde se logre la plena efectividad de los derechos sociales y colectivos, se valore su paisaje y geografía, se promueva la competitividad y el desarrollo rural; para heredar a las futuras generaciones un territorio socialmente incluyente, globalmente conectado y ambientalmente sostenible, con estrategias de desarrollo económico, en un contexto regional y metropolitano”.

Ir al inicio

ARTÍCULO 7. APUESTAS TERRITORIALES.

Partiendo de las condiciones particulares del territorio, como los determinantes geográficos, su posición y función como municipio núcleo de una Región Metropolitana y Centro Regional de servicios, se definen las siguientes apuestas territoriales, de las cuales se derivan los objetivos estratégicosy estrategias del Plan. Cada una de las apuestas se constituye en retos encaminados a la transformación o consolidación del Sistema de Ordenamiento Territorial, con miras a atender las necesidades, problemáticas, dinámicas y tendencias de cambio:

1. Urbanismo ecológico como estrategia para la adaptación y mitigación al cambio climático. El Plan buscará establecer e implementar en primera instancia, medidas de adaptación que comprenderán la gestión del riesgo y la consolidación de las áreas protegidas y en segundo lugar, medidas de mitigación, con énfasis en el modelo de ciudad compacta, la configuración de una red de espacios verdes urbanos, la consolidación de un subsistema de movilidad sostenible y la implementación de sistemas alternativos de ahorro energético en las edificaciones y el impulso a programas de seguridad alimentaria, mejorando el hábitat urbano y rural.

2. Equidad territorial municipal y gestión asociativa. A través de la configuración de un sistema integrado de reparto equitativo de cargas y beneficios, la implementación de estrategias de regeneración urbana a partir de macroproyectos en las áreas de intervención estratégica y la constitución y consolidación de un Subsistema Habitacional incluyente.

3. Revitalización y diversificación económica. El presente Plan incorpora los proyectos regionales para la conectividad, el diseño e implementación de una plataforma territorial para la competitividad soportada en actividades de conocimiento y tecnología generadoras de valor, de los clústers estratégicos y la economía solidaria, y la implementación de estrategias de apoyo a las actividades productivas, regulando y controlando la mixtura de usos del suelo de forma responsable.

4. Construcción colectiva del territorio. A través del fortalecimiento del Sistema de Planeación Municipal, la articulación interinstitucional para la ejecución del POT, el fomento a las asociaciones público -privada- comunitaria, la puesta en marcha de un sistema de evaluación y seguimiento público del ordenamiento territorial y la implementación de mecanismos de control urbanístico.

5. Consolidación del sistema físico espacial. El Plan buscará la conformación de la Estructura Ecológica Principal -EEP- como elemento ordenador del territorio; un espacio público como soporte de la construcción de ciudadanía; un modelo de movilidad sostenible que da prioridad al peatón y a los medios no motorizados, fundamentado en un sistema de transporte público integrado y multimodal; la preservación de la identidad, la memoria, el patrimonio; y un Subsistema habitacional asequible, coordinado, articulado e incluyente.

6. Mejoramiento de las capacidades institucionales. A partir del Plan, la Administración Municipal realizará las acciones tendientes a ajustar y redistribuir los recursos humanos y técnicos disponibles con el fin de lograr eficacia y eficiencia administrativa, encaminadas a implementar las decisiones contenidas en los sistemas institucionales y de gestión.

Ir al inicio

ARTÍCULO 8. OBJETIVOS ESTRATÉGICOS.

Parten del imaginario de ciudad y están dirigidos a la consolidación del modelo de ocupación mediante la operación de un Sistema Municipal de Ordenamiento Territorial, funcional, equilibrado y articulado y son los siguientes:

1. Orientar la equidad territorial y superar la segregación socio espacial, a través de un Sistema de Gestión para la Equidad Territorial a escala local, promoviendo como municipio núcleo, la articulación metropolitana y regional.

2. Desarrollar el modelo de ocupación compacta y policéntrica con crecimiento hacia adentro, a través de la renovación de áreas de intervención estratégica del río, la consolidación del borde urbano-rural y la generación del nuevo eje de conexión regional oriente-occidente.

3. Preservar la Estructura Ecológica Principal como elemento estructurante del territorio que constituye la base de la vida.

4. Promover el desarrollo de un territorio resiliente que de prelación a la atención de los factores y situaciones de riesgo en áreas de mayor vulnerabilidad social, favoreciendo la implementación de medidas de mitigación.

5. Consolidar el espacio público como elemento estructurante del territorio y factor de enriquecimiento de la vida cotidiana y sitio de encuentro de la población. Integrando la Estructura Ecológica Principal y los elementos del Subsistema de Patrimonio Cultural Inmueble.

6. Promover el acceso a la vivienda digna en los procesos de mejoramiento integral, consolidación y construcción del hábitat sostenible como escenarios de cohesión social y territorial, para disminuir el déficit cuantitativo y cualitativo de vivienda, bajo una perspectiva de cooperación regional.

7. Apoyar y fomentar el desarrollo rural por medio de la producción sostenible y agroecológica a través de explotaciones agrícolas familiares, buscando configurar una sistema de seguridad y soberanía alimentaria, en armonía con la protección ambiental, la biodiversidad, los recursos y servicios ambientales, así como las características de su hábitat en el entorno metropolitano, para el mejoramiento sostenido de la calidad de vida de la población rural, procurando asegurar una efectiva y eficiente contribución de la economía rural al proceso de desarrollo.

8. Fortalecer y promocionar una cultura de la participación ciudadana en todas las etapas de los procesos de planeación y gestión territorial.

9. Preparar la sociedad para la resolución pacífica de conflictos territoriales y el postconflicto, a partir de una política de inclusión en los procesos de planeación del desarrollo y el ordenamiento territorial.

10. Consolidar una plataforma territorial para la competitividad regional basada en el fomento de los proyectos regionales de desarrollo económico, potenciando los circuitos económicos existentes, la integración de los clústers estratégicos de proyección internacional y la economía solidaria local, promoviendo la generación de espacios para el desarrollo y permanencia de actividades económicas, que hagan sostenible el desarrollo económico de la ciudad y su población siempre y cuando guarden armonía con el régimen de usos del suelo del Plan.

11. Mejorar la conectividad y accesibilidad en el territorio, priorizando la movilidad no motorizada, regulando de manera adecuada el uso del vehículo privado.

12. Generar y cualificar la infraestructura para la prestación y el acceso a los servicios públicos, como un instrumento para el desarrollo municipal y la inclusión socio espacial, con base en la eficiencia, oportunidad, seguridad, innovación y sostenibilidad ambiental.

Ir al inicio

ARTÍCULO 9. MODELO DE OCUPACIÓN.

Es el modelo de organización espacial o proyecto de ciudad definido en el Plan de Ordenamiento Territorial. Se fundamenta en los principios rectores del Plan a la vez que se inspira en el imaginario de ciudad deseada, recoge las principales expectativas sociales e incorpora los objetivos planteados para el ordenamiento futuro; los cuales han de procurarse mediante la aplicación de estrategias, normas generales, programas y proyectos y el Sistema Municipal de Gestión para la Equidad y la Sostenibilidad. Ver Mapa 1. Modelo de Ocupación.

Componentes del Modelo:

1. Un territorio que como municipio núcleo del Valle de Aburrá y centro de servicios de escala regional, atiende las nuevas demandas globales en materia ambiental, tecnológica, y logística; que trabaja por reducir las desigualdades socio-espaciales regionales, aportando a la consolidación de un territorio regional, funcionalmente integrado y conectado en su movilidad y que promueve la conservación de su base natural y estructura ecológica como principal elemento de articulación con los demás municipios de la región.

El crecimiento equilibrado, moderado, programado y compensado de conformidad con las dinámicas territoriales metropolitanas, se fortalece en sentido Norte-Sur, mediante el eje natural del río Aburrá como integrador del valle, mientras que en sentido Oriente-Occidente, se propende por el reconocimiento de dos corredores transversales naturales que históricamente han sido la conexión del Valle de Aburrá con la región, y se potencian como las franjas para la conectividad ambiental y funcional entre el área rural, el borde urbano rural, la media ladera y el corredor metropolitano de servicios del río Medellín, con el fin de disminuir el desequilibrio ambiental, propiciar la integración ecológica y la inserción de un nuevo sistema de conexión vial a escala urbana y regional.

2. Un territorio ordenado en torno a la estructura ecológica, interconectado al Subsistema de Centralidades, mediante un sistema de movilidad sostenible y de transporte público colectivo, que soporta el funcionamiento ambiental y espacial, propicia la productividad económica y la competitividad territorial y potencia la identidad y memoria colectiva.

3. Una ciudad compacta, continua y diversa que privilegia la densificación y diversificación de usos en las áreas más planas y con mejor capacidad de soporte para garantizar el equilibrio funcional y una ocupación racional del valle.

4. Un área rural integrada al entorno regional, que acoge funciones de protección ecológica, producción de bienes y servicios ambientales; que mantiene paisajes rurales tradicionales y de forma regulada y localizada, orienta y maneja los procesos de ocupación en convivencia con las actividades rurales principales.

5. Un borde rural diverso que articula las dinámicas urbano-rurales, protege sus valores paisajísticos, buscando la constitución de un límite para el crecimiento urbano con intervenciones de carácter ambiental que generan apropiación ciudadana.

6. Un borde urbano con barrios consolidados con alta calidad habitacional reduciendo progresivamente las condiciones de amenaza y riesgo, articulado a la estructura ecológica principal y a los diferentes sistemas físico espaciales.

7. Unas zonas de media ladera heterogéneas, densificadas moderadamente de acuerdo con la capacidad de soporte, con mixtura de actividades en las centralidades emergentes, en consolidación y consolidadas, reconocidas e intervenidas para su mejor aprovechamiento colectivo.

8. Un corredor del río Aburrá que ofrece gran vitalidad urbana, epicentro del espacio público metropolitano, que concentra las más altas densidades urbanas convirtiéndose en el mayor escenario de diversidad social y económica, que impulsa la competitividad local y regional

Ir al inicio

ARTÍCULO 10. ESTRATEGIAS TERRITORIALES.

Son las acciones sobre cada uno de los ámbitos que conforman el territorio, que tendrán como objeto la movilización de recursos y potencialidades para la concreción del modelo de ocupación establecido para el territorio.

1. Regionales y metropolitanas.

a) Participar en la ejecución de los proyectos estratégicos metropolitanos de liderazgo supramunicipal, de infraestructura para la movilidad y equipamientos de soporte a la competitividad, que fortalezcan la base económica regional en materia de centros logísticos, autopistas para la prosperidad, y un corredor transversal de conexión oriente-occidente.

b) Implementar el cinturón verde metropolitano y concretar un sistema ecológico estructurante metropolitano como base natural prestadora de servicios ecosistémicos y como estrategia adaptativa a la situación de cambio climático.

c) Promover una política regional de vivienda y suelo asequible en el marco de un sistema de reparto equitativo a escala municipal.

d) Promover y participar en la concertación e implementación de acuerdos metropolitanos y regionales en torno a una agenda concurrente de hábitat incluyente y sostenible que tiene retos comunes desde la perspectiva del desarrollo humano integral.

2. Municipales

a) Incorporar los mecanismos de actuación institucional coordinada, de mitigación y de adaptación al cambio climático y la gestión del riesgo.

b) Consolidar un sistema integrado de gestión que permita el reparto de cargas y beneficios como medio esencial para lograr la equidad territorial.

c) Priorizar las áreas de intervención estratégica: Corredor del río (MEDRio) Cinturón verde metropolitano (MEDBorde Urbano Rural) y las transversalidades MED La Iguana y MED Santa Elena, a través de actuaciones urbanas integrales, desarrolladas con macroproyectos. El corredor del río será objeto de intervenciones graduales, consensuadas y planificadas con instrumentos participativos de gestión, que pongan en valor su importancia para la competitividad económica y la sostenibilidad de la ciudad y la región.

d) Consolidar el subsistema de espacio público, incorporando las áreas de la estructura ecológica principal susceptibles de aprovechamiento para el encuentro ciudadano, así como aquellos inmuebles de oportunidad que se ubican a lo largo del territorio municipal, articulados al sistema de centralidades.

e) Implementar instrumentos de gestión, tendientes a la protección, rehabilitación y sostenibilidad del patrimonio cultural inmueble y sus zonas de influencia.

f) Consolidar e incentivar la movilidad peatonal y los medios de transporte no motorizados, articulados al sistema integrado de transporte multimodal, posibilitando el acceso a los bienes y servicios que demanda la población en el territorio de una manera rápida, eficaz y oportuna en todas sus escalas.

3. Rurales

a) Intervenir los suelos suburbanos, tales como centros poblados, corredores viales suburbanos, áreas para equipamientos, áreas de alta presión en transformación y aquellas que requieren mejoramiento del hábitat rural y sostenibilidad ambiental, a través de la implementación de Unidades de Planificación Rural.

b) Establecer la política de sostenibilidad de los suelos rurales promoviendo la provisión de bienes y servicios ambientales y configurando el sistema de reparto equitativo de cargas y beneficios con los suelos urbanos.

c) Fomentar y consolidar el fortalecimiento de la actividad productiva agroecológica en el suelo rural, en desarrollo de la normativa municipal constituida como una red de espacios y de agricultores en el área metropolitana.

4. Borde urbano: Implementar el programa de Mejoramiento integral de barrios, priorizando las áreas con condiciones de riesgo y mayor vulnerabilidad socio-económica, ambiental y urbanística.

5. Borde rural: Crear un sistema de ecoparques de borde de alta apropiación, a través del cinturón verde metropolitano, con el fin de proteger las áreas de valor paisajístico y ambiental, contener la expansión urbana y desestimular la suburbanización.

6. Ladera urbana

a) Implementar corredores verdes para la movilidad y la conectividad ecológica y paisajística, en pro del equilibrio entre las funciones ambientales y la ocupación urbana.

b) Regular y controlar la responsable mezcla de usos con la puesta en marcha de Protocolos Ambientales y Urbanísticos – PAU - para mitigar los impactos sociales, ambientales y urbanísticos entre los diferentes usos del suelo.

c) Cualificar los barrios y las centralidades, promoviendo la compacidad urbana, con la proximidad de los lugares de habitación, trabajo y los servicios urbanos entre sí, mediante proyectos urbanos integrales en el ámbito de ladera, priorizando la localización de equipamientos, espacios públicos e infraestructuras.

7. Río.

a) Ejecutar el proyecto Parques del Río Medellín con el fin de generar espacio público de escala municipal, que recupere y potencie los valores ambientales y urbanísticos de la ciudad y contribuya a la disminución del déficit de espacio público.

b) Fomentar la diversificación de los usos del suelo, aumentando la mezcla de actividades urbanas y la vivienda supeditada a la implementación de protocolos ambientales y urbanísticos -PAU-.

c) Fortalecer las infraestructuras urbanas de soporte y la articulación de las áreas para la preservación de infraestructuras y del sistema público y colectivo –API– sobre el corredor longitudinal, mejorando la cualificación espacial y funcional de la ciudad.

Doctrina Concordante MEDELLIN

TITULO II.

CLASIFICACIÓN DEL SUELO.

Ir al inicio

ARTÍCULO 11. CLASES DE SUELO.

El suelo del municipio de Medellín se clasifica en: urbano, expansión urbana y rural. La clasificación se deriva de los elementos de la Estructura Ecológica Principal -EEP-, la zonificación de las áreas de amenazas y riesgos y la capacidad de soporte del territorio, como se expresa a continuación.

Clase de SueloÁrea (ha)
Suelo rural26.304,11
Suelo urbano11.160,98
Suelo de expansión urbana175,35
TOTAL37.639,95

Al interior de las clases de suelo, se establece la categoría de protección como elemento trasversal y articulador del territorio, encargado de garantizar el mantenimiento de los procesos ecológicos y ambientales, así como la oferta de servicios ecosistémicos necesarios para soportar el modelo de ocupación. Además, define las restricciones para el desarrollo urbanístico y las posibilidades para la producción. Por último, al interior de la clase de suelo rural se establece la categoría de suelo suburbano con sus diferentes subcategorías.

Ver Mapas 2 Clasificación del Suelo y 3 Categorías del suelo de protección, producción y suburbano.

CAPITULO I.

SUELO URBANO Y DE EXPANSIÓN URBANA.

Ir al inicio

ARTÍCULO 12. SUELO URBANO.

Corresponde a las áreas destinadas a usos urbanos, que cuentan con infraestructura de movilidad, redes primarias de energía, acueducto y alcantarillado, soportando su urbanización y edificación. Está conformado por:

1. Las áreas al interior del perímetro urbano existente previa la adopción del presente Acuerdo.

2. Los suelos clasificados como de Expansión Urbana previa la adopción del presente Acuerdo con Plan Parcial adoptado y actuaciones de urbanización concluidas, correspondientes a: Pajarito (excepto Área de Manejo Especial 2) y las unidades de actuación o de gestión de los polígonos: Altavista, Belén Rincón y La Florida.

3. Los suelos adyacentes al perímetro urbano anterior a la entrada en vigencia del presente Acuerdo, donde predominan dinámicas urbanas, con densidades habitacionales superiores a las 30viv/ha, prestación de servicios públicos domiciliarios y que requieren un mejoramiento integral, según lo establecido en el artículo 30 de la Ley 388 de 1997. Estos territorios, son: parte de la vereda Travesías (sector Palenque), la Loma (sectores Loma Hermosa, La Gabriela, San Gabriel, San Pedro, Parte San José, Bella Vista y Altos de la Virgen) del corregimiento de San Cristóbal, y la cabecera del corregimiento de Altavista.

Para la delimitación específica del Suelo Urbano: Ver Mapa 2. Clasificación del Suelo y Anexo 1. Delimitación de Perímetros.

Ir al inicio

ARTÍCULO 13. SUELO DE EXPANSIÓN URBANA.

Esta clase de suelo se divide en dos categorías, según su orientación y desarrollo, de la siguiente manera:

1. Suelo de Expansión para el Desarrollo. Constituido por la porción del territorio municipal que se habilitará para el uso urbano durante la vigencia del presente Plan de Ordenamiento. Está conformado por los siguientes polígonos:

a) Altos de Calazans

b) Eduardo Santos

c) El Noral

d) Las Mercedes

e) La Florida

2. Suelo de Expansión para el Mejoramiento.

Constituido por los asentamientos humanos de desarrollo incompleto e inadecuado, localizados por fuera del perímetro sanitario, que serán incorporados al suelo urbano, una vez se adopte el plan parcial y sean recibidas las redes de servicios públicos de acueducto y alcantarillado por parte de la entidad competente. Hacen parte los siguientes polígonos:

a) Área adyacente al barrio María Cano-Carambolas.

b) Área adyacente al barrio Llanaditas, Sector Golondrinas.

c) Área adyacente al barrio Versalles N 2, Sector La Honda.

d) Área adyacente al barrio 13 de Noviembre, Pinares de Oriente.

Para la delimitación específica del Suelo de Expansión Urbana y sus perímetros: Ver Mapa 2. Clasificación del Suelo y Anexo 1. Delimitación de Perímetros.

PARÁGRAFO: Las áreas definidas como suelo de expansión que presenten actividades mineras, sólo podrán desarrollarse urbanísticamente cuando sean excluidas del registro minero nacional por parte de la autoridad competente y sea ejecutado el plan de abandono respectivo.

Ir al inicio

ARTÍCULO 14. CATEGORÍA DE SUELO DE PROTECCIÓN AL INTERIOR DEL SUELO URBANO Y DE EXPANSIÓN URBANA.

El suelo de protección se define como una categoría constituida por las zonas y áreas de terrenos localizados dentro de cualquiera de las clases de suelo que por sus características geográficas, paisajísticas, ambientales, o por formar parte de las zonas de utilidad pública para la ubicación de infraestructuras para la provisión de servicios públicos domiciliarios o de las áreas de amenazas y riesgo no mitigable para la localización de asentamientos humanos, tiene restringida la posibilidad de urbanizarse. Hacen parte del Suelo de Protección:

1. Áreas de la Estructura Ecológica Principal:

Incluye las áreas protegidas públicas así como las áreas de interés estratégico que contienen el sistema hidrográfico (ríos y quebradas con sus retiros), el sistema orográfico (cerros tutelares), los elementos

estructurantes de la red de conectividad ecológica y las áreas de interés recreativo y paisajístico, los cuales se desarrollan en el Título III. Estructura Ecológica del presente Componente.

2. Áreas de Amenaza y Riesgo: Incluye las áreas de amenaza alta (por movimientos en masa, inundaciones y avenidas torrenciales) y las áreas de alto riesgo no mitigable, así como las áreas con condiciones de riesgo, según lo establecido en el Título IV Áreas de Amenaza y Riesgo del Componente General. Norma Estructural del presente Acuerdo.

PARÁGRAFO. Las zonas con condiciones de riesgo y las zonas de amenaza alta, harán parte del suelo de protección hasta tanto se realicen los estudios de riesgo o de amenaza de detalle que definan su mitigabilidad o no. Dichos estudios, determinarán la posibilidad de desarrollo del suelo o su permanencia dentro de la categoría de suelo de protección. Una vez sean redelimitadas dichas zonas, les aplicarán las demás normas generales del polígono en el que se ubiquen.

CAPITULO II.

SUELO RURAL.

Ir al inicio

ARTÍCULO 15. SUELO RURAL.

Constituyen esta clase de suelo los terrenos que por su valor de paisaje ecológico, productivo y cultural se reservan para garantizar la base natural, la productividad agrícola, pecuaria y forestal, así como los usos y actividades suburbanos. Al interior del suelo rural, se identifican las categorías de protección y suburbano -desarrollo restringido.

SECCIÓN I.

CATEGORÍAS EN SUELO RURAL.

Ir al inicio

ARTÍCULO 16. CATEGORÍA DE PROTECCIÓN EN SUELO RURAL.

Hacen parte del Suelo de Protección los siguientes subcategorías:

1. Áreas de conservación y protección ambiental. Corresponden a las áreas protegidas públicas y privadas así como las áreas de interés estratégico que contienen el sistema hidrográfico (cuencas abastecedoras de acueductos, cuencas de orden cero, ríos y quebradas con sus retiros, humedales con sus retiros y ojos de sal), el sistema orográfico (cerros tutelares y cadenas montañosas estructurantes), los elementos estructurantes de la red de conectividad ecológica, los cuales se desarrollan en el Título III. Estructura Ecológica del presente Componente.

2. Áreas de protección para la producción. Comprende las áreas destinadas a la producción o de explotación de recursos naturales, correspondientes a: Forestal productor, Agroforestal, Agropecuario, Agrícola, Áreas Mineras en Transición, según las disposiciones establecidas en el Componente Rural del presente Acuerdo.

3. Áreas e Inmuebles considerados patrimonio cultural. Incluye los sitios históricos y arqueológicos y las construcciones o restos de ellas que hayan sido declaradas como bienes de interés cultural según lo establecido en el Título VI, Capítulo III. Subsistema de Patrimonio Cultural Inmueble, del presente Componente.

4. Áreas del sistema de servicios públicos domiciliarios. Corresponden a las áreas de utilidad pública para la ubicación de infraestructuras primarias para la provisión de servicios públicos domiciliarios, acueductos veredales y centros de acopio. Estas áreas se describen el Título VI, Capítulo IV. Subsistema de Servicios Públicos del presente Componente.

5. Áreas de Amenaza y Riesgo. Incluye las áreas de amenaza alta por movimientos en masa, inundaciones y avenidas torrenciales y las áreas de riesgo clasificadas como de alto riesgo no mitigable, así como las áreas con condiciones de riesgo, según lo establecido el Título IV Áreas de amenaza y riesgo del Componente General del presente Acuerdo.

Ver mapa 3. Categorías de suelo de protección, producción y suburbano.

PARÁGRAFO. Las zonas con condiciones de riesgo y las zonas de amenaza alta harán parte del suelo de protección, hasta tanto se realicen los estudios de riesgo o de amenaza de detalle, que definan su mitigabilidad o no. Dichos estudios determinarán la posibilidad de desarrollo del suelo o su permanencia dentro de la categoría de suelo de protección. Una vez sean redelimitadas dichas zonas, les aplicarán las demás normas generales del polígono en el que se ubiquen.

Ir al inicio

ARTÍCULO 17. CATEGORÍA DE SUELO SUBURBANO - DESARROLLO RESTRINGIDO.

Constituyen esta categoría de suelo las áreas ubicadas dentro del suelo rural, en las que se mezclan las formas de vida del campo y la ciudad, diferentes a las clasificadas como áreas de expansión urbana, que pueden ser objeto de desarrollo con restricciones de uso, de intensidad y de densidad, garantizando el autoabastecimiento en servicios públicos domiciliarios, de conformidad con lo establecido en las leyes 99 de 1993 y 142 de 1994.

Al interior del suelo suburbano se identifican las siguientes subcategorías:

1. Áreas destinadas a la parcelación de vivienda campestre. Conformado por los polígonos Mirador del Poblado, el Tesoro y Chacaltaya, localizados en la vereda las Palmas del Corregimiento de Santa Elena.

2. Centros Poblados Rurales. Constituidos por las zonas que cuentan con la adopción de las provisiones necesarias para orientar la ocupación de sus suelos y la adecuada dotación de infraestructura de servicios públicos básicos, equipamiento comunitario que concentran más de 20 viviendas contiguas o adosadas, correspondientes a porciones de terreno de las siguientes veredas o sectores:

a) Corregimiento San Sebastián de Palmitas: Palmitas Sector Central y Urquitá.

b) Corregimiento de San Cristóbal: El Llano, Pedregal Alto, Pajarito-AME-, y La Loma.

c) Corregimiento de Altavista: Corazón El Morro, Aguas Frías, San Pablo, San José del Manzanillo, Buga y Patio Bonito.

d) Corregimiento de San Antonio de Prado: Potrerito, La Florida.

e) Corregimiento de Santa Elena: Santa Elena sector Central, Barro Blanco, Mazo, y Mazo-Los Vásquez.

3. Suelos suburbanos propiamente dichos. Se constituyen en áreas o polígonos en los que coexisten usos del suelo rural y las formas de vida del campo y la ciudad con densidades habitacionales más bajas a las permitidas en los centros poblados rurales, correspondientes a porciones de terreno de las siguientes veredas o sectores:

a) Corregimiento San Sebastián de Palmitas: La Aldea 2 y Aldea – Centralidad.

b) Corregimiento de San Cristóbal: Conexión Aburrá – Río Cauca y Pedregal Alto.

c) Corregimiento de Santa Elena: El Plan, El Llano, El Cerro, El Placer, Piedras Blancas y Chorroclarín.

En dichos suelos no se permite el desarrollo de parcelaciones asociadas a la vivienda campestre. Se permiten las agrupaciones de vivienda rural siempre y cuando cumplan con la unidad mínima de actuación, densidades habitacionales, áreas mínimas de lote y provisión de servicios públicos domiciliarios.

4. Áreas para la localización de equipamientos.

Corresponden a aquellas áreas definidas para la localización de equipamientos básicos como: salud, educación, bienestar social, cultural, recreación y deporte, además de las áreas de las centralidades rurales destinadas a equipamientos.

Ir al inicio

ARTÍCULO 18. UMBRAL MÁXIMO DE SUBURBANIZACIÓN.

A partir del carácter de desarrollo de baja ocupación y baja densidad del suelo suburbano, las posibilidades de suministro de agua potable y saneamiento básico, las normas de conservación y protección del medio ambiente, se establece un umbral máximo de suburbanización del 5,65% del suelo rural, equivalente a 1.575,4ha, agrupando las diferentes subcategorías de suelo suburbano.

TITULO III.

ESTRUCTURA ECOLÓGICA.

CAPITULO I.

DEFINICIÓN Y CLASIFICACIÓN.

Ir al inicio

ARTÍCULO 19. DEFINICIÓN ESTRUCTURA ECOLÓGICA.

La Estructura Ecológica (EE) de Medellín es el sistema interconectado de las áreas con alto valor ambiental que sustenta los procesos ecológicos esenciales del territorio y la oferta de servicios ecosistémicos, que se integran estructural y funcionalmente con la estructura ecológica regional, con la finalidad de brindar capacidad de soporte para el desarrollo socioeconómico y cultural de la población. Igualmente, se incorporan en la Estructura Ecológica los lineamientos establecidos en el Acuerdo 10 de 2.014, Política de Biodiversidad para Medellín. Ver Mapa 4. Estructura Ecológica Principal.

Ir al inicio

ARTÍCULO 20. CLASIFICACIÓN DE LA ESTRUCTURA ECOLÓGICA. Se clasifica bajo dos categorías:

1. Estructura Ecológica Principal (EEP).

Corresponde al primer nivel de prioridad; su propósito es asegurar el mantenimiento o recuperación de funciones ecológicas esenciales para la prestación de servicios ecosistémicos. Incluye áreas protegidas de carácter nacional, regional, metropolitano, de la sociedad civil y las áreas de interés estratégico (sistema hidrográfico, sistema orográfico y nodos y enlaces estructurantes de la red de conectividad ecológica), constituyendo parte del suelo de protección detallado en el Título II Clasificación del suelo, del Componente General del presente Acuerdo.

2. Estructura Ecológica Complementaria (EEC). Corresponde al segundo nivel de prioridad; busca asegurar funciones complementarias y conectoras de la Estructura Ecológica Principal. Incluye áreas prioritarias para la prevención de movimientos en masa, inundaciones y avenidas torrenciales; la captura y el almacenamiento de carbono en biomasa aérea; la recarga de acuíferos, el aprovisionamiento de productos forestales y de alimentos y la prestación de servicios culturales.

Esta clasificación, así como los principales servicios ecosistémicos asociados, se establece en la siguiente tabla.  

PARÁGRAFO: En concordancia con lo descrito en el presente artículo, se implementarán las disposiciones del Acuerdo municipal 23 de 2012. Medellín, ciudad verde y sostenible.

CAPÍTULO II.

CATEGORÍAS DE LA ESTRUCTURA ECOLÓGICA.

Ir al inicio

ARTÍCULO 21. ÁREAS PROTEGIDAS.

En desarrollo del Artículo 16 del presente Acuerdo, las Áreas Protegidas comprenden las siguientes categorías:

1. Áreas protegidas públicas: a) La Reserva Forestal

Protectora RFP del Rio Nare, b) El Distrito de Manejo Integrado DMI de la Divisoria Valle de Aburrá - Río Cauca, c) Parque Natural Regional Metropolitano Cerro El Volador, d) Áreas de recreación Parque Ecológico Cerro Nutibara y e) Área de Recreación Urbana Cerro Asomadera.

2. Áreas Protegidas Privadas: La Reserva Natural de la Sociedad Civil RNSC Montevivo.

PARÁGRAFO. Las seis (6) áreas protegidas declaradas se incorporan a la Estructura Ecológica del Municipio, para lo cual el presente Acuerdo adopta la zonificación contenida en los respectivos planes de manejo. En consecuencia, de la Estructura Ecológica Principal, hacen parte las áreas protegidas de los literales c),d),e), el área protegida privada del numeral 2 y las zonas de preservación y restauración de la Reserva Forestal Nare y del DMI DVARC de los literales a) y b). Las zonas de uso sostenible de estas dos últimas hacen parte de la Estructura Ecológica Complementaria.

Ir al inicio

ARTÍCULO 22. RESERVA FORESTAL PROTECTORA DEL RIO NARE.

Se incorpora la zonificación ambiental de la Reserva Forestal protectora del Rio Nare, según lo establecido en la Resolución 1510 de 2010 del Ministerio de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial, por medio de la cual se redelimita la Zona Forestal Protectora declarada y reservada a través del Acuerdo 31 de 1970 de la Junta Directiva del INDERENA, aprobado mediante la Resolución Ejecutiva 24 de 1971 del Ministerio de Agricultura, así:

1. Zona de preservación: Áreas que presentan bosque natural secundario de especies mixtas, bosque natural secundario de robledal mixto y bosque plantado alrededor de la Represa de Piedras Blancas. Comprende todas aquellas actividades de protección, regulación, ordenamiento, control y vigilancia, dirigidas al mantenimiento de los atributos, composición, estructura y función de la biodiversidad, evitando la intervención humana y sus efectos.

2. Zona de Restauración: Áreas de protección con coberturas diferentes a bosque, rastrojos altos y bajos, así como los retiros a las quebradas principales sin coberturas adecuadas.

3. Zona de usos sostenible: Correspondiente a los espacios delimitados para el desarrollo de actividades productivas y extractivas compatibles con el objetivo de conservación de la Zona Forestal Protectora.

PARÁGRAFO. Dentro de la vigencia del corto plazo del Plan, la Administración Municipal realizará y pondrá en consideración de las autoridades ambientales competentes, los estudios de detalle y una propuesta para la revisión y el ajuste de los límites de la Reserva Forestal protectora del Rio Nare, en consonancia con las condiciones biofísicas y socioeconómicas del territorio. Estos estudios de detalle serán insumos para la revisión y ajuste del POT de conformidad con el procedimiento establecido en la ley 388 de 1.997.

Ir al inicio

ARTÍCULO 23. DISTRITO DE MANEJO INTEGRADO DIVISORIA VALLE DE ABURRÁ - RÍO CAUCA.

Se incorpora la zonificación ambiental del Distrito de Manejo Integrado según lo establecido en el Acuerdo 327 de 2.009 y el Acuerdo 387 de 2.012 de Corantioquia, así:

1. Zona de oferta de bienes y servicios ambientales. Conformada por los ecosistemas en mejor estado de conservación de biodiversidad a los cuales se aplican principalmente acciones de preservación.

2. Zona con potencial de oferta de bienes y servicios ambientales. Agrupa las áreas con vegetación natural en diferentes estados sucesionales, desarticuladas entre sí, con tendencia al encogimiento y al progreso de la fragmentación de los relictos de bosque natural allí localizados. Se incluyen en esta zona las franjas en los nacimientos y fuentes de agua donde no existe la cobertura vegetal, a los cuales les serán aplicables los usos generales del suelo rural de recuperación para la preservación.

3. Zona de producción forestal sostenible. Conformada por suelos en áreas susceptibles a la erosión o con procesos erosivos consolidados los cuales son mejorados a través del manejo y conservación de los suelos, desarrollando prácticas de control a los procesos de expansión de la frontera agrícola y pecuaria. Se aplicarán principalmente a las actividades de producción dirigidas a generar bienes y servicios para la sociedad.

4. Zona de producción agroforestal sostenible. Conformada por áreas en las cuales se desarrollan actividades productivas, con medidas que aseguren la protección de los recursos naturales renovables a través de la transformación de los ecosistemas de producción actuales hacia sistemas agroforestales de carácter agroecológico. Se aplicarán principalmente a las actividades de producción dirigidas a generar bienes y servicios para la sociedad.

5. Zona de producción agropecuaria sostenible. Conformada por áreas en las cuales se permite la promoción de las actividades productivas propias de la cultura agrícola, pecuaria y agroindustrial donde se producen bienes y servicios para la población. Se aplicarán principalmente las actividades de producción dirigidas a generar bienes y servicios para la sociedad.

PARÁGRAFO. Dentro del corto plazo del Plan, la Administración Municipal realizará y pondrá en consideración de las autoridades ambientales competentes, estudios de detalle y una propuesta para la revisión y el ajuste de los límites del DMI Divisoria Valle de Aburrá Río Cauca, en consonancia con las condiciones biofísicas y socioeconómicas del territorio.

Ir al inicio

ARTÍCULO 24. ÁREAS DE INTERÉS ESTRATÉGICO.

Las áreas de interés estratégico que hacen parte de la Estructura Ecológica Principal, son las áreas de especial importancia ecosistémica asociadas al sistema hidrográfico, el sistema orográfico y los nodos y enlaces estructurantes (actuales y futuros) de la red de conectividad ecológica.

Ir al inicio

ARTÍCULO 25. SISTEMA HIDROGRÁFICO.

Este sistema corresponde al conjunto de componentes y elementos que contribuyen a mantener los servicios ecosistémicos de aprovisionamiento y regulación hídrica, a través de la conservación de depósitos y flujos naturales de agua superficial. Este sistema está compuesto por humedales con sus retiros, ríos y quebradas con sus retiros, cuencas y microcuencas abastecedoras de acueductos y cuencas de orden cero. Este sistema hace parte de los elementos constitutivos naturales del espacio público. En sus componentes, se aplicarán prioritariamente esquemas de pago por servicios ambientales según lo establecido en el Subsistema de Financiación del Sistema de Gestión para la Equidad Territorial de la Cuarta Parte del presente Acuerdo.

Ir al inicio

ARTÍCULO 26. RÍOS Y QUEBRADAS CON SUS RETIROS.

Se incluyen el río Medellín (Aburrá), sus afluentes y los correspondientes retiros a las corrientes naturales de agua comprendidos en el suelo urbano, de expansión urbana y rural. Estos elementos son a su vez, la base para la conformación de corredores asociados a las corrientes, que forman la red de conectividad ecológica del territorio. Jerárquicamente se clasifican en drenajes y corredores principales y drenajes y corredores secundarios. Varios de estos elementos se incorporan al sistema de espacio público a través de ecoparques de quebrada y otros cuerpos de agua. Los ríos y quebradas de la Estructura Ecológica Principal, son los siguientes:

Ríos y Quebradas

JerarquíaElemento
Drenajes y corredores principalesRío Medellín (Aburrá)
Santa Elena
Piedras Blancas
La Iguaná
Doña María
Ana Díaz
La Picacha
Altavista
La Guayabala
La Presidenta
Drenajes y corredores secundariosTodas las quebradas restantes de Medellín incluidas en la red hídrica oficial del Municipio*

Se entiende por zonas de retiro, las fajas laterales de terreno a ambos lados de las corrientes, paralelas a las líneas de máxima inundación o a los bordes del canal natural o artificial; que tienen como finalidades, entre otras, la de servir como faja de protección contra inundaciones y desbordamientos y conservar el recurso hidrológico; brindar estabilidad para los taludes laterales que conforman el cañón de la corriente natural; adecuar posibles servidumbres de paso para la extensión de redes de servicios públicos; mantener el cauce y proporcionar áreas ornamentales, de recreación y senderos peatonales ecológicos. Estas áreas se establecen para garantizar la permanencia de las fuentes hídricas naturales; por lo tanto no podrán edificarse, ya que su fin es la protección, el control ambiental y el constituirse como faja de seguridad ante amenazas hídricas.

En el suelo rural, las zonas de retiro serán de 30 metros a cada lado de la corriente, las cuales no podrán tener un uso diferente al de protección y a intervenciones de restauración ecológica, sin perjuicio de los derechos adquiridos.

En el suelo urbano la dimensión de los retiros será variable, partiendo de un retiro mínimo de protección de diez metros (10,00 m.) a estructuras hidráulica y quince metros (15,00 m.), medidos a partir del borde de la cota máxima de inundación de la corriente natural, si se tienen registros hidrológicos; o en su defecto, en relación con los bordes superiores del canal natural (cauce y cañón) o artificial, hasta fajas máximas de sesenta metros (60,00 m.), que aplican para el Río Medellín (Aburrá).

PARÁGRAFO 1. No se permite la intervención del retiro, salvo en el marco de acciones asociadas al espacio público para recreación pasiva, donde se permite su uso hasta el límite de la mancha de inundación para un período de retorno de 100 años, previo estudios técnicos de detalle y autorización de la entidad ambiental competente. Estas intervenciones deberán asegurar la permeabilidad de los suelos, la existencia de especies de flora y fauna endémicas o con algún grado de amenaza, además no se podrá alterar la dinámica natural del agua.

Las intervenciones destinadas a espacios públicos para recreación pasiva, deberán estar acordes con los criterios de manejo ya definidos en el subsistema de espacio público, esparcimiento y encuentro y pueden hacerse en un 7% del área total a intervenir.

PARÁGRAFO 2. Todas las corrientes de agua deben conservar su cauce natural y éste no podrá modificarse. En el evento de ser necesario una desviación o rectificación del cauce o un trasvase de cuenca, ésta debe contar con la aprobación de las autoridades competentes y obedecer a estudios de ordenamiento y manejo de la microcuenca.

PARÁGRAFO 3. En las áreas de protección a nacimientos de aguas se deben plantar especies nativas que permitan la conservación, recuperación y regulación del caudal del agua, de la flora y fauna, así como cercar con una barrera física que impida el deterioro del área protectora, el agotamiento progresivo y la contaminación del recurso hidrográfico.

PARÁGRAFO 4. Dentro del corto plazo definido en el presente Acuerdo, la Administración Municipal ajustará el protocolo para la actualización de la red hídrica del municipio de Medellín y sus retiros y nacimientos, con el fin de construir el insumo técnico para su incorporación al Plan de Ordenamiento Territorial a través del procedimiento establecido en la normativa nacional vigente. Esta disposición aplicará también para la incorporación de las rondas y retiros que establezcan las autoridades ambientales en aplicación de lo establecido por el Artículo 206 de la Ley 1450 de 2.011 o la norma que haga sus veces.

Doctrina Concordante MEDELLIN

PARÁGRAFO 5. Hasta tanto no se cumpla con lo establecido en el parágrafo anterior, de acuerdo con la concertación con las Autoridades Ambientales, los retiros a corrientes naturales de agua en Medellín serán los definidos en el presente Acuerdo, sin perjuicio de las disposiciones establecidas en el Decreto 2811 de 1.974 y la Ley 99 de 1.993.

Doctrina Concordante MEDELLIN

Ir al inicio

ARTÍCULO 27. HUMEDALES CON SUS RETIROS.

Dentro de la categoría de áreas de interés estratégico de la EEP, los humedales corresponden a extensiones de marismas, pantanos y turberas, o superficies cubiertas de aguas, sean estas de régimen natural o artificial, permanente o temporal, estancado o corriente, dulce, salobre o salado. Se consideran humedales los siguientes elementos:

1. Laguna de Guarne

2. Embalse de Piedras Blancas

3. Lago del Parque Norte

4. Lago del Jardín Botánico

5. Humedal Romeral

PARÁGRAFO. Quedan restringidas las actividades agropecuarias, de exploración de alto impacto y explotación de hidrocarburos y minerales en los ecosistemas de humedales, hasta tanto se produzcan los estudios técnicos, económicos, sociales y ambientales y sean adoptados por la entidad competente.

Ir al inicio

ARTÍCULO 28. OJOS DE SAL.

Los ojos de aguasal, salados, saladeros o fuentes salinas son aguas continentales, ricas en minerales como sodio, potasio, hierro, calcio, cloro y magnesio entre otros. En el Municipio de Medellín, corresponden a ojos de sal en la Reserva Forestal Protectora del Rio Nare, como: Pozo Real, El Barnizal, El Chiflón, El Temprano, Cuberos (Vereda Mazo), Santa Cruz (Vereda El Tambo); los ubicados en la zona urbana de Medellín como los cercanos a las quebradas La Salada o Aguasal, afluente de la quebrada Santa Elena (sector Rancho de Lata) y en la parte alta de la quebrada El Salado (San Javier) y en el corregimiento de San Antonio de Prado, en la estrella fluvial de la quebrada Doña María.

PARÁGRAFO. En el corto plazo del Plan de Ordenamiento, la Administración Municipal adelantará los estudios para la identificación, delimitación, caracterización y manejo de los ojos de sal del Municipio. Este estudio deberá ser incorporado al Plan a través de los procedimientos de la normativa nacional vigente.

Ir al inicio

ARTÍCULO 29. CUENCAS Y MICROCUENCAS ABASTECEDORAS.

Las cuencas y microcuencas abastecedoras pertenecientes al suelo rural de Medellín, que surten acueductos urbanos operados por EPM y microcuencas de los acueductos rurales recientemente construidos y en proceso de construcción, son las siguientes:

CorregimientoCuencaAcueductos que surte
San Antonio de PradoLa LimonaSan José
La LargaMontañita
La SorbetanaSorbetana
La MangualaEl Manantial
La MangualaEl Vergel
Las DespensasAcueducto EPM, Área Urbana San Antonio de Prado
La Chata
La Larga
Doña María
San CristóbalQuebrada GrandeEl Hato
La FrisolaArco Iris
Quebradas San Francisca y Los HoyosLa Acuarela
La IguanáLa Iguaná
CorregimientoCuencaAcueductos que surte
Santa ElenaSan PedroSan Pedro
Quebradas Santa Elena y las AntenasMultiveredal Santa Elena
Quebradas San Roque 1 y San Roque 2Mazo
ChiquerosLas Flores
Santa BárbaraMedia Luna
MatasanoPiedras Blancas
Piedras BlancasAcueducto EPM
Chorrillos
La CastroAcueducto Isaac Gaviria
AltavistaQuebrada Altavista y sus afluentes, La Piedra, Los Pérez y El Barcino, La BugaAltavista
Ana DíazTravesías El Morro
La GuayabalaManzanillo
La GuayabalaAgua Pura
San Sebastián de PalmitasChachafruto y los AzulesAcueducto EPM, Área Urbana San Sebastián de Palmitas
Quebrada La Sucia- Afluente la ChinaAcueducto la China
Quebrada La Volcana (En proceso de construcción)Acueducto La Volcana

Ir al inicio

ARTÍCULO 30. CUENCAS DE ORDEN CERO.

Las cuencas de orden cero son aquellas que no tienen un canal de corriente permanente en donde el agua de escorrentía se mueve predominantemente a través del suelo y en casos extremos de lluvia a través de líneas

de flujo como zanjas o canales. Estas áreas son las más importantes zonas de recarga de acuíferos, siendo muy vulnerables a los cambios y transformaciones generadas por las actividades humanas. Las áreas donde existen cuencas de orden cero del municipio de Medellín son las siguientes:

VeredaÁrea CHOC (ha)%VeredaÁrea CHOC (ha)%
Aguas Frías88,180,24La Suiza71,950,19
Altavista11,320,03La Verde66,360,18
Barro Blanco133,700,36Las Palmas427,271,14
Boquerón52,240,14Mazo77,820,21
Buga - Patio Bonito125,750,34Media Luna189,670,51
El Astillero413,841,11Montañita57,510,15
El Cerro19,920,05Naranjal50,060,13
El Corazón El Morro166,770,45Palmitas Sector Central91,680,25
El Jardín66,740,18Piedra Gorda72,570,19
El Patio78,670,21Piedras Blancas–Matasano730,371,95
El Placer11,760,03Potrera Miserenga13,420,04
El Plan154,510,41Potrerito76,570,20
El Salado71,500,19San José de la Montaña37,190,10
El Uvito42,590,11San José del Manzanillo2,300,01
La Cuchilla21,340,06San Pablo8,950,02
La Esperanza1,090,00Santa Elena Sector Central54,530,15
La Florida44,600,12Urquitá22,570,06
La Frisola4,290,01La Volcana Guayabal113,450,30
La Ilusión15,270,04Yarumalito502,321,34
La Loma61,400,16El Yolombo50,440,13
La Palma297,590,80

Ir al inicio

ARTÍCULO 31. CUENCAS APORTANTES EXTERNAS A MEDELLÍN.

La Administración Municipal, con el concurso y autorización de los entes territoriales respectivos, implementará estrategias y acciones de gestión del recurso en dichas áreas, bajo criterios de sostenibilidad urbano regional, promoviendo y viabilizando la conservación de áreas estratégicas para el mantenimiento en cantidad, calidad

y regulación del recurso. Para ello, dará aplicación a lo establecido sobre la materia en la Ley 99 de 1993, Ley 1450 de 2011, y Decreto 953 de 2013 o las normas que las modifiquen o sustituyan.

Ir al inicio

ARTÍCULO 32. SISTEMA OROGRÁFICO.

Constituye la base natural del territorio que conforma las cadenas montañosas que circundan el Municipio y los cerros o accidentes geográficos que hacen parte de las mismas y que incorporarán los elementos constitutivos naturales del espacio público. Comprende los siguientes elementos.

1. Cerros tutelares: Cerro Nutibara, Cerro El Volador, Cerro Santo Domingo, Cerro La Asomadera, Cerro El Salvador, Cerro Pan de Azúcar, Cerro El Picacho, Cerro de las Tres Cruces o Morro Pelón, Cerro La Potrera, Cerro Las Lajas, Cerro Verde, Cerro El Morrón, Cerro El Ajizal, Cerro de La Cajetilla, Cerro La Popa, Cerro El Chuscal, Cerro El Contento, Cerro El Boquerón, Cerro Loma Hermosa y Cerro El Barcino.

2. Cadenas montañosas estructurantes. Hacen parte de este conjunto las cadenas montañosas oriental y occidental: cuchillas, altos y cerros de las cadenas montañosas, que por su preponderancia territorial, estructuran a Medellín y al Valle de Aburrá.

a) La cuchilla Romeral (Incluye los Altos de La Guija, Romeral, El Silencio, El Chuscal y Las Cruces)

b) El cerro del Padre Amaya,vertiente derecha de la quebrada La Sucia, El Boquerón, la Cuchilla de Las Baldías en San Cristóbal y San Sebastián de Palmitas, en límites con el Municipio de Bello (Incluye El Alto Urquitá, El Boquerón, El Chuscal y El Yolombo),

c) Las cuchillas El Barcino, Astillero y Manzanillo, las divisorias de aguas que conforman el Corregimiento de Altavista, localizadas en el costado occidental. (incluye los altos El Astillero, cerro El Barcino, alto El Encanto y alto El Manzanillo y son las divisorias de agua que conforman el corregimiento de Altavista y los cerros Aguas Frías, alto de Los Jaramillos y Morro Pelón).

d) Lomerío del escarpe de Las Palmas, vertiente izquierda de la quebrada Santa Elena.

e) La divisoria de aguas del costado nororiental, donde se incluyen la Cuchilla Gurupera y los Altos Juan Gómez, La Virgen, Sabanas y El Toldo.

f) Cadena montañosa limítrofe con los municipios de Envigado (Incluye los altos de La Pelada, de Perico, Romerillo y Espíritu Santo); Rionegro (Cerro Verde) y Guarne (Altos de San Ignacio, del Pino, La Yegua, Tres Puertas, Las Cruces y La Honda) y el parque Ecológico Piedras Blancas.

Ir al inicio

ARTÍCULO 33. RED DE CONECTIVIDAD ECOLÓGICA.

La conectividad ecológica estructural busca promover y conservar procesos biológicos, además del mantenimiento de poblaciones viables de biota en un paisaje fragmentado. Hacen parte de la red de conectividad estructurante los siguientes elementos:

1. Nodos estructurantes. Corresponden a fragmentos de bosque con áreas superiores a 6.400 m2 y cobertura vegetal con mejor estado de conservación. Las áreas protegidas urbanas son consideradas como nodos estructurantes de la red de conectividad.

1. Enlaces estructurantes. Comprenden áreas priorizadas a partir de análisis de métrica del paisaje, así como los corredores riparios definidos a partir del POMCA, del Río Aburrá y del Plan Maestro de Zonas Verdes Urbanas, que incluyen corredores riparios y de quebrada asociados a las quebradas la Iguaná, Santa Elena, Picacha, Tablaza, Doña María, Malpaso, Quintana, Altavista y Guayabala.

2. Nodos y enlaces estructurantes proyectados. Corresponden a zonas asociadas con áreas de amenaza alta por deslizamientos o inundaciones, o con deterioro causado por actividades mineras, frente a las cuales se proponen acciones de recuperación y restauración para su articulación a la red ecológica propuesta. Corresponden principalmente a áreas localizadas en el borde urbano rural –Cinturón Verde- y que a partir de los macroproyectos de borde, se incorporarán al sistema de espacio público de esparcimiento y encuentro, con el fin de consolidar el objetivo de recuperar ambientalmente estas zonas, consolidar el cinturón verde en articulación con la clasificación del suelo y potenciar áreas para el espacio público, que propenda fundamentalmente por pisos blandos y recreación pasiva.

3. Áreas de interés recreativo y paisajístico. Hacen parte de la red de conectividad ecológica estructurante, los siguientes inmuebles son considerados como áreas de interés recreativo y paisajístico: Club El Campestre, Club El Rodeo, Lote de la Universidad de Antioquia en la Comuna Villa Hermosa, Parque La Ladera, Finca Montecarlo, Finca La Mesa, Museo El Castillo, Lote El Castillo, Zoológico Santa Fe, Canal Parque (Antiguo Vivero Municipal), Piedra Lisa, Ecoparque Loma Hermosa, Ecoparque Bosques de La Frontera, Finca Yerbabuena, Jardín Botánico y lote adyacente a la Universidad de Medellín.

4. Corredores del Sistema Metropolitano de Áreas Protegidas – SIMAP. La red de Conectividad Ecológica vincula aquellos corredores urbanos y urbano-rurales, cuyo propósito es la integralidad de las áreas rurales y urbanas para establecer un continuo de espacio público con funciones ambientales definidas. Hacen parte de la red los siguientes corredores.

a) Corredor La Rosa - Villa Guadalupe – Carevieja - El Aguacatillo (Corredor No. 10 del SIMAP). Ubicado en la comuna nororiental de Medellín, en los barrios La Rosa, San Isidro, Moscú y Carpinelo, y la parte alta del barrio Santo Domingo; entre los principales afluentes asociados están: la quebrada La Rosa, Villa Guadalupe, Carevieja y El Aguacatillo.

b) Corredor Bermejala – Piñuela (Corredor No. 11 del SIMAP). Localizado en la comuna nororiental de Medellín, en los barrios Aranjuez y el sector de Aranjuez-Anillo; entre los principales afluentes asociados a esta zona se encuentran: la quebrada La Piñuela que desemboca en la quebrada Bermejala.

c) Corredor El Molino (Corredor No. 12 del SIMAP). Ubicado en la comuna nororiental, barrios Campo Valdés y Santa Cruz, incluye la ribera de la quebrada El Molino (La Chorrera) desde su parte media hasta las partes más altas, que conecta con el Parque Arví; incluye además la quebrada La Máquina (Tebaida).

d) Corredor Unidad de conservación Jardín Botánico – Parque Norte – Universidad de Antioquia (Corredor No. 13 del SIMAP).

e) Corredor Santa Elena (Corredor No. 14 del SIMAP). Ubicado en el sector oriental del municipio de Medellín, entre los barrios La Sierra, La Milagrosa, El Salvador y Buenos Aires; entre sus principales afluentes se encuentran la quebrada Santa Elena, Chorro Hondo, La Rafita y la quebrada La India, a través de la cual se conecta con el Parque Arví.

f) Corredor La Poblada (Corredor No. 15 del SIMAP). Localizado en el sector suroriental del municipio de Medellín, entre los barrios El Poblado y los sectores San Martín y San Lucas, en donde se encuentran además áreas contiguas al Seminario Mayor de Medellín; su principal afluente es la quebrada La Poblada con sus nacimientos en el parque Arví.

g) Corredor La Presidenta (Corredor No. 16 del SI MAP). Asociado a las cuencas de las quebradas La Presidenta, Palo Blanco y La Chacona, en el sector suroriental del municipio de Medellín; éste conecta el Parque Arví con la Llanura aluvial del río Aburrá.

h) Corredor Aguacatala (Corredor No. 17 del SIMAP). Integra las riberas de la quebrada La Aguacatala en su parte media y alta, hasta el Parque Arví; además incluye áreas de la quebrada El Castillo, Los Balsos, La Volcana y La Sucia.

i) Corredor Altavista (Corredor No. 18 del SIMAP). Localizado en la zona suroccidental del municipio de Medellín, integra la cuenca media y alta de la quebrada Altavista hasta la cuchilla El Romeral, en el barrio Belén, sectores Altavista, Rosales y El Rodeo.

j) Corredor La Picacha (Corredor No. 19 del SI MAP). Ubicado en la zona suroccidental del municipio de Medellín, integra la cuenca de la quebrada La Picacha, desde el valle aluvial del río Aburrá cerca al Cerro Nutibara por toda la ribera de este afluente hasta la cuchilla El Romeral; entre los barrios Fátima y Nutibara.

k) Corredor Ana Díaz (Corredor No. 20 del SIMAP). Ubicado en la zona suroccidental del municipio de Medellín, inicia en la parte alta de la Cuchilla El Romeral –Barcino, por la ribera de la quebrada Ana Díaz; entre los barrios La América y Santa Mónica; finalizando en la glorieta de San Juan con la carrera ochenta.

l) Corredor La Hueso (Corredor No. 21 del SIMAP). Localizado en la zona occidental del municipio de Medellín, que integra la cuenca de la quebrada La Hueso hasta su desembocadura al río Aburrá; incluye además otros afluentes como La Bolillala o Pelahueso, La América, El Salado y la quebrada Ana Díaz; en los barrios Veinte de Julio, San Javier parte alta, La Floresta, Suramericana; asociado al metro. Al interior de este corredor se encuentra incluida la Unidad Deportiva Atanasio Girardot y el Velódromo.

m) Corredor La Iguaná (Corredor No. 22 del SIMAP). Ubicado en la zona occidental del municipio de Medellín, corredor que incluye las riberas y zonas de retiro de las quebradas La Iguaná, Corcovada, La Gómez, La Moñonga, Malpaso, El Chumbimbo y una parte del caño Bello Horizonte. Conecta la Llanura aluvial del río Aburrá cerca al cerro El Volador con el cerro El Picacho y el DMI DVARC, en sectores del barrio Robledo.

n) Corredor La Quintana – La Cantera (Corredor No. 23 del SIMAP). Localizado en el sector occidental del municipio de Medellín, corredor que se inicia desde la Llanura aluvial del río Aburrá por la ribera y zonas de retiro de la quebrada La Quintana y parte de la quebrada La Cantera (Culantrillo); entre los barrios Aures, El Picacho, Kennedy, Alfonso López y Córdoba.

o) Corredor La Moreno – Tinajas – La Velásquez (Corredor No. 24 del SIMAP). Ubicado en la zona noroccidental del municipio de Medellín, sobre la ribera y zonas de retiro de las quebradas La Moreno, Tinajas (Tinajitas) y parte alta de la quebrada La Velásquez, entre los barrios Doce de Octubre, Pedregal, Girardot y Belalcázar; finalizando en terrenos y zona verde de la Plaza de Ferias y la parte alta en límites con el municipio de Bello.

p) Corredor Red de Cerros Tutelares (Corredor No. 25 del SIMAP).

PARÁGRAFO. Las áreas de interés recreativo y paisajístico que sean suelos de propiedad privada y estén comprendidas dentro de polígonos con tratamiento API, podrán incorporarse al Subsistema de Espacio Público a través del instrumento de financiación de pago en especie que se desarrolla en el la Cuarta Parte, Sistema de Gestión para la Equidad Territorial del presente Acuerdo. Ver Mapa 4. Estructura Ecológica protocolizado con este Acuerdo.

CAPÍTULO III.

ESTRUCTURA ECOLÓGICA COMPLEMENTARIA.

Ir al inicio

ARTÍCULO 34. ESTRUCTURA ECOLÓGICA COMPLEMENTARIA (EEC).

Se refiere al conjunto de relictos de vegetación seminatural y transformada, corredores y áreas intervenidas de mayor relevancia para complementar y conectar la EEP y que contribuyan a la prestación de los servicios ecosistémicos demandados por la población. La característica ecológica de estas áreas es la presencia de mosaicos de vegetación remanente en diferentes estados de maduración y áreas dedicadas a pastos y cultivos, incluyendo elementos lineales (cercas vivas, corredores biológicos o de conectividad) y no lineales (islas de vegetación como parques y zonas verdes).

PARÁGRAFO. Los temas asociados a Ecoparques se desarrollan en el capítulo del Subsistema de Espacio Público de Esparcimiento y Encuentro del Componente General del presente Acuerdo. Los corredores verdes de conectividad ecológica se desarrollan en el capítulo del Subsistema de Movilidad.

Ir al inicio

ARTÍCULO 35. ÁREAS PARA LA PREVENCIÓN DE INUNDACIONES, AVENIDAS TORRENCIALES Y MOVIMIENTOS EN MASA.

Corresponde a las áreas para la prevención de movimientos en masa, inundaciones y avenidas torrenciales asociadas a los ecosistemas naturales y seminaturales, que bajo las condiciones actuales del territorio, le prestan al municipio suministro continuo para la prevención de daños frente a fenómenos amenazantes. Hacen parte de las áreas de amenaza y riesgo definidas en el Título IV del Componente General del presente acuerdo, del cual derivan su carácter de suelo de protección.

Ir al inicio

ARTÍCULO 36. ÁREAS PRIORIZADAS POR CAPTURA DE CARBONO Y ALMACENAMIENTO EN BIOMASA AÉREA.

Son áreas priorizadas para la prestación del servicio ecosistémico asociado a la captura y almacenamiento de carbono. Hacen parte de esta categoría las siguientes áreas:

1. Áreas con potencial Alto para la captura de carbono: Corresponde a las extensiones que actualmente cuentan con coberturas de bajo porte como pastos limpios, pastos enmalezados, pastos arbolados y herbazales, las cuales evolucionarán a rastrojos medios, altos y bosques secundarios.

2. Áreas con potencial Medio para la captura de carbono: Corresponde a las áreas con coberturas de porte medio y alto en procesos de regeneración natural (vegetación secundaria o en transición, plantación forestal, bosques fragmentados).

3. Áreas con potencial Bajo para la captura de carbono: Comprenden esta subcategoría, los bosques densos y los bosques de galería y/o ripario.

PARÁGRAFO. Estas áreas se considerarán suelo de protección, siempre y cuando coincidan con alguna de las subcategorías del suelo de protección ambiental definidas en el Título II. Clasificación del Suelo del presente Acuerdo.

Ir al inicio

ARTÍCULO 37. ZONAS DE RECARGA DE ACUÍFEROS.

Corresponde a la parte de la cuenca hidrográfica en la cual, por las condiciones climatológicas, geológicas y topográficas, una gran parte de las precipitaciones se infiltran en el suelo, llegando a recargar los acuíferos en las partes más bajas de la cuenca. Estas zonas son las siguientes:

Tipo de recargaExtensión (ha)
Zonas de recarga directa110,32
Zonas de recarga indirecta de importancia Alta11,28
Zonas de recarga indirecta de importancia Media224,70
Zonas de recarga indirecta de importancia Baja28,70
TOTAL375,00

PARÁGRAFO 1. En el corto plazo definido por el presente Acuerdo, la Administración Municipal realizará los estudios de detalle para la identificación y caracterización de estas áreas, a fin de formular acciones para su adecuado manejo y protección y garantizar así la permanencia del recurso hídrico en la ciudad, que constituye una fuente de aprovisionamiento alternativa al agua superficial. Dichos estudios priorizarán las áreas identificadas en los diferentes instrumentos de planificación en los diferentes corregimientos y definirá las acciones para el contener y controlar la contaminación por infiltración y la impermeabilización del suelo.

PARÁGRAFO 2. Estas áreas se considerarán Suelo de Protección, siempre y cuando coincidan con alguna de las subcategorías del suelo de protección definidas en el Título II del Componente General, Clasificación del Suelo del presente Acuerdo.

Ir al inicio

ARTÍCULO 38. ÁREAS PARA APROVISIONAMIENTO DE PRODUCTOS FORESTALES.

Comprende las áreas para producción forestal que han sido objeto de iniciativas públicas y privadas, con la finalidad de protección, ubicadas en los cinco corregimientos.

PARÁGRAFO. La Administración Municipal implementará estrategias y acciones para promover el desarrollo de actividades productivas con medidas que aseguren la protección de los recursos naturales renovables y contribuyan a la transformación de los sistemas de producción actuales, hacia sistema agroforestales de carácter agroecológico, que protejan el suelo, contribuyan a la seguridad alimentaria local y a la oferta de alimentos regional, de acuerdo a las aptitudes del territorio. Además, se deberán implementar prácticas de manejo y conservación de suelos para el control de los procesos erosivos.

Ir al inicio

ARTÍCULO 39. ÁREAS PARA APROVISIONAMIENTO DE ALIMENTOS.

Corresponden a las áreas de protección para la producción de alimentos que el Plan de Ordenamiento Territorial, considera de especial interés conservar en los corregimientos, tanto como garantía de seguridad alimentaria de la población rural y parte de la urbana, como una manera de conservar una actividad tradicional cultural representativa del campo y significativa para el campesinado de Medellín.

Ir al inicio

ARTÍCULO 40. ÁREAS PARA LA PRESTACIÓN DE SERVICIOS CULTURALES.

Los servicios culturales son los beneficios no materiales obtenidos de los ecosistemas, a través del enriquecimiento espiritual, belleza escénica, inspiración artística e intelectual, el desarrollo cognitivo, la reflexión, la recreación y las experiencias estéticas. Están constituidos por los elementos de la naturaleza, que se mantienen en su contexto original, intervenidos de algún modo por los seres humanos. La Administración Municipal o la entidad que esta designe para el cumplimiento de tales fines, adelantará las acciones para la identificación de paisajes culturales y su potencial inclusión en el Subsistema de Patrimonio Cultural Inmueble.

CAPÍTULO IV.

CRITERIOS DE MANEJO DE LA ESTRUCTURA ECOLÓGICA.

Ir al inicio

ARTÍCULO 41. CRITERIOS DE MANEJO DE LAS ÁREAS PROTEGIDAS.

Las áreas protegidas que conforman la EEP de Medellín, se intervendrán con base en los siguientes criterios de manejo.

1. De carácter Nacional: Reserva Forestal

Protectora del Rio Nare

a) Las intervenciones en las áreas de la reserva aplicarán las disposiciones del Plan de Manejo.

b) Se aplicarán las disposiciones del Acuerdo No. 31 de 1.970 de la Junta Directiva del INDERENA. Redelimitada por medio de la Resolución 1510 de 2.010 (MAVDT), o las normas que las modifiquen o sustituyan.

2. De carácter Regional: Distrito de Manejo Integrado Divisoria Valle Aburrá – Río Cauca.

a) Las intervenciones en las áreas del DMI, aplicarán las disposiciones del Plan de manejo y las contenidas en el Acuerdo No. 267 de 2.007 del Consejo Directivo de Corantioquia, modificado mediante Acuerdo No. 327 de 2.009, o las normas que las modifiquen o sustituyan.

b) El Distrito de Manejo Integrado deberá buscar bajo el principio de desarrollo sostenible, ordenar, planificar y regular el uso y manejo de los recursos naturales renovables y las actividades económicas presentes, de manera controlada y con fines investigativos, educativos y recreativos.

3. De carácter Metropolitano: Parque Natural Recreativo Metropolitano. Cerro El Volador.

a) Se intervendrá bajo criterios de restauración con diversos niveles de rehabilitación y recuperación, para restablecer de manera parcial o total la composición, estructura y función de la diversidad biológica bajo criterios de uso público y de recreación. Los usos permitidos serán de restauración, preservación, conocimiento, disfrute, sostenible, acorde con cada subzona existente.

b) Se aplicarán las disposiciones de las Resoluciones Metropolitanas No. 510 de mayo 7 de 2.009, No. 0001776 de 2.010 y No. 556 de 2.011 o las normas que las modifiquen o sustituyan.

c) Se prohíben todas las actividades diferentes a la conservación ecológica, ambiental y arqueológica, con recreación pasiva y educación ambiental.

4. De carácter Metropolitano: Área de Recreación Parque Ecológico Nutibara

a) Se intervendrá bajo criterios de conservación de área protegida a partir de acciones de restauración como y recuperación parcial de funciones del ecosistema, como zona general, de uso público (educación, recreación, ecoturismo, apoyo a la investigación).

b) Se dará aplicación al régimen de usos principal (disfrute, restauración), complementario (sostenible, conocimiento y disfrute), restringido (desarrollo de infraestructura, sostenible, disfrute) y prohibido (desarrollo de infraestructura y urbano), en concordancia con las zonas definidas en el Plan de Manejo de dicha área.

c) Se aplicarán las disposiciones de las Resoluciones Metropolitanas No. 511 de 2.009 y No. 0002137 de 2.011 o las normas que las modifiquen o sustituyan.

5. De carácter Metropolitano: Área de Recreación Urbana Cerro La Asomadera

a) Se intervendrá bajo criterios de conservación de área protegida a partir de acciones de restauración y recuperación parcial de funciones del ecosistema, bajo objetivos fundamentales del fortalecimiento de espacios para la recreación y el disfrute en el marco de zonas de uso público.

b) Se dará aplicación al régimen de usos principal (conocimiento, disfrute, restauración), complementario (sostenible, conocimiento y disfrute), restringido (urbano, sostenible, disfrute) y prohibido (desarrollo de infraestructura y urbano), en concordancia con las zonas definidas en el Plan de Manejo de dicha área.

c) Se aplicarán las disposiciones de las Resoluciones Metropolitanas No. 857 de 2.011 y No. 0002231 de 2.011 o las normas que las modifiquen o sustituyan.

6. De carácter privado: Reserva Natural de la Sociedad Civil - Montevivo.

a) Los usos permitidos serán la restauración, forestal protector, con usos en recreación, producción sostenible y educación ambiental.

b) Se aplicarán las disposiciones de la Resolución No. 181 del 28 de junio de 2.005 del MAVDT o las normas que las modifiquen o sustituyan.

c) Las intervenciones se orientarán hacia la valoración, conservación y recuperación de los recursos naturales presentes y de su área de influencia.

Ir al inicio

ARTÍCULO 42. CRITERIOS DE MANEJO DEL SISTEMA HIDROGRÁFICO.

El Sistema Hidrográfico se intervendrá con base en los siguientes criterios:

1. Humedales y sus retiros. Recibirán tratamiento de preservación estricta, en la cual se propenderá por la recuperación como hábitat de especies de flora y fauna a partir de la regulación de ciclos hidrológicos, además del valor económico asociado con la riqueza biológica de dichos ecosistemas. La Administración municipal adelantará programas permanentes de adquisición de predios para la conservación, preservación y recuperación de los recursos naturales e incorporará la Política Nacional para Humedales Interiores de Colombia, establecida en Ley 357 de 1.997 o en la que la modifique o sustituya.

2. Ojos de sal. En consonancia con los estudios establecidos en el parágrafo del artículo 28, la Administración Municipal inventariará e implementará acciones de protección a los ojos de agua o salados así como su manejo, mantenimiento y conservación.

3. Las intervenciones y manejo de las Cuencas y microcuencas abastecedoras, comprenderán incentivos a la conservación, pago por servicios ambientales, incentivos tributarios, compra de predios estratégicos para la conservación del recurso hídrico. La Administración Municipal implementará acciones de reforestación, regeneración natural asistida, turismo ecológico, cercado y amojonamiento, y dará aplicación de lo establecido por la Ley 99 de 1993, el Decreto 0953 de 2013 y la Ley 1450 de 2011, o las normas que los adicionen, modifiquen o sustituyan.

4. La intervención y manejo de los Ríos y quebradas con sus retiros, buscará implementar acciones de aislamiento, reforestación, regeneración natural. Las intervenciones deberán ser livianas especialmente de paisajismo, acompañadas por estrategias de control por parte de las autoridades, programas educativos y de sensibilización, en aplicación de lo establecido por el Decreto 1640 de 2012 y la ley 1450 de 2011 o la norma que las modifique o sustituya. En aplicación de lo dispuesto en el Acuerdo Metropolitano 15 de 2006 y el Acuerdo Municipal 31 de 2011, las intervenciones en los tramos de quebrada, deberán propender porque se conserve su estado natural. Para las cuencas que abastecen acueductos veredales y/o multiveredales, la conservación deberá hacerse aguas arriba de las bocatomas, tanto de la corriente principal, así como de sus afluentes. La delimitación de áreas para la preservación de nacimientos deberá responder a estudios de detalle elaborados conjuntamente entre el Municipio de Medellín y la autoridad ambiental competente.

PARÁGRAFO 1. Los tramos de quebrada y demás elementos del sistema hidrográfico, podrán ser intervenidos con obras hidráulicas, siempre que dicha intervención corresponda a alguno de los motivos de utilidad pública descritos en el artículo 58 de la Ley 388 de 1997 o la norma que haga sus veces. En estos casos y previo a dichas obras, se deberán adelantar los respectivos estudios hidrológicos de detalle y dar aplicación a lo establecido en el Acuerdo Metropolitano 09 de 2012 y demás normas que lo complementen, modifiquen o sustituyan.

PARÁGRAFO 2. La Administración Municipal, dentro de los límites de su competencia, incorporará al Sistema de Ordenamiento Territorial, los instrumentos de gestión desarrollados por AMVA para las áreas vinculadas al Cinturón Verde Metropolitano.

Ir al inicio

ARTÍCULO 43. CRITERIOS DE MANEJO DEL SISTEMA OROGRÁFICO.

El sistema Orográfico se intervendrá y manejará con base en los siguientes criterios.

1. Preservar y conservar la función de los elementos del componente ecológico y paisajístico en las dinámicas social, económica y cultural; su vigencia, uso y apropiación, en armonía con los atributos que le confieren el valor natural.

2. Preservar el patrimonio ecológico y paisajístico para el uso y bienestar de las generaciones futuras; símbolo de naturaleza, apropiación y reconocimiento ciudadano, que aportará a su calidad de vida y guardará la memoria de una base natural sostenible heredada de generaciones anteriores.

3. Conservar y recuperarla biodiversidad representativa del municipio como aporte a la preservación del componente ecológico y paisajístico del componente cultural.

4. Para la intervención en los cerros tutelares, se aplicarán las disposiciones de los planes de manejo y de las normas de las áreas protegidas que los cobijan.

5. El manejo de las cadenas montañosas estructurantes buscará promover la conservación de los corredores naturales a lo largo de las corrientes de agua o conectores transversales que desde lo rural penetran el suelo urbano, articulándose con parques, zonas verdes y áreas de Interés recreativo y paisajístico.

6. El manejo de los nodos y enlaces estructurantes de la red de conectividad ecológica, comprenderán las herramientas de la ecología de la restauración y de la ecología del paisaje, que viabilicen la estabilidad y permanencia en el tiempo de la red ecológica, acorde con la debida gestión para el mantenimiento de dichos espacios, acompañados de acciones de revegetalización como aporte a mejorar en el tiempo la calidad de los ecosistemas, en armonía con la restauración ecosistémica y la definición de usos forestales protectores.

Ir al inicio

ARTÍCULO 44. CRITERIOS PARA LA INTERVENCIÓN DE LA RED DE CONECTIVIDAD ECOLÓGICA.

1. En todos los proyectos públicos de intervención sobre áreas, deberán elaborarse estudios de conectividad ecológica tomando como referencia la red estructurante y complementaria definida por el presente Acuerdo. En caso de generarse afectaciones, deberán definirse las medidas para restablecer uniones entre nodos, enlaces y fragmentos en el área de influencia del proyecto.

2. La compensación por afectación de especies de flora será la indicada por la Autoridad Ambiental competente, acorde con los lineamientos que se tengan al momento de la intervención. En todo caso, se deberán proteger aquellos árboles con valor por su porte, estructura, longevidad, o que sean de valor patrimonial. Además deberán disponer del respectivo permiso ambiental.

3. Se deberán preservar referentes arbóreos reconocidos en el conjunto de la vegetación, así como el valor ecológico de las zonas verdes de vías que lo contengan, en articulación con la autoridad ambiental competente para tal fin, acorde con la composición florística, estado de crecimiento y estado fitosanitario.

4. Las intervenciones serán direccionadas en mantenimiento, mejoramiento y recuperación, con prácticas de manejo diferenciadas y aplicables según las características de cada espacio, estableciendo individuos de especies adecuadas para la zona a intervenir, las cuales deberán ser especies nativas y de valor para la ciudad, de acuerdo al Manual de Silvicultura Urbana.

5. Deberá restringirse la tala de árboles con valor patrimonial en estado sano, en cualquier etapa de crecimiento, así como el cambio de zonas verdes por pisos duros.

6. Se deben realizar planteamientos de continuidad de la conectividad ecológica primordialmente en el sitio de intervención, ya sea por el cambio de margen o eje de la red ecológica o en los separadores mismos a manejar por parte del proyecto.

7. Los diseños de proyectos de infraestructura y de espacio público deberán considerar un trabajo articulado de profesionales de la Arquitectura e Ingeniería Forestal, para el manejo coordinado del proyecto y de la estructura ecológica principal, resaltando el manejo de los retiros a corrientes de agua y la conectividad ecológica.

8. Se deberán aplicar los criterios de manejo del Plan Maestro de Espacios Públicos Verdes Urbanos del Área Metropolitana del Valle de Aburrá, para asegurar la permanencia de los individuos vegetales que hacen parte del inventario del patrimonio arbóreo incluido en el mismo estudio o la actualización de este.

CAPÍTULO V.

CRITERIOS DE MANEJO DE LA ESTRUCTURA ECOLÓGICA COMPLEMENTARIA.

Ir al inicio

ARTÍCULO 45. CRITERIOS DE MANEJO DE LAS ÁREAS PARA LA PREVENCIÓN DE INUNDACIONES Y AVENIDAS TORRENCIALES.

La intervención en estas áreas está dirigida a:

1. La conservación de los patrones naturales de drenaje en la mayor medida compatible con las necesidades de drenaje de la ocupación urbana.

2. La conservación de la función prioritaria de la escorrentía urbana en el sostenimiento de la integridad ecológica de las quebradas y el Río.

3. El uso multifuncional de las aguas lluvias y la escorrentía en el espacio público.

4. De acuerdo con las disposiciones del Plan BIO2030, se deberá optimizar la conservación de la dinámica hidráulica de ríos y quebradas y las condiciones naturales de su cauce, con un enfoque adaptativo del manejo hidráulico y la prevención del riesgo, ajustando en la mayor medida posible la ocupación y usos a la dinámica hidráulica fluvial.

5. Todos aquellos que se identifiquen en la IV. PARTE. TITULO II. SISTEMA AMBIENTAL, DE GESTIÓN DEL RIESGO Y CAMBIO CLIMÁTICO., del presente Acuerdo.

Ir al inicio

ARTÍCULO 46. CRITERIOS DE MANEJO DE LAS ÁREAS PARA LA PREVENCIÓN DE MOVIMIENTOS EN MASA.

En el enfoque de la gestión del riesgo como una política integral, la prevención ocupará una posición de gran relevancia que permitirá identificar con anticipación las causas y posibles efectos, con el fin de diseñar planes de intervención que prevengan o mitiguen la probable ocurrencia de un desastre articulado con los lineamientos de manejo descritos en la IV. PARTE. TITULO II. SISTEMA AMBIENTAL, DE GESTIÓN DEL RIESGO Y CAMBIO CLIMÁTICO., del presente Acuerdo. Las acciones dirigidas a mantener la capacidad de prevención frente a movimientos en masa, se establecen y priorizan en el programa de ejecución. Ver anexo 6.

Ir al inicio

ARTÍCULO 47. CRITERIOS DE MANEJO DE LAS ÁREAS CON POTENCIAL PARA CAPTURA DE CARBONO EN BIOMASA AÉREA.

La acción fundamental para aumentar la captura de carbono en la ciudad, será promover la protección de las coberturas vegetales existentes en todos sus estados sucesionales, permitiendo la regeneración natural y en aquellas áreas degradadas y con pastos limpios, promover acciones de reforestación tanto con especies comerciales en áreas destinadas a la producción forestal, como con especies nativas en áreas destinadas a la protección ambiental. Además de la captura de carbono, estas acciones contribuirán a la conservación del suelo, la regulación de los regímenes naturales de los caudales y la permanencia/ establecimiento de la flora y fauna nativa que allí habita.

PARÁGRAFO. Como una de las principales estrategias de adaptación al Cambio Climático, la Administración Municipal fortalecerá de manera permanente el proceso de implementación de proyectos de producción forestal, con el fin de capitalizar las oportunidades con el mercado internacional de reducción de emisiones de Gases con Efecto Invernadero –GEI-. La implementación de este tipo de proyectos, bajo el Mecanismo de Desarrollo Limpio – MDL- del Protocolo de Kioto o el Mercado voluntario de carbono, impulsará el desarrollo sostenible de la Región, beneficiando a las comunidades y protegiendo los recursos naturales con que cuentan.

Ir al inicio

ARTÍCULO 48. CRITERIOS DE MANEJO PARA LAS ZONAS DE RECARGA DE ACUÍFEROS.

Para el manejo de las zonas de recarga de acuíferos, se tendrán en cuenta los siguientes criterios generales:

1. Las intervenciones propenderán porque los suelos mantengan sus características que permiten la infiltración y retención del agua lluvia, así como la calidad de la misma.

2. Las actuaciones urbanísticas que se adelanten en áreas urbanas que constituyan zonas de recarga directa e indirecta, de importancia alta y media, deberán incorporar los siguientes criterios manejo:

a) Mantener la cobertura vegetal existente y conservar los suelos de protección.

b) Conformar zonas verdes y comunes con un predominio de suelo permeable utilizando técnicas y vegetación que faciliten la infiltración de las aguas lluvias.

c) Utilizar sistemas urbanos de drenaje sostenible en las vías, andenes y espacios públicos que favorezcan la infiltración de las aguas lluvias en los futuros desarrollos urbanísticos, de acuerdo a las medidas que para tal efecto defina la Autoridad Ambiental.

d) En las áreas predominantemente residenciales urbanas y suburbanas, las medidas se orientarán hacia el manejo de las aguas lluvias a través de sistemas urbanos de drenaje sostenible y aumento de las áreas verdes.

e) En las áreas industriales además de las aguas lluvias se deberán manejar las aguas residuales, prohibiendo su descarga directa al suelo. En las áreas verdes deberán implementarse técnicas que permitan procesos de filtración e infiltración que mitiguen los efectos de la impermeabilización.

Ir al inicio

ARTÍCULO 49. CRITERIOS DE MANEJO PARA LAS ÁREAS DE APROVISIONAMIENTO DE PRODUCTOS FORESTALES.

Para las áreas de aprovechamiento forestal con fines comerciales, se establecen los siguientes criterios de manejo:

1. Los planes de manejo y aprovechamiento forestal, deberán formularse de acuerdo con los lineamientos de la Organización Internacional de las Maderas Tropicales (OIMT) para la protección de suelos, retiros reglamentarios de las fuentes de agua, conservación de las áreas con vegetación natural en estados sucesionales avanzados y recuperación de los sitios erosionados.

2. Recuperación ecosistémica y de implantación de nuevas alternativas económicas asociadas al manejo silvícola, a la agroforestería, a los huertos leñeros, a las cercas vivas como opciones a las plantaciones forestales que han de ser apropiados para la producción de bienes y servicios ambientales requeridos para el crecimiento urbano.

3. Se implementarán los cultivos dendroenergéticos con técnicas adecuadas de aprovechamiento, donde se evite la tala rasa y se presente plan de manejo sostenible con lineamientos agroecológicos.

4. La Administración Municipal y los actores públicos y privados, adoptarán la zonificación del DVARC para uso forestal sostenible y en la Reserva Forestal Protectora del Rio Nare como uso sostenible, implementando sistemas de menor impacto como los agroforestales y las áreas que a partir de las clases agrológicas, resultaron óptimas para uso silvoagrícola.

5. Se establecerán prácticas de manejo y conservación de suelos en áreas con potencial de erosión o con procesos erosivos consolidados y desarrollar prácticas de control a los procesos de expansión de la frontera agrícola y pecuaria.

6. La Administración Municipal propiciará la investigación, el desarrollo de tecnologías de manejo, la educación ambiental y la recreación, el ecoturismo; de acuerdo con las características naturales de cada área, la protección de suelos y recursos hidrológicos y el manejo de zonas de amortiguamiento para áreas más estrictamente protegidas.

Ir al inicio

ARTÍCULO 50. CRITERIOS DE MANEJO PARA LAS ÁREAS DE APROVISIONAMIENTO DE ALIMENTOS.

Con el fin de conservar y fomentar la producción agropecuaria en el largo plazo, la Administración Municipal, dentro de los límites de su competencia, impulsará la implementación de prácticas agroecológicas sostenibles y reconversiones agroecológicas que mitiguen el impacto en el entorno natural; así mismo, de sistemas silvo pastoriles, agro-pastoriles o agro-silvo-pastoriles; o en su defecto, creará condiciones de producción bajo invernadero en el caso de la agricultura o de confinamiento para la ganadería (estabulación o semi-estabulación).

El presente Acuerdo incorpora las directrices de ordenamiento rural que comportarán responsabilidades de la Administración Municipal, en los siguientes aspectos:

1. Formulación y ejecución de programas de formalización de la tenencia de la tierra de conformidad con las normas que regulan los procesos de prescripción adquisitiva, para predios rurales de carácter privado y la titulación de predios fiscales.

2. Formulación y ejecución de programas de reajuste de tierras para ampliar el área de las unidades productivas con predios que no estén en explotación y que sean necesarios para cumplir con los criterios mínimos del proceso agroproductivo, de conformidad con lo dispuesto en el Programa Nacional de Formalización, con el fin promover y facilitar el saneamiento y titulación masiva de la propiedad rural, como base para la defensa de los derechos a la tierra y la estabilización de las economías rurales que desde el nivel central de la administración, se desarrolla bajo las directrices del Instituto Colombiano de Desarrollo Rural –INCODER.

3. Creación y fortalecimiento de las organizaciones de productores, comercializadores y transportadores que estén relacionadas con todas las etapas del proceso agroproductivo para obtener mayor valor agregado y disminuir las pérdidas por la intermediación en la comercialización.

4. Ejecución de programas de capacitación para la conversión de prácticas agroproductivas tradicionales a prácticas agroecológicas, instalando así capacidades administrativas y de gestión en las comunidades organizadas.

5. Planteamiento y ejecución de programas de establecimiento y mejora de la provisión de pozos sépticos, acueductos veredales y alcantarillado.

6. Diseño y aplicación de esquemas de pago por servicios ambientales de conformidad con lo establecido en el presente Acuerdo y en la normativa Nacional.

7. Promoción de emprendimientos de actividades agro y ecoturísticas que fortalezcan el respeto por el paisaje agroproductivo.

8. Mejoramiento de la infraestructura vial para facilitar la entrada y salida de productos, y la oferta de actividades agro y ecoturísticas.

9. Dotación y mejoramiento de la vivienda de los campesinos para aumentar su calidad de vida.

10. Fortalecimiento de la UMATA y dependencias relacionadas con el sector agropecuario con capacitaciones en asistencia técnica, conversión agroproductiva, instrumentos alternativos para configurar las áreas reconocidas y protegidas.

Ir al inicio

ARTÍCULO 51. CRITERIOS DE MANEJO PARA EL ENTORNO REGIONAL DE LA ESTRUCTURA ECOLÓGICA PRINCIPAL.

La Administración Municipal, dentro de los límites de su competencia y en asociocon las entidades del orden regional y las autoridades ambientales, formulará e implementará estrategias y acciones que pretendan la conservación de las áreas prioritarias y los servicios ecosistémicos asociados a la estructura ecológica principal, bajo criterios de sostenibilidad urbano-regional. Especialmente, estas acciones priorizarán intervenciones en áreas como las cuencas abastecedoras externas a Medellín, el DMI Sistema de Páramos y Bosques Altoandinos del Noroccidente Medio Antioqueño, el Alto de San Miguel, entre otros. Para ello, incorporará la estrategia de gestión que establezca el AMVA para el Cinturón Verde y los corredores ecológicos metropolitanos. Estas estrategias podrán vincular iniciativas como el Fondo del Agua, así como acciones de reforestación, reconversión agrotecnológica e incentivos a la conservación, en aplicación de lo dispuesto en la Ley 99 de 1.993, Articulo 111; el Decreto 0953 de 2.013, la Ley Orgánica de Ordenamiento Territorial 1454 de 2.011 y Ley 1450 de 2.011, o las normas que las adicionen, modifiquen o sustituyan.

TÍTULO IV.

ÁREAS DE AMENAZA Y RIESGO.

Ir al inicio

ARTÍCULO 52. DEFINICIONES ASOCIADAS A LA GESTIÓN DEL RIESGO.

Para efectos de la reglamentación contenida en el presente Acuerdo, se adoptan las siguientes definiciones:

1. Amenaza. Peligro latente de que un evento físico de origen natural, o causado, o inducido por la acción humana de manera accidental, se presente con una severidad suficiente para causar pérdida de vidas, lesiones u otros impactos en la salud, así como también daños y pérdidas en los bienes, la infraestructura, los medios de sustento, la prestación de servicios y los recursos ambientales.

1 Fuente: Ley 1523 del 24 de abril de 2012 “por la cual se adopta la política nacional de gestión del riesgo de desastres y se establece el sistema nacional de gestión del riesgo de desastres”, Art. 95 Decreto 364 de 2013), el estudio de amenaza, vulnerabilidad y riesgo por movimientos en masa, avenidas torrenciales e inundaciones en el valle de Aburrá. Formulación de propuestas de gestión, de la Universidad Nacional de Colombia - Sede Medellín, 2009, y el Departamento Administrativo de Planeación – DAP-.

2. Amenaza por inundación. Es la probabilidad que tiene una zona de ser afectada por un fenómeno de inundación. Las inundaciones son fenómenos propios de la dinámica natural de las corrientes, pero hay diferentes factores que pueden aumentarla, tales como: modificación en el alineamiento de los cauces, trasvases, obras hidráulicas, urbanización en retiros de quebradas, desecación de zonas inundables para proyectos de infraestructura y llenos artificiales y cambios en el uso del suelo, entre otros.

3. Amenaza por movimiento en masa. Es la probabilidad de que se presente este tipo de eventos, con una severidad suficiente para causar pérdida de vidas, lesiones u otros impactos en la salud, así como también daños y pérdidas en los bienes, la infraestructura, los medios de sustento, la prestación de servicios y los recursos ambientales.

4. Áreas con condición de riesgo. Corresponde a las áreas clasificadas como de amenaza alta que estén urbanizadas, ocupadas o edificadas, así como en las que se encuentren elementos del sistema vial, equipamientos (salud, educación, otros) e infraestructura de servicios públicos. Estas áreas requieren de estudios de riesgo de detalle para definir tanto su mitigabilidad o no, como el nivel de riesgo de los elementos expuestos. Igualmente, aquellos tramos de quebradas que están conducidos por estructuras hidráulicas, sobre las cuales se encuentran construidas edificaciones.

5. Avenidas torrenciales. Las avenidas torrenciales son crecientes súbitas que por las condiciones geomorfológicas de la cuenca, están compuestas por un flujo de agua con alto contenido de materiales de arrastre y con un gran potencial destructivo debido a su alta velocidad.

6. Conocimiento del riesgo. Es el proceso de la gestión del riesgo compuesto por la identificación de escenarios de riesgo, el análisis y evaluación del riesgo, el monitoreo y seguimiento del riesgo, sus componentes y la comunicación para promover una mayor conciencia del mismo que alimenta los procesos de reducción del riesgo y de manejo de desastre.

7. Desastre. Es el resultado que se desencadena de la manifestación de uno o varios eventos naturales o antropogénicos no intencionales que al encontrar condiciones propicias de vulnerabilidad en las personas, los bienes, la infraestructura, los medios de subsistencia, la prestación de servicios o los recursos ambientales, causa daños o pérdidas humanas, materiales, económicas o ambientales, generando una alteración intensa, grave y extendida en las condiciones normales de funcionamiento de la sociedad, que exige del Estado y del sistema nacional ejecutar acciones de respuesta a la emergencia, rehabilitación y reconstrucción.

8. Exposición (elementos expuestos). Se refiere a la presencia de personas, medios de subsistencia, servicios ambientales y recursos económicos y sociales, bienes culturales e infraestructura que por su localización, pueden ser afectados por la manifestación de una amenaza.

9. Fragilidad. Predisposición que surge como resultado del nivel de marginalidad y discriminación social del asentamiento humano y sus condiciones de desventaja y debilidad relativa por factores socioeconómicos. Susceptibilidad o fragilidad física, económica, social, ambiental o institucional que tiene una comunidad de ser afectada o de sufrir efectos adversos en caso de que un evento físico peligroso se presente. Corresponde a la predisposición a sufrir pérdidas o daños de los seres humanos y sus medios de subsistencia, así como de sus sistemas físicos, sociales, económicos y de apoyo que pueden ser afectados por eventos físicos peligrosos.

10. Gestión del riesgo. Es el proceso social de planeación, ejecución, seguimiento y evaluación de políticas y acciones permanentes para el conocimiento del riesgo y promoción de una mayor conciencia del mismo, impedir o evitar que se genere, reducirlo o controlarlo cuando ya existe y para prepararse y manejar las situaciones de desastre, así como para la posterior recuperación, entiéndase: rehabilitación y reconstrucción. Estas acciones tienen el propósito explícito de contribuir a la seguridad, el bienestar y calidad de vida de las personas y al desarrollo sostenible.

11. Inundación. Es un fenómeno hidrológico recurrente, que puede llegar a ser destructivo, y que a su vez hace parte de la dinámica de evolución de una corriente natural. Las inundaciones se producen por lluvias persistentes, que generan un aumento progresivo del nivel del agua en un cauce cualquiera, esto ocasiona un sobrepaso de las orillas naturales o artificiales de la corriente generando lo que se conoce como inundación.

12. Mitigación del riesgo. Medidas de intervención prescriptiva o correctiva dirigidas a reducir o disminuir los daños y pérdidas que se puedan presentar a través de reglamentos de seguridad y proyectos de inversión pública o privada cuyo objetivo es reducir las condiciones de amenaza, cuando sea posible, y la vulnerabilidad existente.

13. Movimientos en masa. Incluyen todos aquellos movimientos ladera abajo de una masa de roca, de detritos o de tierras, como caídas, volcamientos, deslizamientos, flujos, propagaciones laterales y reptaciones.

14. Prevención del riesgo. Medidas y acciones de intervención restrictiva o prospectiva dispuestas con anticipación con el fin de evitar que se genere riesgo. Puede enfocarse a evitar o neutralizar la amenaza o la exposición y la vulnerabilidad ante la misma en forma definitiva para impedir que se genere nuevo riesgo. Los instrumentos esenciales de la prevención son aquellos previstos en la planificación, la inversión pública y el ordenamiento ambiental territorial, que tienen como objetivo reglamentar el uso y la ocupación del suelo de forma segura y sostenible.

15. Recurrencia. Tiempo promedio entre dos eventos de iguales características que han ocurrido en el pasado.

16. Reducción del riesgo. Es el proceso de la gestión del riesgo, está compuesto por la intervención dirigida a modificar o disminuir las condiciones de riesgo existentes, entiéndase: mitigación del riesgo y a evitar nuevos riesgos en el territorio, entiéndase: prevención del riesgo. Son medidas de mitigación y prevención que se adoptan con antelación para reducir la amenaza, la exposición y disminuir la vulnerabilidad de las personas, los medios de subsistencia, los bienes, la infraestructura y los recursos ambientales, para evitar o minimizar los daños y pérdidas en caso de producirse los eventos físicos peligrosos. La reducción del riesgo la componen la intervención correctiva del riesgo existente, la intervención prospectiva del nuevo riesgo y la protección financiera.

17. Resiliencia. Capacidad de un sistema, comunidad o sociedad expuestos a una amenaza para resistir, absorber, adaptarse y recuperarse de sus efectos de manera oportuna y eficaz, lo que incluye la preservación y la restauración de sus estructuras y funciones básicas.

18. Riesgo de desastres. Corresponde a los daños o pérdidas potenciales que pueden presentarse debido a los eventos físicos peligrosos de origen natural, socio-natural, tecnológico, biosanitario o humano no intencional, en un periodo de tiempo específico y que son determinados por la vulnerabilidad de los elementos expuestos; por consiguiente el riesgo de desastres se deriva de la combinación de la amenaza y la vulnerabilidad.

19. Vulnerabilidad. Susceptibilidad o fragilidad física, económica, social, ambiental o institucional que tiene una comunidad de ser afectada o de sufrir efectos adversos en caso de que un evento físico peligroso se presente. Corresponde a la predisposición a sufrir pérdidas o daños de los seres humanos y sus medios de subsistencia, así como de sus sistemas físicos, sociales, económicos y de apoyo que pueden ser afectados por eventos físicos peligrosos.

ARTÍCULO 53. DEFINICIÓN. Áreas de Amenaza.

Las áreas de amenaza son aquellas en las que se ha identificado un peligro latente de que un evento físico de origen natural, causado, o inducido por la acción humana de manera accidental, se presente con una severidad suficiente para causar pérdida de vidas, lesiones u otros impactos en la salud, así como también daños y pérdidas en los bienes, la infraestructura, los medios de sustento, la prestación de servicios y los recursos ambientales. La amenaza puede provenir de movimientos en masa, inundaciones o avenidas torrenciales. Las áreas de riesgo son aquellas donde se han presentado o pueden presentarse daños o pérdidas potenciales como resultado de la ocurrencia de un movimiento en masa, una inundación, un sismo o un incendio forestal, en un período de tiempo específico. Dichas pérdidas están relacionadas con la magnitud del fenómeno amenazante y la vulnerabilidad de los elementos expuestos.

Los resultados de los análisis de vulnerabilidad son utilizados como uno de los principales criterios para la priorización del reasentamiento y de la ejecución de los estudios de riesgo de detalle.

A partir de la zonificación detallada de la amenaza por movimientosen masa, inundacionesy avenidas torrenciales, y lo establecido en el Articulo 189 del Decreto – Ley 019 de 2.012 y el Decreto 1807 de 2.014, las áreas zonificadas como de amenaza alta que estén urbanizadas, ocupadas o edificadas, así como en las que se encuentren elementos del sistema vial, equipamientos (salud, educación, otros) e infraestructura de servicios públicos, se clasifican como zonas con condiciones de riesgo. Igualmente, las áreas urbanizadas, ocupadas o edificadas con niveles de amenaza alta, donde han ocurrido eventos recientes por remoción en masa que han afectado viviendas e infraestructura, o que presentan procesos morfodinámicos latentes o activos complejos. También hacen parte de esta categoría las zonas donde se evidencian geoformas o acumulaciones de materiales asociados a eventos torrenciales o que han presentado fenómenos recurrentes de inundaciones lentas o por desbordamiento, que han afectado infraestructura, vivienda y servicios públicos. Se clasifican como zonas de alto riesgo no mitigables. Ver Mapa 8 Zonas con condiciones de riesgo y de alto riesgo no mitigable.

CAPÍTULO I.

ZONIFICACIÓN DE AMENAZA POR MOVIMIENTOS EN MASA, INUNDACIONES Y AVENIDAS TORRENCIALES EN SUELO URBANO Y RURAL.

Ir al inicio

ARTÍCULO 54. ZONIFICACIÓN DE AMENAZA POR MOVIMIENTOS EN MASA.

Las zonas de amenaza por movimientos en masa se clasifican en cuatro categorías: muy baja, baja, media y alta. Ver Mapa 5. Amenaza por movimientos en masa, de acuerdo con las definiciones establecidas en el Documento Técnico de Soporte, Tomo IVa. Formulación.

1. Zonas de amenaza muy baja (ZAMB). Corresponden a áreas geológicamente estables, de pendientes bajas, constituidas por depósitos aluviales del río Medellín y sus quebradas tributarias principales, con baja a nula probabilidad de que se presenten movimientos en masa, debido a la acción en conjunto de la lluvia acumulada y las pendientes. Estas zonas están principalmente asociadas a la unidad geomorfológica “Superficies Suaves en Depósitos Poco Incisados (SSDPI)”. Se excluyen de esta categoría las zonas de bajo gradiente donde hay llenos de escombros o basuras. Los daños en sistemas de líneas vitales, estructuras hidráulicas, socavación lateral de corrientes y excavaciones que generen abatimientos súbitos de niveles freáticos, pueden presentar procesos de movimientos en masa en este tipo de áreas.

Del manejo de las zonas de amenaza muy baja por movimientos en masa. Las áreas clasificadas de amenaza muy baja, podrán ser objeto de otorgamiento de licencias urbanísticas y prestación de servicios públicos convencionales. La implementación o el desarrollo de cualquiera de las actuaciones, deberá cumplir con la norma urbanística que se establezca en el presente Acuerdo y las disposiciones establecidas en la Norma NRS-10, el Acuerdo Metropolitano 09 de 2.012 o demás normas que las adicionen, modifiquen o sustituyan.

2. Zonas de amenaza baja (ZAB). Corresponden a áreas con aceptables condiciones de estabilidad, sin evidencias físicas o históricas de procesos morfodinámicos, o si existen, su densidad es baja, con baja probabilidad de que se presenten movimientos en masa, debido a la acción en conjunto de la lluvia acumulada y las pendientes. Estas zonas están asociadas a todas las unidades geomorfológicas presentes en el municipio, exceptuando la unidad de “Superficies Suaves en Depósitos Poco Incisados (SSDPI)”, la cual está en los depósitos aluviales del río Medellín. Se recomienda que en este tipo de zonas se realice un manejo y uso adecuado del suelo que evite la ocurrencia de procesos morfodinámicos y conserve las actuales condiciones de estabilidad.

Del manejo de las zonas de amenaza baja por movimientos en masa. Las áreas clasificadas de amenaza baja, podrán ser objeto de otorgamiento de licencias urbanísticas y prestación de servicios públicos convencionales. La implementación o el desarrollo de cualquiera de las actuaciones, deberá cumplir con la norma urbanística que se establezca en el presente Plan y las disposiciones establecidas en la Norma NRS-10, el Acuerdo Metropolitano 09 de 2.012 o demás normas que las adicionen, modifiquen o sustituyan.

3. Zonas de amenaza media (ZAM). Son áreas con un nivel medio de probabilidad que se presenten movimientos en masa, debido a la acción en conjunto de la lluvia, la pendiente y en alguna medida a factores antrópicos como prácticas agrícolas. Presentan procesos morfodinámicos generalmente inactivos de poca densidad que pueden reactivarse si no se llevan a cabo acciones correctivas, en especial con el uso del suelo. Estas zonas se encuentran asociadas principalmente a las unidades geomorfológicas

“Valle Medio Bloque Lomos (VMBL) y Superficies Moderadas en Depósitos Moderadamente Incisados (SMDMI)”. Las zonas de amenaza media, también pueden estar constituidas por terraplenes o llenos que poseen un adecuado manejo técnico.

Del manejo de las zonas de amenaza media por movimientos en masa. Las áreas urbanizadas, ocupadas o edificadas, caracterizadas como de amenaza media por movimientos en masa que presenten sectores con manifestaciones de deterioro estructural, deberán ser objeto de estudios geotécnicos y vulnerabilidad física, con el fin de determinar las obras de mitigación que requiere el área, el tipo de intervención para cada vivienda que posibiliten su legalización, reconocimiento y mejoramiento; las zonas o sectores que ya cuenten con este tipo de estudios, deberán acometer las acciones y obras recomendadas en ellos. En estas zonas se deberán adelantar los planes y proyectos enmarcados en el Programa de Mejoramiento Integral de Barrios.

Cuando el predio esté ubicado en zonas de amenaza media de origen geotécnico, se deberán adjuntar a las solicitudes de licencias urbanísticas los estudios detallados de amenaza por fenómenos de remoción en masa, siguiendo las especificaciones técnicas establecidas en la reglamentación que la administración municipal expida para tal efecto y en el numeral 4 del artículo 22 del Decreto Nacional 1469 de 2.010 o norma que lo adicione, modifique o sustituya o el numeral 4 del artículo 23 de la misma norma, que permitan determinar la viabilidad del futuro desarrollo, siempre y cuando se garantice la mitigación de la amenaza.

En estos estudios deberá incluirse el diseño de las medidas de mitigación y serán elaborados y firmados por profesionales idóneos en las materias, quienes conjuntamente con el urbanizador serán responsables de los mismos, sin perjuicio de la responsabilidad por la correcta ejecución de las obras de mitigación. En todo caso, las obras de mitigación deberán ser ejecutadas por el urbanizador responsable o, en su defecto, por el titular durante la vigencia de la licencia.

Los lotes o construcciones que se encuentren localizados en zonas de amenaza media contigua a zonas de amenaza alta, cuya clasificación no corresponda a estudios de amenaza de detalle, de acuerdo con el Mapa de zonificación geológica – geotécnica y de estabilidad de laderas o de amenaza por movimientos en masa del documento técnico de soporte, para determinar a qué nivel de amenaza correspondiente, se deberá efectuar una validación de campo por parte de personal experto del Departamento Administrativo de Planeación.

4. Zonas de amenaza alta (ZAA). Corresponden a áreas con inestabilidad manifiesta o con alta probabilidad de presentar movimientos en masa, debido a la acción en conjunto de la lluvia, la geología, la geomorfología y factores antrópicos. Estas zonas se encuentran asociadas principalmente a la unidad geomorfológica “Valle Medio Bloque Lomos (VMBL)”. Este tipo de zonas, por sus condiciones físicas han presentado o pueden presentar procesos de remoción en masa a futuro.

Del manejo de las zonas de amenaza alta por movimientos en masa. Las áreas urbanizadas, ocupadas o edificadas caracterizadas como de amenaza alta por movimientos en masa, que no poseen estudios de amenaza de detalle, tendrán que someterse a estudios de riesgo de detalle, que permitan definir la categoría del riesgo y si este es mitigable o no mitigable. Las obras de mitigación como resultado de los estudios de amenaza o riesgo de detalle, se deben incorporar en el Plan Municipal de Gestión del Riesgo y en los planes de acción de cada dependencia.

Las áreas urbanizadas, ocupadas o edificadas que poseen estudios de amenaza de detalle, que han sido caracterizadas como de amenaza alta, se clasifican como zonas con condiciones de riesgo y deben ser objeto de estudios detallados de riesgo, que permitan definir cuales áreas al interior de estas zonas, serán clasificadas como de alto riesgo mitigable y no mitigable.

Las zonas no urbanizadas, ocupadas o edificadas categorizadas de amenaza alta, que pretendan ser desarrolladas urbanísticamente, deberán previamente elaborar los estudios de amenaza de detalle, siguiendo las especificaciones técnicas y el procedimiento para la incorporación de sus resultados en la cartografía oficial del Plan, establecidas en la reglamentación que expedirá la Administración Municipal para tal efecto, en consonancia con la normativa nacional vigente.

En las zonas caracterizadas como de amenaza alta por movimiento en masa, no se permitirá la ubicación y desarrollo de escombreras.

PARÁGRAFO. La Administración Municipal expedirá la reglamentación que establezca las especificaciones técnicas para los estudios de amenaza, vulnerabilidad y riesgo de detalle, así como el procedimiento para la incorporación de los resultados de dichos estudios en la cartografía oficial del Plan. Dicha reglamentación deberá incorporar lo establecido en el presente Acuerdo, en el Decreto Ley 019 de 2.012 y en el Decreto Nacional 1807 de 2.014 del Ministerio de Vivienda, Ciudad y Territorio o las normas que los modifiquen o sustituyan.

Ir al inicio

ARTÍCULO 55. ZONIFICACIÓN DE AMENAZA POR INUNDACIONES.

Las zonas de amenaza por inundaciones se clasifican en cuatro categorías: muy baja, baja, media y alta. En el área rural no se identificaron zonas de amenaza muy baja ni zonas de amenaza baja. Ver Mapa 6. Amenaza por inundaciones.

1. Zonas de amenaza muy baja (ZAIMB). Corresponden a franjas con amenaza por inundaciones por escorrentía y/o encharcamiento, generalmente de pendientes onduladas a planas, por donde antes existían expresiones de drenajes o depresiones, que hoy se encuentran intervenidos por procesos urbanísticos. La morfología de estas zonas puede ser ligeramente deprimida con respecto al entorno, situación que favorece la acumulación de la escorrentía y puede afectar bienes, si la red de alcantarillado de aguas lluvias o combinadas no es suficiente para drenar estas áreas, especialmente durante lluvias de intensidad media o críticas. Dentro de esta categoría también se incluyen los deprimidos de los intercambios viales que se inundan con frecuencia. Para efectos de la gestión del riesgo, se considera que este tipo de amenaza es muy baja, porque es poco probable que se presenten pérdidas de vidas humanas. Se pueden presentar afectaciones a bienes muebles e inmuebles.

Del manejo de las zonas de amenaza muy baja por inundaciones. Las áreas clasificadas de amenaza muy baja por inundación que no correspondan a las fajas de retiro de quebradas, podrán ser objeto de otorgamiento de licencias urbanísticas y la prestación de servicios públicos convencionales. La implementación o el desarrollo de cualquiera de estas actuaciones, deberá cumplir con la norma urbanística que se establezca en el presente Plan. El titular de la licencia será el responsable de los respectivos estudios geotécnicos acordes con las disposiciones establecidas en la Norma NRS-10, el Acuerdo Metropolitano 09 de 2.012 o demás normas que las adicionen, modifiquen o sustituyan.

En las áreas clasificadas de muy baja amenaza por inundación, el desarrollo de cualquier proyecto constructivo, deberá tener en cuenta las características geotécnicas del suelo, la capacidad de evacuación del sistema de alcantarillado de aguas lluvias. La empresa prestadora de este servicio deberá verificar y certificar la capacidad hidráulica de este sistema para estas áreas.

2. Zonas de amenaza baja (ZAIB). Comprenden aquellas áreas con amenaza por inundación lenta que se encuentran dentro de la zona de influencia del río Medellín y que se asocian a las quebradas o drenajes con pendientes bajas. Se considera que este tipo de amenaza es baja, porque ocupa las planicies de inundación durante períodos cortos de tiempo, comúnmente afectan bienes e infraestructura y en general no hay pérdida de vidas humanas. En estas zonas, deberá respetarse el retiro establecido en el Mapa 4. Estructura Ecológica Principal; se debe tener en cuenta para el desarrollo de proyectos urbanísticos en las áreas aledañas al río Medellín, puesto que puede generar inundaciones lentas.

Del manejo de las zonas de amenaza baja por inundaciones. Las áreas clasificadas de amenaza baja por inundación que no correspondan a las fajas de retiro de quebradas, podrán ser objeto de otorgamiento de licencias urbanísticas y la prestación de servicios públicos convencionales. La implementación o el desarrollo de cualquiera de estas actuaciones, deberá cumplir con la norma urbanística que se establezca en el presente Acuerdo y la ejecución a cargo del interesado de los respectivos estudios geotécnicos acordes con las disposiciones establecidas en la Norma NRS-10, el Acuerdo Metropolitano 09 de 2.012 o demás normas que las adicionen, modifiquen o sustituyan.

3. Zonas de amenaza media (ZAIM). Corresponden a algunas franjas de terrenos con amenaza por inundación por desbordamiento y/o socavación, con diferente grado de pendiente, que por el aumento del caudal, el agua sobrepasa las barreras naturales o artificiales que la limitan y se rebosa, afectando los sectores aledaños. Las inundaciones por desbordamiento y/o socavación, pueden causar daños en edificaciones, infraestructura, espacios públicos e incluso pérdida de vidas. La recurrencia de este tipo de eventos en la ciudad es frecuente en aquellos drenajes cuyos cauces y estructuras hidráulicas han sido ocupados de manera indebida.

Del manejo de las zonas de amenaza media por inundaciones. Las áreas caracterizadas como de amenaza media localizadas por fuera de la faja de retiro que presenten sectores con manifestaciones de deterioro estructural, deberán ser objeto de estudios geotécnicos y de vulnerabilidad física, con el fin de determinar las obras de mitigación que requiere el área, el tipo de intervención para cada vivienda que posibiliten su legalización, reconocimiento y mejoramiento; las zonas o sectores que ya cuenten con este tipo de estudios, deberán acometer las acciones y obras recomendadas en ellos. En estas zonas se deberán adelantar los planes y proyectos enmarcados en el Programa de Mejoramiento Integral de Barrios.

Cuando el predio esté ubicado en zonas de amenaza media de origen hidrológico, se deberán adjuntar a las solicitudes de licencias urbanísticas los estudios detallados de amenaza por fenómenos de in undación, siguiendo las especificaciones técnicas establecidas en la reglamentación que la administración municipal expida para tal efecto y el procedimiento establecido en el numeral 4 del artículo 22 del Decreto Nacional 1469 de 2.010 o norma que lo adicione, modifique o sustituya o el numeral 4 del artículo 23 de la misma norma, que permitan determinar la viabilidad del futuro desarrollo, siempre y cuando se garantice la mitigación de la amenaza.

En estos estudios deberá incluirse el diseño de las medidas de mitigación y serán elaborados y firmados por profesionales idóneos en las materias, quienes conjuntamente con el urbanizador serán responsables de los mismos, sin perjuicio de la responsabilidad por la correcta ejecución de las obras de mitigación. En todo caso, las obras de mitigación deberán ser ejecutadas por el urbanizador responsable o, en su defecto, por el titular durante la vigencia de la licencia.

4. Zonas de amenaza alta (ZAIA). Corresponden a franjas de terreno con pendientes variables, susceptibles a ser afectadas por inundaciones lentas y/o desbordamientos originados por lluvias intensas, en las cuales han existido antecedentes o se carece de estructuras hidráulicas de protección. En este tipo de zonas el flujo puede sobrepasar sus límites naturales o cualquier obra hidráulica o de protección realizada, afectando las edificaciones localizadas sobre éstas o en sus márgenes.

Del manejo de las zonas de amenaza alta por inundaciones. Las áreas urbanizadas, ocupadas o edificadas caracterizadas como de amenaza alta que no poseen estudios de amenaza de detalle, tendrán que someterse a estudios de riesgo de detalle, que permitan definir la categoría del riesgo y si este es mitigable o no mitigable. Las obras de mitigación como resultado de los estudios de amenaza o riesgo de detalle, se deben incorporar en el Plan Municipal de Gestión del Riesgo y en los planes de acción de cada dependencia.

Las áreas urbanizadas, ocupadas o edificadas que poseen estudios de amenaza de detalle, que han sido caracterizadas como de amenaza alta, se clasifican como zonas con condiciones de riesgo y deben ser objeto de estudios detallados de riesgo, que permitan definir cuales áreas al interior de estas zonas, serán clasificadas como de alto riesgo mitigable y no mitigable.

En las zonas urbanizadas, ocupadas o edificadas clasificadas de amenaza alta localizadas por fuera de la faja de retiro, que pretendan ser desarrolladas urbanísticamente, están en la obligación de desarrollarlos estudios de riesgo de detalle, siguiendo las especificaciones técnicas y el procedimiento para la incorporación de sus resultados en la cartografía oficial del Plan, establecidas en la reglamentación que expedirá la Administración Municipal para tal efecto.

Los terrenos identificados al interior de estas zonas que no estén urbanizados, ocupados o edificados, pueden ser factibles de adecuaciones de espacio público o equipamientos supeditados a la ejecución de los estudios de amenaza de detalle, y a la construcción de todas las obras de mitigación que de estos se deriven, previo concepto del DAGRD y el DAP.

En las zonas caracterizadas como de amenaza alta no se permitirá la ubicación y desarrollo de escombreras.

Ir al inicio

ARTÍCULO 56. ZONIFICACIÓN DE AMENAZA POR AVENIDAS TORRENCIALES.

Todas las áreas identificadas en quebradas con evidencias o antecedentes de avenida torrencial se consideran de alta amenaza (ZAAT), debido al grado de energía y destrucción que implica este tipo de fenómeno. Ver Mapa 7. Amenaza por avenidas torrenciales.

Del manejo de las zonas de amenaza alta por avenidas torrenciales. Las áreas urbanizadas, ocupadas o edificadas caracterizadas como de amenaza alta que no poseen estudios de amenaza de detalle, tendrán que someterse a estudios de riesgo de detalle, que permitan definir la categoría del riesgo y si este es mitigable o no mitigable. Las obras de mitigación como resultado de los estudios de amenaza o riesgo de detalle, se deben incorporar en el Plan Municipal de Gestión del Riesgo y en los planes de acción de cada dependencia.

Las áreas urbanizadas, ocupadas o edificadas que poseen estudios de amenaza de detalle, que han sido caracterizadas como de amenaza alta, se clasifican como zonas con condiciones de riesgo y deben ser objeto de estudios detallados de riesgo, que permitan definir cuales áreas al interior de estas zonas, serán clasificadas como de alto riesgo mitigable y no mitigable.

Dado el poder destructivo de las avenidas torrenciales y a pesar de su baja recurrencia, se prohíbe la ocupación con construcciones destinadas a usos de vivienda, comercio, industria, servicios o equipamientos (dotacionales) de las fajas de retiro o protección de las quebradas de características torrenciales, incluyendo las áreas de los conos de deyección o abanicos aluviales clasificados como de alta amenaza.

En las zonas caracterizadas como de amenaza alta por avenidas torrenciales no se permitirá la ubicación y desarrollo de escombreras.

Ir al inicio

ARTÍCULO 57. ACTUACIONES DE ESPACIO PÚBLICO EN ZONAS DE AMENAZA ALTA.

Los suelos de protección constituidos por las áreas de amenaza alta que han presentado recurrencia de eventos, afectando infraestructura, vivienda y servicios públicos, que fueron objeto de reasentamiento tienen prohibida la posibilidad de urbanizarse. En este tipo de suelos es factible el desarrollo de ecoparques y equipamientos de recreación pasiva y/o activa, tendientes a la conservación y recuperación de estas zonas, siempre y cuando se demuestre mediante el desarrollo de estudios geotécnicos, hidrológicos e hidráulicos de detalle acordes con las disposiciones establecidas en la Norma NRS-10, el Acuerdo Metropolitano 09 de 2.012 o demás normas que las adicionen, modifiquen o sustituyan, previo concepto de la Administración Municipal.

CAPÍTULO II.

ZONIFICACIÓN DEL RIESGO.

ARTÍCULO 58. ÁREAS CON CONDICIÓN DE RIESGO.  

Corresponde a las áreas clasificadas como de amenaza alta que se encuentren urbanizadas, ocupadas o edificadas, así como en las que se encuentren elementos del sistema vial, equipamientos (salud, educación, otros) e infraestructura de servicios públicos. Estas áreas requieren de estudios de riesgo de detalle para definir tanto su mitigabilidad, como el nivel de riesgo de los elementos expuestos. Igualmente, aquellos tramos de quebradas que están conducidos por estructuras hidráulicas, sobre las cuales se encuentran construidas edificaciones. Las áreas clasificadas con condiciones de riesgo por movimientos en masa, inundaciones y avenidas torrenciales para el suelo urbano y rural son suelos de protección.

Del manejo de las zonas con condiciones de riesgo. Las zonas de amenaza alta caracterizadas con condiciones de riesgo por movimientos en masa, inundaciones y avenidas torrenciales, que posean o no estudios de amenaza de detalle, requieren de estudios detallados riesgo. En ambos casos, estos estudios determinarán cuales áreas al interior de estas zonas, son de alto riesgo mitigable o no mitigable y precisarán las medidas estructurales y no estructurales para su adecuado manejo y mitigación, que permitan realizar el inventario municipal de asentamientos humanos localizados en zonas de alto riesgo mitigables y no mitigables, según lo establecido en la Resolución 0448 del 17 de julio de 2.014 del Ministerio de Vivienda, Ciudad y Territorio, por medio de la cual, se establecen los lineamientos para conformar el inventario nacional de asentamientos en alto riesgo de desastres, o la norma que lo adicione, modifique o sustituya.

En las áreas clasificadas como zonas con condiciones de riesgo, hasta tanto no se hayan realizado los estudios de riesgo de detalle que permitan definir la categoría del riesgo y las obras de mitigación recomendadas, y se haya surtido el procedimiento para la incorporación de los resultados de los estudios de detalle, que permitan categorizar la amenaza y el riesgo, para revisar, redelimitar o incorporar suelos de protección, asociados a las áreas de amenaza y riesgo, establecida en la reglamentación que para tal efecto expida la Administración Municipal; no se permitirá el otorgamiento de licencias urbanísticas ni la prestación de servicios públicos convencionales.

Los terrenos identificados al interior de estas zonas que no estén urbanizados, ocupados o edificados, pueden ser factibles de adecuaciones de espacio público o equipamientos supeditados a la ejecución de los estudios de amenaza de detalle, y a la construcción de todas las obras de mitigación que de estos se deriven, una vez se hayan realizado los estudios de riesgo de detalle y se surta el procedimiento para la incorporación de los resultados de dichos estudios establecido en la reglamentación que expida la Administración Municipal para tal efecto.

Las áreas que los estudios de riesgo de detalle determinen como zonas de alto riesgo no mitigables, deben ser incorporadas en programas de reasentamiento. Este tipo de estudios acorde con las condiciones geológicas, geomorfológicas, geotécnicas e hidrológicas de las áreas que sean objeto de reasentamiento, deben determinar el manejo dado a estas zonas para evitar nuevamente su ocupación, tales como ecoparques, espacios públicos para la recreación pasiva y/o activa o protección mediante su reforestación o revegetalización.

Las áreas que después de realizados los estudios de riesgo de detalle se consideren de carácter mitigable, se les deberán hacer todas las obras de mitigación que permitan su recuperación y definir las diferentes actuaciones urbanísticas y demás intervenciones que puedan tener estas. El desarrollo de obras de mitigación para el control o estabilización de un movimiento en masa o de un talud/ladera potencialmente inestable, requiere de su respectivo análisis de estabilidad, con el fin de garantizar la efectividad de las obras recomendadas. En el caso de obras de mitigación para el control de la erosión, se recomienda dar prevalencia a obras de bio-ingeniería, obras de drenaje para el control y manejo del agua superficial y subsuperficial, entre otras.

Si se pretenden realizar proyectos de infraestructura vial, contemplados en el plan vial de la ciudad o que formen parte de proyectos estratégicos de carácter local, regional o nacional al igual que de servicios públicos de primer orden que se pretendan desarrollar con el fin de dotar a otra zona que no esté caracterizada como con condiciones de riesgo, tales como: torres de energía, estaciones; o estructuras de soporte de infraestructura vial, como pilonas para transporte por cable, se podrán realizar una vez se hayan llevado a cabo los estudios de riesgo de detalle para los proyectos mencionados, los cuales deben determinar las recomendaciones constructivas y las obras de mitigación de estos proyectos, previo concepto del DAGRD y el DAP.

PARÁGRAFO. Mientras se elaboran los estudios de detalle para las áreas caracterizadas con condiciones de riesgo y se precisan que áreas deben ser objeto de reasentamiento o intervención, estas podrán ser objeto de obras de mitigación y prestación de servicios públicos no convencionales temporales (saneamiento básico), a fin de mitigar el deterioro progresivo que presentan estas áreas. La empresa prestadora de este tipo de servicio, será la responsable de su control, mantenimiento y funcionamiento.

Las zonas con condiciones de riesgo en las áreas urbana y rural del municipio, se identifican en el Anexo 2.del presente Acuerdo y se espacializan en el Mapa 8. Zonas con condiciones de riesgo y alto riesgo no mitigable.

Doctrina Concordante MEDELLIN

Ir al inicio

ARTÍCULO 59. ZONAS DE ALTO RIESGO NO MITIGABLE.

Corresponden a zonas urbanizadas, ocupadas o edificadas con niveles de amenaza alta, donde han ocurrido eventos recientes por remoción en masa que han afectado viviendas e infraestructura, o que presentan procesos morfodinámicos latentes o activos complejos. Igualmente, hacen parte de esta categoría las zonas donde se evidencian geoformas o acumulaciones de materiales asociados a eventos torrenciales o se han presentado fenómenos recurrentes de inundaciones lentas o por desbordamiento, que han afectado infraestructura, vivienda, servicios públicos y además, causando pérdida de vidas.

Se clasifican como zonas de alto riesgo no mitigable, todas aquellas áreas o sectores que presentan las siguientes características:

1. Áreas urbanizadas, ocupadas o edificadas clasificadas de alta amenaza que hayan presentado antecedentesde movimientosen masa, inundaciones o avenidas torrenciales, ocasionando afectaciones a infraestructura y pérdida de vidas, que fueron objeto de programas de reasentamiento, y que en gran parte se encuentran nuevamente ocupadas.

2. Áreas urbanizadas, ocupadas o edificadas que han presentado eventos recientes por movimientos en masa, inundaciones o avenidas torrenciales que aún no han sido reasentadas.

3. Áreas o sectores clasificados como de alta amenaza, para los cuales ya se tienen proyectados procesos de reasentamiento en el corto y mediano plazo.

4. Áreas clasificadas como zonas de alto riesgo no recuperable que fueron objeto de reubicación y para las cuales los estudios de amenaza de detalle las siguen categorizando como de amenaza alta.

5. Áreas o terrenos urbanizados, ocupados o edificados, constituidos por terraplenes no estructurales, rellenos o escombreras potencialmente inestables identificados en el proceso de revisión del Plan de Ordenamiento Territorial, localizadas en laderas y vertientes de pendientes moderadas a muy altas, en terrenos colindantes a drenajes naturales de pendientes suaves a moderadas, en llanuras o planicies de inundación y en áreas con evidencias geomorfológicas de movimientos en masa, cuya recuperación es compleja o demasiado costosa, comparada con las inversiones y tipo de obras proyectadas.

Del manejo de las zonas de alto riesgo no mitigables. En este tipo de zonas no se permiten actuaciones urbanísticas, otorgamiento de licencias de urbanización, construcción, reconocimiento de edificaciones, adecuaciones de espacio público o equipamientos, la prestación de servicios públicos normatizados ni el desarrollo de escombreras. Mientras se realizan los procesos de reasentamiento, se podrán implementar obras de mitigación de desastres y prestación de servicios públicos no convencionales temporales (saneamiento básico).

Las zonas caracterizadas como de alto riesgo no mitigables, requieren de programas de reasentamiento, dadas las altas probabilidades de daños y pérdidas como consecuencia de la ocurrencia de movimientos en masa, inundaciones lentas, desbordamientos o avenidas torrenciales. Una vez efectuado el proceso de reasentamiento en estas zonas, se determinará la factibilidad de ubicar en algunas de ellas ecoparques y espacios públicos para la recreación pasiva y/o activa, o determinar cuales se deben destinar sólo a protección, y deberán ser entregadas a las autoridades ambientales para su tratamiento y cuidado, con el fin de evitar una nueva ocupación. El procedimiento de entrega de estas áreas a la Autoridad Ambiental en el Suelo Rural, se ajustará al Memorando de Corantioquia No 080-1301- 126 del 18 de enero de 2.013, o acto administrativo que lo adicione, modifique o sustituya.

Este tipo de intervenciones estarán supeditadas a la ejecución de los respectivos estudios geotécnicos, hidrológicos e hidráulicos de detalle, acordes con las disposiciones establecidas en la Norma NRS-10, el Acuerdo Metropolitano 09 de 2012 o demás normas que las adicionen, modifiquen o sustituyan, que demuestren la viabilidad técnica y económica del proyecto, y la realización de las obras de mitigación requeridas, previo concepto de la administración municipal.

Si se pretenden realizar proyectos de infraestructura vial, contemplados en el plan vial de la ciudad o que formen parte de proyectos estratégicos de carácter local, regional o nacional, al igual que de servicios públicos de primer orden que se pretendan desarrollar con el fin de dotar a otra zona que no esté caracterizada como con condiciones de riesgo, tales como: torres de energía, estaciones; o estructuras de soporte de infraestructura vial, como pilonas para transporte por cable, se podrán realizar una vez se hayan llevado a cabo los estudios de riesgo de detalle para los proyectos mencionados, los cuales deben determinar las recomendaciones constructivas y las obras de mitigación de estos proyectos, previo concepto del DAGRD y el DAP.

PARÁGRAFO. Las zonas de alto riesgo no mitigable y con condiciones de riesgo en las áreas urbana y rural del municipio, se identifican en el Anexo 2 del presente Acuerdo y se espacializan en el Mapa 8. Zonas con condiciones de riesgo y alto riesgo no mitigable.

Concordancias MEDELLIN

Ir al inicio

ARTÍCULO 60. SUELOS DE PROTECCIÓN POR AMENAZA Y RIESGO.

Se consideran suelos de protección, las áreas que cumplan las siguientes condiciones y que por lo tanto tienen restringida la posibilidad de urbanizarse:

1. Las áreas de amenaza alta por movimientos en masa, inundaciones y avenidas torrenciales.

2. Las zonas que han presentado eventos recientes por movimientos en masa, inundaciones y avenidas torrenciales que fueron posteriormente habitadas o edificadas.

3. Las áreas urbanizadas, ocupadas o edificadas que han presentado eventos por movimientos en masa, inundaciones y avenidas torrenciales que aún no han sido reasentadas.

4. Áreas o terrenos urbanizados, ocupados o edificados, constituidos por terraplenes no estructurales, rellenos o escombreras potencialmente inestables identificados en el proceso de revisión del Plan de Ordenamiento Territorial, localizadas en laderas y vertientes de pendientes moderadas a muy altas, en terrenos colindantes a drenajes naturales de pendientes suaves a moderadas, en llanuras o planicies de inundación y en áreas con evidencias geomorfológicas de movimientos en masa, cuya recuperación es compleja o demasiado costosa, comparada con las inversiones y tipo de obras proyectadas.

5. Las zonas que han sido objeto de declaratoria de calamidad pública o desastre.

6. Las áreas de alta amenaza por inundación y avenidas torrenciales que han presentado recurrencia de eventos, en las que las medidas de mitigación o reducción del riesgo son insuficientes para garantizar el desarrollo de procesos de urbanización.

7. Las áreas urbanizadas, ocupadas o edificadas, clasificadas como zonas con condiciones de riesgo.

8. Las áreas clasificadas como de alto riesgo no mitigables en suelo urbano o de expansión urbana y rural.

Las áreas clasificadas como suelos de protección desde la amenaza y el riesgo se identifican en el Mapa 2. Clasificación del Suelo y Mapa 3. Categorías de suelo de protección, producción y suburbano.

TÍTULO V.

AREAS DE INTERVENCIÓN ESTRATÉGICA – AIE.

Ir al inicio

ARTÍCULO 61. DEFINICIÓN DE ÁREAS DE INTERVENCIÓN ESTRATÉG ICA.

En aplicación de lo dispuesto en el artículo 12 de la Ley 388 de 1.997, como parte de las acciones territoriales estratégicas necesarias para garantizar la consecución de los objetivos de desarrollo territorial, económico y social del municipio, se identifican en el territorio municipal Áreas de Intervención Estratégica, que permiten direccionar acciones y utilizar los instrumentos de planificación y gestión complementaria del Plan.

Las Áreas de Intervención Estratégica – AIE - son porciones del territorio municipal que presentan las mayores oportunidades para que en ellas se produzcan las transformaciones territoriales necesarias, que permitan concretar el modelo de ocupación. Por lo tanto, requieren de un conjunto de medidas para alcanzar las condiciones físicas y funcionales adecuadas, acompañadas de grandes apuestas sociales y económicas

La planificación de las AIE permite resolver la escala intermedia de la planeación alcanzando un mayor detalle, que articula la escala general del Plan de Ordenamiento y la escala de detalle de los proyectos públicos y privados en un proceso multiescalar de direccionamiento e intervención del territorio.

Ir al inicio

ARTÍCULO 62. IDENTIFICACIÓN DE LAS ÁREAS DE INTERVENCIÓN ESTRATÉGICA.

Se identifican tres grandes áreas. Ver Mapa 9. Áreas de intervención estratégica:

1. AIE MEDRío. Corresponde al Corredor del Río Medellín y su área de influencia. Teniendo en cuenta el reconocimiento de características homogéneas desde la estructura urbana y desde aspectos socio económicos, se subdivide en tres zonas: RíoNorte, RíoCentro y RíoSur.

En esta área se concentran todos los suelos con tratamiento de renovación asociados a la recuperación del Río Medellín (Aburrá) como eje ambiental y de espacio público de la región y la ciudad, lo que hace de esta AIE el lugar para una nueva ocupación de los suelos próximos al rio con el fin de alcanzar una ciudad compacta que propicie el urbanismo de proximidad y aproveche las infraestructuras existentes.

Se divide, por su complejidad funcional y diversidad morfológica, en las subzonas Frente del Río, Distrito Medellinnovation y Centro Tradicional, de acuerdo con:

a) RíoNorte. Se ubica entre la Calle 77 y el límite con el municipio de Bello al norte de Medellín. Se enfoca a la intervención de los desarrollos incompletos y desarticulados en términos urbanísticos y ambientales, como recurso para equilibrar el territorio de las laderas nororiental y noroccidental articulándolos al corredor del rio que concentrará la oferta de espacio público, movilidad y servicios.

b) RíoCentro. Esta zona tiene como objetivo ordenar el área central de la ciudad para la superación de los desequilibrios funcionales a escala local, metropolitana y regional, mediante la reutilización, recuperación y transformación estratégica de su tejido con el fin de revertir los procesos de deterioro y configurar la centralidad metropolitana competitiva del siglo XXI, vinculada al Río Medellín.

Se divide, por su complejidad funcional y diversidad morfológica, en las subzonas Frente del Río, Distrito Medellinnovation y Centro, de acuerdo con:

-. Subzona 1. Frente del Río. Incluye la parte baja y central del valle que configura el Río Medellín, y comprende el frente del Rio en ambos costados e incluye el centro cívico de la Ciudad. Se enfoca a desarrollar los suelos con tratamiento de Renovación Urbana con el fin de aprovechar el potencial urbanístico del corredor del Río y definir los sistemas públicos de manera articulada.

-. Subzona 2. Distrito Medellinnovation. Se localiza en la zona norte de la AIE entre las comunas 4 Aranjuez y 10 La Candelaria. Por su cercanía a equipamientos educativos, de investigación y de salud de orden general, por incluir suelos con tratamiento de Renovación Urbana y por contar con infraestructuras asociadas al corredor del río, es una zona de oportunidad para consolidar allí el corazón de la innovación en la ciudad. Se pretende generar un ambiente digital, donde la diversidad y la inclusión reflejen la idiosincrasia y soporten el surgimiento y crecimiento de las nuevas industrias del Siglo XXI. Esto hace que los barrios Chagualo, Sevilla, San Pedro y Jesús Nazareno. sean considerados áreas de actividad económica asociada a las nuevas tecnologías, en función de las actividades ya existentes que generen empleo y potencien la imagen objetivo de la ciudad.

El Distrito Medellinnovation busca insertar a la ciudad de Medellín en la economía del conocimiento a escala mundial anclando en el territorio el ecosistema de la innovación, otorgándole atributos físicos y legales que le permitan incrementar la competitividad, promoviendo la atracción de actividades económicas innovadoras a la zona y el cambio cultural del ciudadano.

-. Subzona 3. CentroTradicional. Corresponde al Centro Tradicional de la Ciudad. Su objeto es ordenar integralmente el centro a través de estrategias e intervenciones físicas, que contribuyan a mejorar las condiciones de seguridad, movilidad, legalidad y convivencia ciudadana.

Las estrategias para lograr este objetivo son: a) “Re-habitar” el centro con el fin de adecuar los sistemas públicos y habilitar suelo apto para el desarrollo de nueva vivienda, dirigida a diferentes estratos e implementar políticas de reciclaje y subdivisión que recuperen los edificios existentes; b) mejorar el espacio público para la convivencia, la vitalidad, favoreciendo dinámicas de sana apropiación y control. c) Devolver la presencia de la institucionalidad por medio de dotaciones que favorezcan el surgimiento de redes de mercado, el retorno de la población al centro y la presencia institucional representada en servicios para la comunidad. d) Potenciar el “patrimonio cultural” del centro, desarrollando los Planes de Manejo y Protección para zonas patrimoniales como el Barrio Prado.

e) Posibilitar nuevos desarrollos a partir de alianzas público/privadas –APP-, diseñando un nuevo sistema de incentivos y de gestión del suelo que armonicen ambas iniciativas en pro del objetivo transformador de ciudad.

f) mejorar las condiciones ambientales, dando prioridad a la movilidad peatonal y no motorizada, a la presencia del transporte público en el Centro y potenciando el sistema ecológico presente en esta zona de la ciudad.

c) RíoSur. Corresponde a la porción del corredor metropolitano y de servicios entre la Calle 30 y el límite con los municipios del sur del Valle de Aburrá. Se caracteriza por su vocación industrial e incluye barrios de vivienda tradicionales. Se orienta al aprovechamiento de los suelos industriales, al impulso de la competitividad de la ciudad en las redes económicas globales y a la coexistencia de usos residenciales con la industria sostenible y de última generación, así como con otros usos complementarios.

2. AIE MEDBorde Urbano Rural. Corresponde a las áreas del Borde Urbano y Borde Rural a planificar integralmente con el fin de mejorar los sistemas públicos, cualificar los barrios, propiciar el reordenamiento y mejoramiento de las Unidades de Planificación Rural, recuperar las zonas en condición de riesgo, propiciar reasentamientos de la población prevalentemente en sitio, preservar los suelos de protección y potenciar los suelos para la producción rural. Con esto, se busca orientar el crecimiento urbano hacia zonas adecuadas, bajar la presión en zonas de protección ambiental y/o riesgo, potenciar la productividad del suelo rural y favorecer el mejoramiento integral de barrios. Se divide en 5 zonas:

a) MED Borde Nororiental. Corresponde a las áreas del borde cuya planificación deberá orientarse a una adecuada gestión del riesgo y a la articulación de la ciudad con el parque Arví y la Reserva Forestal Protectora del Rio Nare, a través de un sistema de espacios públicos que estructuren el territorio y permitan aprovechar el potencial del entorno natural.

b) MED Borde Noroccidental. La planificación de esta zona busca ordenar el entramado urbano existente, consolidar el cinturón verde y repotenciar el sistema de espacio público desde la base natural, siendo el cerro tutelar El Picacho, el principal referente geográfico de espacio público para el encuentro ciudadano.

De igual forma, debe fortalecerse la producción agrícola, agropecuaria y agroforestal, especialmente en las áreas del corregimiento de San Cristóbal.

c) MEDBorde Suroccidental. Esta Área de Intervención Estratégica comprende áreas de influencia de las actividades mineras de los corregimientos de Altavista y San Cristóbal, por lo cual requiere procesos de mitigación de los impactos generados por estas actividades. Así mismo, deberá consolidar un Subsistema de espacios públicos que potencie el valor ambiental y paisajístico de los sistemas orográfico e hidrográfico, ordenar los procesos de ocupación del territorio en Suelo Urbano, de expansión urbana y Suburbano, y fortalecer las actividades agrícolas, agropecuarias y agroforestales del Suelo Rural, aumentando la producción y apropiación campesina.

d) AIE MEDBorde Suroriental. Corresponde al corredor vial de Las Palmas como una de las principales vías de conectividad de la ciudad con el oriente. Dicho corredor requiere ordenar los crecientes procesos de suburbanización que junto con obras de infraestructura, han afectado el sistema hídrico de la ciudad e incrementado las amenazas por movimientos en masa, para lo cual deberá configurarse un Subsistema de espacios públicos asociados a los elementos hidrográficos, a la Estructura Ecológica. Con respecto a la movilidad, las intervenciones deberán favorecer la generación de espacios para las actividades recreativas y deportivas que hoy se desarrollan sobre dicho corredor.

e) AIE MEDBorde San Antonio de Prado. Corresponde al área del corregimiento de San Antonio de Prado, que actualmente afronta importantes procesos de transformación urbanística, que afectan los sistemas ambientales y productivos, por lo cual requiere ordenar el territorio para proteger los servicios que allí se generan; se definen importantes apuestas para la consolidación de un Subsistema de espacios públicos que, entre otros aspectos, recuperen la Quebrada Doña María y articule el distrito rural campesino con la cabecera urbana.

3. AIE MED Transversalidades. Están situadas entre los ámbitos Borde y Río de los conjuntos montañosos centro-occidental y centro-oriental de Medellín y corresponden a las franjas conformadas por el curso y los márgenes de las quebradas que llevan sus nombres y sus áreas adyacentes. Se consolidarán como las franjas para la conectividad ambiental y funcional entre el área rural, el borde Urbano y borde Rural, la media ladera y el Corredor del Río Medellín que deberá propiciar el reordenamiento y mejoramiento de las unidades de planificación rural, favorecer el mejoramiento integral de barrios, potenciar la productividad rural, potenciar la educación, la innovación y el desarrollo, además de la inserción de un nuevo sistema de conexión vial de escala urbana y regional, con el fin de disminuir el desequilibrio ambiental, propiciar la integración ecológica y regional.

a) AIE MED Transversalidad La Iguaná. Corresponde a la transversalidad que estructura la Quebrada La Iguaná entre el río y el área de influencia del Túnel de Occidente. Le corresponde la articulación entre el desarrollo de la AIE MEDRío y las acciones que equilibran los territorios de borde, bajando la presión urbanizadora y respetando las condiciones propias de la diversidad urbana asociadas a los cambios de pendiente. Particularmente, a esta área le corresponde la articulación con los proyectos de infraestructura de escala regional, metropolitana y municipal, incluyendo acciones en cuanto a la movilidad en relación con las conexiones transversales y longitudinales. A través de la implementación del Proyecto Urbano Integral –PUI- La Iguaná, definirá intervenciones en torno al centro logístico o puerta urbana, al espacio público, a los equipamientos y a la vivienda.

Dada la cantidad de instituciones de educación superior, la vocación de generación de conocimiento y la importancia ambiental de las áreas adyacentes al cerro El Volador, se genera la oportunidad de estructurar un “distrito de educación” con la participación de las instituciones educativas de la zona, que propicie la creación de un eje de educación e innovación, siendo este un elemento dinamizador de lo urbano y articuladores entre la AIE MEDRío y la AIE MEDTransversalidad Iguaná.

b) AIE MED Transversalidad Santa Elena. Esta Área de Intervención Estratégica corresponde a la transversalidad que estructura la Quebrada Santa Elena entre el río y el límite urbano al oriente. A las transversalidades les corresponde la articulación entre el desarrollo de la AIE MEDRío y las acciones que equilibran los territorios de borde bajando la presión urbanizadora, pasando por la diversidad de situaciones urbanas que se asocian a las condiciones derivadas de los cambios de pendiente. Particularmente, a esta área le corresponde la articulación del municipio de Medellín con el desarrollo hacia la región cercana del oriente, articulando los proyectos de infraestructura de escala regional, metropolitana y municipal.

Incluirá acciones que permitirán integrar el Suelo Rural al espacio metropolitano, que acoja funciones de protección ecológica, abastecimiento alimentario, regulación hidrológica y admita procesos regulados y localizados de urbanización. Consolidará un Subsistema de espacio público que desestimule la expansión, controlando la suburbanización y protegiendo las áreas de valor paisajístico y ambiental.

Ir al inicio

ARTÍCULO 63. INSTRUMENTACIÓN DE LAS ÁREAS DE INTERVENCIÓN ESTRATÉGICA.

En aplicación de lo dispuesto en el artículo 113 y 114 de la Ley 388 de 1.997, las áreas de intervención estratégica definidas en el artículo 60 equivalen a Actuaciones Urbanas Integrales, las cuales se desarrollarán mediante macroproyectos, según lo establecido en el Subsistema de Planificación Complementaria del presente Acuerdo.

Ir al inicio

ARTÍCULO 60. OBJETIVOS COMUNES DE LOS MACROPROYECTOS.

El proceso de planificación de las áreas de intervención estratégica deberá, incorporar los siguientes objetivos, en consonancia con el marco estratégico del Plan.

Objetivo general.

Desarrollar las Áreas de Intervención Estratégica, definiendo el Sistema Público y Colectivo, el Sistemas de Ocupación y aplicando las disposiciones de los Sistemas Institucionales y de Gestión.

Objetivos específicos.

1. Definir el sistema estructurante de manera integral y coherente para cada macroproyecto.

2. Planificar cada macroproyecto articulado con su contexto inmediato y los demás macroproyectos.

3. Desarrollar bajo la multiescalaridad en el ejercicio de planificación cada macroproyecto.

4. Aplicar la política de protección a moradores donde se requieran procesos de reasentamiento, favoreciéndolo en sitio, y la garantía de permanencia de las actividades económicas y productivas siempre que esté en armonía con la norma general del POT.

5. Articular los instrumentos planificación, gestión y financiación.

6. Establecer el sistema de gestión del macroproyecto.

7. Mitigar los impactos generados por los proyectos de infraestructu ra.

8. Promover e integrar las acciones sectoriales del municipio de las que trata el Parágrafo 1 del Art. 113 de la Ley 388 de 1.997.

9. Contemplar el desarrollo de acciones que permitan soluciones integrales y coordinadas de cada macroproyecto, entre ellas estrategias integrales para la gestión del riesgo, natural, tecnológico, social y económico, para ello; en caso de requerirse, los Macroproyectos podrán realizar estudios de amenaza o riesgo de detalle que permitan definir su categoría, su mitigabilidad y las obras de mitigación.

10. Vincular al proyecto las diversas instancias públicas, privadas y comunitarias.

TÍTULO VI.

SISTEMA PÚBLICO Y COLECTIVO.

Ir al inicio

ARTÍCULO 65. SISTEMA PÚBLICO Y COLECTIVO.

Este sistema hace parte del sistema físico espacial y a su vez se compone de los siguientes Subsistemas:

1. Espacio Público de Esparcimiento y Encuentro

2. Equipamientos

3. Patrimonio Cultural Inmueble

4. Servicios Públicos

5. Movilidad

CAPÍTULO I.

SUBSISTEMA DE ESPACIO PÚBLICO DE ESPARCIMIENTO Y ENCUENTRO.

ARTÍCULO 66. DEFINICIÓN. Del Subsistema de Espacio Público de Esparcimiento y Encuentro.

El Subsistema de Espacio Público de Esparcimiento y Encuentro, corresponde al espacio público efectivo de carácter permanente, destinado a la recreación, esparcimiento, ocio y encuentro ciudadano, adscritos al uso colectivo, cuya generación o adecuación son producto de la intervención directa del hombre y según el carácter, cobertura, valoración cultural o patrimonial y actividad a la cual se destinan, prestan diversos servicios a la población cumpliendo funciones ecológicas, ambientales y sociales.

Son espacios representativos por sus características singulares de localización y por su peso en la conformación de las diferentes estructuras que componen el territorio; por lo tanto; posibilitarán bajo un enfoque diferencial y de género, el reconocimiento de la heterogeneidad cultural, pluralidad y diversidad de grupos poblacionales, según sus especificidades, formas de habitar y utilizarlos, con el fin de garantizar la seguridad pública ser incluyentes para personas en situación de discapacidad, cognitiva y/o física y todo tipo de población, posibilitando la construcción social, el encuentro y el esparcimiento colectivo.

El subsistema de espacio público de esparcimiento y encuentro se asocia a la estructura ecológica principal y complementaria, pretendiendo alcanzar una relación armónica entre el hombre y la naturaleza, especialmente en las áreas de mayor presión sobre los servicios ecosistémicos, las áreas de amenaza por movimientos en masa e inundaciones y avenidas torrenciales así como las áreas de mayor potencial para el encuentro ciudadano.

Así mismo, muchos de los espacios públicos de esparcimiento y encuentro poseen valor e importancia en la conformación histórica de la ciudad, en la apropiación ciudadana y en su reconocimiento como símbolo de valor cultural, estético y urbanístico, también hacen parte de este subsistema, las áreas verdes asociadas a espacios públicos articuladores y de encuentro, que a su vez conforman el sistema de espacio público verde urbano. Ver Mapa 11. Subsistema de Espacio Público de Esparcimiento y Encuentro existente y Mapa 12. Subsistema de Espacio Público de Esparcimiento y Encuentro proyectado.

PARÁGRAFO. Los mapas y tablas del Subsistema de Espacio Público de Esparcimiento y Encuentro protocolizados con el presente Acuerdo, se consideran ilustrativos. El inventario podrá ser actualizado permanentemente; por lo tanto el Mapa 11. Subsistema de Espacio Público de Esparcimiento y Encuentro Existente, es dinámico, y se actualizará y ajustará por razones de inconsistencias gráficas y por la incorporación de nuevas áreas producto de cesión obligatoria de los procesos de urbanización y construcción, dación en pago o adquisición y demás situaciones según lo establecido en el artículo 190 del Decreto Ley 019 de 2012, o las demás normas que lo modifiquen, complementen o sustituyan.

Doctrina Concordante MEDELLIN

SECCIÓN I.

CLASIFICACIÓN DEL SUBSISTEMA DE ESPACIO PÚBLICO DE ESPARCIMIENTO Y EL ENCUENTRO.

Ir al inicio

ARTÍCULO 67. CONFORMACIÓN DEL SUBSISTEMA.

El subsistema de espacio público de esparcimiento y encuentro categoriza de acuerdo con su naturaleza y función -dominio, función, valor de uso, características formales y tipológicas- y según su jerarquía cobertura tamaño/escala y localización, tal como se ilustra a continuación:

SUBSECCIÓN I.

CATEGORÍAS DEL SUBSISTEMA SEGÚN SU NATURALEZA Y FUNCIÓN.

Ir al inicio

ARTÍCULO 68. SEGÚN SU DOMINIO. Comprenden las siguientes subcategorías:

1. Bienes de uso público. Áreas destinadas al uso general y directo de todos los habitantes, los cuales hacen parte de cualquiera de las categorías y subcategorías del subsistema de espacio público de esparcimiento y encuentro, tales como: parques, parques cívicos, plazas, zonas verdes recreacionales, miradores panorámicos urbanos y rurales.

Se consideran como bienes de uso público, los entregados en cumplimiento de las obligaciones urbanísticas, los espacios que por formación urbanística han sido de dominio público por uso y costumbre, así como los bienes propiedad del Municipio de Medellín y sus entes descentralizados, adquiridos a cualquier título traslaticio de dominio destinados al uso público; igualmente aquellas áreas en las cuales, aún sin que haya mediado cesión o entrega voluntaria de su propietario, sean destinados como espacio público y figuren como tales en los planos adoptados como parte integrante de los procesos de Legalización y Regularización Urbanística.

2. Área libre del equipamiento público. Corresponden a las áreas libres para el encuentro y el esparcimiento ciudadano que hacen parte del suelo destinado a equipamiento y que sin perder su destinación, son contabilizados dentro del índice de espacio público efectivo, siempre y cuando, cumplan con las características de ser de dominio público, tener libre tránsito, acceso y ser espacio de permanencia y recreación pasiva, las cuales se clasifican en cualquiera de las categorías y subcategorías del subsistema: parques, parques cívicos, plazas, zonas verdes recreacionales y miradores panorámicos, urbanos y rurales.

3. Área libre privada de uso público. Corresponden a las áreas comunes de las urbanizaciones abiertas, sin restricciones de acceso, con libre tránsito para la comunidad en general, las cuales se han consolidado como bienes de uso de la ciudadanía. Dichas áreas no cuentan necesariamente con una destinación como bienes de uso público y tampoco corresponden a suelos propiedad del Municipio de Medellín; su sostenimiento y mantenimiento es responsabilidad de sus propietarios.

Estas áreas cumplen una función en la satisfacción de necesidades urbanas colectivas que trascienden por tanto, los límites de los intereses individuales y que por su calidades espaciales y localización, se consideran áreas representativas de la Ciudad desde el punto de vista urbanístico, paisajístico y ambiental; las cuales son usadas como sitios de encuentro, esparcimiento colectivo; consideradas

como espacios de atractividad y apropiación; por consiguiente podrán contabilizarse en el índice de espacio público efectivo, siempre y cuando se encuentren integradas directamente al espacio público circundante, pueda ingresarse y recorrer libremente por las personas y disponer de espacios para la permanencia y la recreación.

Ir al inicio

ARTÍCULO 69. SEGÚN SU FUNCIÓN.

Los espacios públicos de esparcimiento y encuentro se clasifican según su valor de uso, características formales y tipológicas en:

1. Parque. Es un espacio al aire libre destinado a la recreación, contemplación y contacto con la naturaleza así como a la recreación pasiva y activa. En este espacio abierto predominan los valores paisaj ísticos, naturales y la presencia de vegetación, que en su conjunto prestan servicios ambientales fundamentales para la ciudad. Hacen parte de esta categoría los Ecoparques y Parques Recreativos que presentan las siguientes características:

a) Ecoparque. Es un espacio público constituido por elementos propios de la naturaleza donde se pretende mantener la biodiversidad, conservación y restauración del ecosistema, por tanto el acceso y disfrute público de sus valores naturales está condicionado a la recreación pasiva, contemplación, ocio y encuentro ciudadano. Complementariamente, puede presentar actividades relacionadas con la educación ambiental, ecoturismo, cultura, actividades económicas y sociales enfocadas a la conservación de la naturaleza. Igualmente pueden asociarse a elementos de la Estructura Ecológica Principal y áreas de extracción minera, entre otros. Integran esta subcategoría las siguientes tipologías: Ecoparque de Cerros y otros elementos del sistema orográfico,Ecoparque de Quebrada y otros cuerpos de agua, y Ecoparque para la mitigación del riesgo, los cuales se definen a continuación:

-. Ecoparque de Cerros y otros elementos del sistema orográfico. Espacio público asociado a cerros, cuchillas y otras geoformas, que tienen funciones de contención de la urbanización, orientan el crecimiento urbano hacia zonas apropiadas, mejoran la calidad de vida de las comunidades y contribuyen a la conservación, preservación y restauración de funciones ecosistémicas, con énfasis en la contemplación y la recreación pasiva.

-. Ecoparque de Quebrada y otros cuerpos de agua. Espacio público destinado a la protección y conservación ecológica del recurso h ídrico, al disfrute y goce pasivo de sus calidades ambientales y paisajísticas, donde las intervenciones serán mínimas para garantizar el acceso, recorridos y permanencia de la comunidad.

-. Ecoparque para la mitigación del riesgo. Áreas asociados a las zonas de alto riesgo no mitigables por movimientos en masa, inundaciones y avenidas torrenciales, con previos procesos de reasentamiento, las cuales pueden ser adecuadas como espacios públicos para la recreación pasiva. También se consideran potenciales las áreas que estén asociadas a la incorporación preventiva de zonas de alta amenaza por movimientos en masa, inundaciones y avenidas torrenciales.

-. Ecoparque de borde. De conformidad con el Acuerdo Municipal 39 de 2.008, “Por medio del cual se desarrolla la política pública ambiental de intervención integral en laderas y bordes para la sostenibilidad ambiental del Municipio de Medellín en sus zonas rurales y urbanas con la creación de ecoparques, involucrando los aspectos ambientales, educativos, sociales, culturales, turísticos y económicos”, estarán constituidos por ecoparques de quebrada y otros cuerpos de agua, de cerro y otros elementos del sistema orográfico y ecoparques para la mitigación del riesgo. Serán espacios que aprovechen los valores naturales del borde para la creación de espacios de encuentro, sin ir en detrimento de los valores naturales y considerando las restricciones ambientales y constituyéndose como contenedores de la urbanización y expansión urbana. Pretenderán conservar y generar coberturas vegetales protectoras de las áreas de borde, con el objeto de visibilizarlas, asegurando para la población espacios abiertos con funciones climáticas, hidrológicas, recreativas y paisajísticas y contribuyendo con la generación de la conectividad ecológica entre las áreas de interés estratégico, localizadas en la zona rural y los corredores biológicos de gran importancia en la zona urbana. Su generación hará parte de la estrategia territorial del cinturón verde metropolitano para el ámbito de borde urbano rural municipal. En el ámbito de borde urbano rural, se convierten en los principales elementos de articulación de la ciudad con su entorno.

b) Parque Recreativo. Espacio público asociado a los elementos constitutivos artificiales o construidos producto de los desarrollos urbanísticos y constructivos con fines recreativos, de ocio y esparcimiento. En cuanto a su articulación con la conectividad ecológica, y con el papel que cumplan dentro de las redes ecológicas urbanas, deberán tener un aumento paulatino de sus áreas verdes y aumentar su biodiversidad. Integran esta subcategoría las siguientes tipologías: Parque Recreativo Pasivo y Parque recreativo Activo.

-. Parque Recreativo Pasivo. Área libre para la recreación pasiva el cual presta servicios para el sector residencial. Podrá disponerse en forma lineal asociado a vías conformando un corredor verde. Se caracteriza por el predominio de elementos naturales, dotación de amoblamiento urbano y senderos peatonales, favorable para la recreación pasiva, ocio y contemplación sin instalaciones ni escenarios para la recreación activa. Podrán cumplir funciones ambientales como regulación microclimática, infiltración de aguas lluvias, hábitat de fauna entre otras.

-. Parque Recreativo Activo. Área libre destinada a la recreación pasiva y activa el cual puede contar con escenarios para la práctica deportiva y recreativa informal no competitiva. Podrán cumplir funciones ambientales como regulación microclimática, infiltración de aguas lluvias, hábitat de fauna entre otras.

2. Parque Cívico. Espacio que actúa como centro cívico y representativo de su entorno, resultante de la agrupación de edificios alrededor de un espacio libre. Se diferencia de la plaza porque la vegetación desempeña un papel especial en función de ambientar los elementos arquitectónicos; este factor ambiental hace que genere áreas de descanso o recreación pasiva en sus ejes verdes conservando parte de su área como zonas duras, útil para la realización de encuentros colectivos, expresiones artísticas, ferias y encuentros culturales. Son espacios abiertos, creados para el uso colectivo, con funciones cívicas, ceremoniales u ornamentales, ampliamente reconocidas, por su valor histórico y cultural. Hacen parte de la conformación histórica tanto de la ciudad como de sectores particulares, considerados de valor por su representatividad histórica y cultural, permanencia en el tiempo, simbolismo y relación con otros sitios.

3. Plaza. Lugar público resultante de la agrupación de edificios en torno a un espacio libre; es el espacio público de mayor representatividad bien sea por sus características singulares de localización, por su peso en la conformación de la estructura del desarrollo territorial o por los valores culturales que contiene o representa. Integran esta subcategoría las siguientes tipologías: Plazuela y Plazoleta, las cuales se definen a continuación:

a) Plazuela. Espacio abierto de menor tamaño y jerarquía que la plaza, que comparte con esta, la predominancia de los elementos arquitectónicos que la conforman, siendo un espacio conformado con fachadas contenedoras.

b) Plazoleta. Espacio libre de menor tamaño y jerarquía que la plazuela, no posee una connotación de uso masivo; es el espacio público donde prevalecen los elementos arquitectónicos que la conforman y componen, estableciendo relaciones más próximas entre los edificios, el espacio público y los usuarios. Asociada generalmente a espacios barriales o pequeños espacios de centralidades, actúa como generador del espacio público.

4. Zona Verde Recreacional. Corresponde a espacios públicos con predominio de vegetación relacionada con árboles, arbustos y cobertura de piso, combinada para uso de jardines, con una mínima proporción de pisos duros y amoblamiento urbano necesarios para su apropiación y disfrute en función de la recreación pasiva/contemplativa, de manera que se garantice su accesibilidad y vinculación a la malla urbana.

Estos espacios podrán contribuir (según su tamaño, en especial aquellos mayores de seis mil cuatrocientos metros cuadrados (6.400,00 m2)), a las funciones ecológicas y ambientales tales, como la mitigación del ruido, la disminución de temperatura ambiental, la absorción de partículas contaminantes en el aire y la infiltración del agua; así como también a la biodiversidad representativa del territorio municipal. Deberán aportar además, a la consolidación de la estructura verde en el paisaje urbano.

No hacen parte de esta categoría las zonas verdes asociadas a la sección pública de las vías, ni las zonas verdes que hacen parte de la mancha de inundación a las corrientes naturales de agua definidas en la mancha de inundación para una creciente con un periodo de retorno de cien (100) años. Solo las zonas verdes recreacionales y las demás categorías definidas dentro del sistema de espacio público de esparcimiento y encuentro, se tendrán en cuenta en la contabilización del espacio público efectivo de ciudad de conformidad con las disposiciones nacionales.

5. Mirador Panorámico. Son lugares para la recreación contemplativa vinculados al sistema orográfico y asociado a los corredores de movilidad de la red vehicular, peatonal, senderos y caminos de valor histórico y patrimonial, los cuales podrán contar con superficies duras, amoblamiento de comunicación, organización, ambientación, recreación, servicio, salud, higiene y seguridad, en materiales acordes con el contexto y en función de las características naturales, ambientales y paisajísticas del entorno donde se emplazan. Espacio público que por su localización estratégica y las visuales que ofrece sobre el territorio, presenta valores paisajísticos que se convierten en referente para la población y pueden localizarse en suelo urbano y rural.

SUBSECCIÓN II.

CATEGORÍAS DEL SUBSISTEMA SEGÚN SU JERARQUÍA Y COBERTURA.

Ir al inicio

ARTÍCULO 70. CATEGORÍAS DEL SUBSISTEMA SEGÚN TAMAÑO Y ESCALA.

Integran esta categoría los de Primer Orden o General y Segundo Orden o Local:

1. Primer Orden o General. Hacen parte de éste orden los espacios públicos de alta jerarquía de nivel regional, metropolitano y municipal las cuales se definen a continuación:

a) Nivel Regional y Metropolitano. Hacen parte de este nivel los espacios públicos de esparcimiento y encuentro que tienen una superficie superior a 50 ha, que ofrecen características de alta jerarquía y de impacto supramunicipal; asímismo comprenden algunas de la áreas de interés estratégico. Además de sus funciones de esparcimiento y encuentro son áreas llamadas a cumplir funciones de conservación, mejoramiento ambiental y contención de la expansión urbana, razón por la cual configuran nodos potenciales de la red ecológica considerándose sus beneficios ambientales como un aporte de carácter regional.

b) Nivel Municipal. Conforman este nivel los espacios públicos de esparcimiento y encuentro de alta jerarquía o significativo impacto municipal (urbano y rural) establecidos para la recreación de los habitantes de la ciudad. Su localización será preferiblemente en el área de influencia de las vías de alta jerarquía sobre los principales corredores de transporte masivo y colectivo asociados a centralidades y equipamientos de jerarquía municipal, preferiblemente ubicados en el ámbito río, en el borde urbano y borde rural con un área de influencia definida por un radio mayor a tres mil seiscientos metros 3.600,00 m. y con una superficie entre 10 ha. y 50 ha.

2. Segundo Orden o Local. Hacen parte de éste orden, espacios públicos de baja jerarquía, de nivel zonal, corregimental, comunal/suburbano nivel 1, barrial/ suburbano nivel 2, vecinal y veredal.

a) Nivel Zonal / Corregimental. Conforman este grupo los espacios públicos de esparcimiento y encuentro que atienden las necesidades colectivas de la población correspondiente a una zona y a los suelos urbanos de los corregimientos. Su localización se presenta preferiblemente en los corredores o centralidades zonales y corregimentales asociados a equipamientos de cobertura zonal. Su acceso se presenta a través de vías secundarias o colectoras, asociados a sistemas de transporte masivo, colectivo y no motorizado. Por su nivel de convocatoria, pueden contener elementos espaciales aptos para actividades recreativas activas, culturales y comunitarias con un área de influencia definida por un radio inferior a 1.800 metros y con una superficie entre los 50.000 y 100.000 m2.

b) Nivel Comunal/ Suburbano Nivel 1. Conforman este nivel los espacios públicos de media jerarquía o impacto urbano que atienden las necesidades colectivas de la población de la comuna o centralidades suburbanas nivel 1 en el suelo rural. Hacen referencia a los espacios públicos de esparcimiento y encuentro, con áreas verdes menores o de carácter lineal y puntual con un área de influencia definida por un radio de novecientos metros (900,00 m) y una superficie entre los 10.000,00 y 50.000,00 m2.

c) Nivel Barrial / Suburbano Nivel 2. Conforman este nivel los espacios públicos de menor jerarquía o impacto urbano de proximidad y complementario a la vivienda que ofrecen oportunidades de recreación, esparcimiento e intercambio social a escala barrial, interbarrial, o centralidades suburbanas del nivel 2 en el suelo rural. Se localizan preferiblemente en las centralidades barriales y suburbanas, circundado por vías peatonales y vehiculares para permitir su accesibilidad con un área de influencia definida por un radio de trescientos metros 300,00 m. y con una superficie entre los 3.000,00 y 10.000,00 m2.

d) Nivel Vecinal / Veredal. Conforman este grupo los espacios públicos de esparcimiento y encuentro colectivo de proximidad a la vivienda, de baja jerarquía o impacto territorial, que prestan servicios al sector residencial y tienen por objeto resolver las necesidades básicas de descanso y esparcimiento al aire libre de la población residente, cuyo ámbito de influencia es definido por un radio inferior a 100,00 m. metros, accesibles mediante itinerarios peatonales, que no superen los 5 minutos de desplazamiento a pie y por medio de senderos peatonales y vías de servicio. Se constituyen en áreas de juego y esparcimiento con una superficie entre 1.000 y 3.000 m2.

Ir al inicio

ARTÍCULO 71. CATEGORÍAS DEL SUBSISTEMA SEGÚN LOCALIZACIÓN.

Integran esta categoría las siguientes subcategorías asociadas a los ámbitos territoriales: Rio, Ladera, Borde y Rural.

1. Ámbito Río. Espacios públicos centrales situados en la ribera del Rio y en el Centro Metropolitano, inscritos en el Área de Intervención Estratégica MEDRío, que favorecen el contacto entre el río y los ciudadanos dentro de la zona conurbada del valle. Sus funciones son las de rescatar los valores naturales como cualificadores del paisaje y prestadores de servicios ambientales, asegurar la apropiación comunitaria y la revaloración del carácter cívico, histórico y representativo del centro de la ciudad, mejorando las condiciones de accesibilidad al río y su calidad ambiental, involucrando el manejo del agua, las coberturas vegetales y conservando los valores patrimoniales en su diseño.

Se concibe como el epicentro del espacio público metropolitano y la oportunidad de restituir los valores ambientales y urbanísticos fortaleciendo las infraestructuras urbanas de soporte sobre el corredor longitudinal, mejorando su cualificación espacial y funcional. En este ámbito prevalecerán las categorías de los espacios de Primer Orden o General como los Parques del Río, ecoparques, parques recreativos metropolitanos, plazas y parques cívicos de mayor reconocimiento y representatividad; escenario tanto para eventos festivos de escala metropolitana como encuentros cotidianos de los ciudadanos del Valle de Aburrá.

2. Ámbito Ladera. Espacios públicos asociados a barrios residenciales consolidados, concebidos como estructurantes en el espacio público a escala local; propician el reconocimiento y disfrute escénico enriqueciendo el paisaje de las laderas. Predominan los espacios públicos de Segundo Orden o Local que buscan cubrir las necesidades de esparcimiento y encuentro a nivel vecinal, barrial y comunal.

En este ámbito, se implementarán acciones para el incremento de los índices de espacio público de esparcimiento y encuentro con prevalencia de parques recreativos y ecoparques de quebrada y otros cuerpos de agua; Miradores Panorámicos predomina la generación de espacios de encuentro como parques, plazas y zonas verdes recreacionales para consolidar las centralidades existentes y emergentes, que permitan su articulación y animación urbana, cualificando los espacios públicos y reforzando las condiciones paisajísticas y ambientales de este ámbito. Prevalecerán las categorías de ecoparques de quebrada y para la mitigación del riesgo, los parques de recreación pasiva, los parques cívicos y miradores panorámicos.

3. Ámbito Borde. Áreas de uso público periféricos con fines recreativos de Orden General o Local, localizados en el Área de Intervención Estratégica Borde Urbano Rural, destinados a suplir deficiencias locales de esparcimiento y encuentro; cumplen una función de transición entre las estructuras naturales y artificiales del suelo urbano y rural, así como de sellado del límite urbano en áreas vulnerables a la ocupación informal y en aquellas sujetas a amenazas y riesgos naturales, las cuales buscan desestimular la expansión, controlando la suburbanización y protegiendo las áreas de valor paisajístico y ambiental generando apropiación pública. En este territorio se pretende consolidar un sistema de ecoparques de borde con el fin de proteger las áreas de valor paisajístico y ambiental. Prevalecerán las categorías de ecoparques (de quebrada y otros cuerpos de agua, de cerro y otros elementos del sistema orográfico y para la mitigación del riesgo), los miradores y parques de recreación pasiva.

4. Ámbito Rural. Son espacios naturales intervenidos de manera sostenible, y construidos como lugares de esparcimiento y encuentro destinados por su reconocimiento al disfrute colectivo, la recreación pasiva, al ecoturismo, al equilibrio, la sostenibilidad ambiental y al desarrollo social de las comunidades que lo usufructúan. En su mayoría son puntos de intersección y de intercambio que utilizan la base natural del territorio como verdadero estructurante de los usos y formas de ocupación; basan su singularidad en las costumbres y características culturales de la población permanente y flotante que le da significación y reconocimiento público.

Prevalecerán las categorías de los ecoparques en todas sus subcategorías, los miradores panorámicos y los espacios de integración comunitaria tales como, plazas y parques recreativos que complementan y consoliden las centralidades veredales y suburbanas como espacios de esparcimiento y encuentros cotidianos de la población residente y visitante.

SECCIÓN II.

CRITERIOS DE MANEJO DEL SUBSISTEMA.

Ir al inicio

ARTÍCULO 72. CALIDAD Y COBERTURA.

La calidad y la cobertura se establecen como criterios básicos para la implementación del Subsistema y sus proyectos, de manera integral a través de las siguientes acciones:

1. La implementación y seguimiento de un sistema de indicadores cualitativos y cuantitativos del Subsistema de Espacio Público de esparcimiento y encuentro.

2. La normalización especifica de parámetros de intervención y criterios de diseño para los nuevos proyectos del Subsistema, contextualizados en el ámbito territorial donde se emplacen.

3. La formulación de proyectos específicos enmarcados en programas de mantenimiento, generación, mejoramiento y restitución de los elementos del Subsistema de espacio público de esparcimiento y encuentro, que deberán implementarse en la vigencia del Plan.

Ir al inicio

ARTÍCULO 73. CRITERIOS GENERALES DEL SUBSISTEMA.

Para el manejo integral de los espacios públicos de esparcimiento y encuentro que conforman el presente Subsistema, se consideran los siguientes criterios:

1. Proteger, mejorar y ampliar el espacio público, garantizando que el uso común prevalezca sobre el interés particular.

2. Consolidar el sistema de ciudad, garantizando además de la inclusión social, la perspectiva de género, el enfoque diferencial, la diversidad de grupos poblacionales y sus formas de habitar y utilizar los espacios públicos de esparcimiento y encuentro, con el fin de que sean espacios incluyentes para todo tipo de población, sus imaginarios culturales, la convivencia y el esparcimiento colectivo.

3. Incrementar los indicadores cuantitativos y cualitativos del espacio público de esparcimiento y encuentro de manera equitativa en el territorio municipal.

4. Propender por el aprovechamiento del subsuelo y del aire para evitar el agotamiento del espacio público. Velar por la preservación del espacio público en superficie, las condiciones ambientales de la zona y propender por soterrar las redes aéreas, que hacen parte de la infraestructura de servicios públicos.

5. Planificar, recuperar, caracterizar y consolidar los espacios públicos, asignando especial relevancia a los parques cívicos, plazas y otros espacios representativos de mayor atractividad dentro del subsistema de espacio público de esparcimiento y encuentro.

6. Regular los procesos de urbanización, parcelación, construcción e integración de nuevos espacios, garantizando la valoración del espacio público y del medio ambiente.

7. Considerar como áreas susceptibles a incorporar al sistema de espacios públicos verdes urbanos en la región metropolitana del Valle de Aburrá, las zonas de alto riesgo no mitigables al igual que algunos suelos de protección.

8. Promover el manejo adecuado del subsistema con el fin de mejorar la sostenibilidad de bienes y servicios ambientales importantes para la ciudad.

9. Incluir en el diseño, ejecución, seguimiento, monitoreo y evaluación de los programas y proyectos de espacio público de esparcimiento y encuentro un enfoque diferencial que permita a las personas. beneficiarse de estos espacios en igualdad de condiciones y en términos de equidad.

10. Las diferentes entidades que realicen actividades de infraestructura física, silvicultura urbana, paisajismo y ornato, deberán desarrollar acciones de acompañamiento social y educativo, tendientes a la conservación y apropiación del espacio público, que permita a todas las personas y en especial aquellas en situación de discapacidad, tales como, personas de talla baja, invidentes, sordos y con múltiples discapacidades, entre otras, beneficiarse de estos espacios en igualdad de condiciones y en términos de equidad.

11. Se permitirá la localización de amoblamientos livianos en espacio público que permitan el disfrute de las expresiones culturales, asegurando el respeto a las normas ambientales, la libre circulación y los habitantes tradicionales, a la vez que se promueve la seguridad de los artistas.

PARÁGRAFO: Se podrá reducir o modificar el uso de las áreas destinadas a espacio público por motivos de obra pública o de interés social, según el procedimiento establecido en la Ley 9 de 1989.

Ir al inicio

ARTÍCULO 74. TIPOS DE ACTUACIÓN.

Sobre los elementos del subsistema se llevarán a cabo actuación encaminadas a cubrir el déficit cualitativo y cuantitativo del espacio público. El primero a través de actuaciones de mantenimiento, mejoramiento o recuperación y restitución; el segundo a través de la generación de espacio público.

Todas las actuaciones tendrán por finalidad el mejoramiento de la calidad urbanística de los espacios y la disminución del déficit, con el fin de obtener en el largo plazo un indicador de espacio público efectivo urbano de 7 m2/habitante y un indicador de espacio público efectivo municipal de 15 m2/habitante; buscando lograr la equidad en los ámbitos territoriales a través de la implementación de estrategias de creación de nuevos parques en las diferentes Áreas de Intervención, movilizando la utilización de instrumentos de gestión y financiación para la consolidación del subsistema.

1. Mantenimiento. Se refiere a las actuaciones orientadas a la consolidación y preservación del conjunto de elementos y calidades del espacio público en aquellas áreas donde este atributo, presenta adecuadas condiciones físicas, ambientales, paisajísticas y funcionales, que requieren intervenciones mínimas para asegurar su permanencia y uso adecuado por parte de la población. Esta actuación propone acciones de reparación continua o preventiva para la conservación de los elementos que componen el espacio público, que sean acorde con el diseño urbanístico y la tipología del espacio.

Adicionalmente, integra acciones asociadas al mantenimiento del componente vegetal y paisajístico, a través de la implementación de prácticas silviculturales adecuadas, la restricción de la fragmentación espacial, la disminución y el aislamiento del área cubierta con vegetación, el mantenimiento de la integridad del espacio verde, el predominio del área cubierta de vegetación sobre cobertura vegetal de piso y su enriquecimiento con predominio de especies nativas adecuadas para el lugar donde se ejecute la actuación, de valor por su longevidad, porte y arquitectura.

2. Mejoramiento o recuperación. Este tipo de actuación está orientada a regenerar las condiciones existentes y atributos espaciales de los espacios que cuenten con un nivel aceptable de dotación y características físicas aptas para su uso, a través de la ejecución de acciones y proyectos de restauración, adecuación, rediseño y recuperación del espacio público de esparcimiento y encuentro, con procesos de deterioro, alteración de la intensidad de uso o impacto por obras de desarrollo físico.

Comprende acciones orientadas a recobrar o restaurar los atributos espaciales en los cuales se enmarcan los valores urbanísticos, paisajísticos, históricos y culturales, para recuperar sus condiciones originales y recomponer los elementos que por diseño o intervenciones inadecuadas no están acordes con las características tipológicas de cada espacio, optimizando sus características físicas y estéticas, aprovechando al máximo el área que posee y su potencial como área de esparcimiento y encuentro colectivo.

Incluye acciones de reparación de los pisos duros en mal estado de conservación o que hayan sufrido intervenciones que obstaculicen el paso peatonal, subsanando esas deficiencias y dotándolos de elementos que faciliten la accesibilidad a toda la población. Adicionalmente, se enmarcarán en esta actuación el reemplazo y dotación de elementos de amoblamiento urbano, utilizando elementos durables siguiendo un diseño universal, urbanístico y funcional.

En el componente ecológico y paisajístico se plantea, que en los casos que se requiera, se reemplazarán los espacios verdes deteriorados por cobertura vegetal de piso, vegetación arbórea y arbustiva, con el fin de evitar la fragmentación, disminución y aislamiento del área verde y de mantener los estándares de espacio público verde urbano por habitante. Adicionalmente el incremento y enriquecimiento de la diversidad de especies vegetales nativas adecuadas y de valor para la ciudad por su longevidad, porte y arquitectura.

3. Restitución. Esta actuación está orientada a la rehabilitación física del espacio público y al restablecimiento de sus condiciones de esparcimiento y encuentro colectivo que han sido destruidas o alteradas debido a una ocupación indebida o privatización. Dentro de esta actuación se incluye la eliminación de cualquier barrera o elemento arquitectónico que este impidiendo su acceso y disfrute masivo, la construcción de nueva infraestructura física, dotación de arborización y amoblamiento urbano que aseguren accesibilidad, destinación y uso público por parte de la comunidad.

4. Generación. Con este tipo de manejo se busca dotar las áreas de la ciudad que presentan deficiencias en los estándares de espacio público de esparcimiento y encuentro, propiciando la creación de nuevas áreas que garanticen una mayor oferta en pro de la obtención de beneficios ambientales y sociales, en función de promover la equidad territorial, disminuir la contaminación del aire, aportar a la regulación del microclima y al enriquecimiento de la biodiversidad.

Son acciones orientadas a crear espacios públicos que aseguren condiciones urbanísticas adecuadas de accesibilidad, conectividad y apropiación por parte de la colectividad.

PARÁGRAFO. La aplicación de las anteriores actuaciones generales para el manejo del Subsistema de espacio público de esparcimiento y encuentro, se desarrollarán mediante el diseño e implementación de programas y proyectos específicos, los cuales determinarán las particularidades de aplicación de estas prácticas a cada espacio público.

Ir al inicio

ARTÍCULO 75. CRITERIOS PARA LA GENERACIÓN DE ESPACIOS PÚBLICOS.

Para la generación de nuevas áreas que a su vez se inscriben en los diferentes instrumentos de planificación se deberá considerar:

1. El análisis de la cobertura y demanda, evaluando el déficit existente en cada territorio, considerando los requerimientos de la población para su desarrollo y mejoramiento de la calidad de vida.

2. La caracterización de la población a la cual se dirige la actuación, que hace parte de la política de protección a moradores.

3. Los instrumentos de planificación complementaria, priorizarán los sectores con los indicadores más bajos o mayor déficit de espacio público para la generación de nuevas áreas, las cuales deberán contribuiral equilibrio del territorio, a la consolidación y ampliación de los espacios públicos y equipamientos existentes para aumentar su cobertura.

4. La generación de nuevas áreas destinadas a espacio público de esparcimiento y encuentro, contribuirán a la consolidación de los sistemas públicos y colectivos de la ciudad y promoverán la integración a las centralidades, los corredores y los equipamientos existentes e integrarán las propuestas planteadas por los diferentes instrumentos de planificación complementaria.

5. Estimular la diversidad de funciones y usos recreativos incorporando criterios de diseño universal, seguridad urbana y accesibilidad, que propicie el uso cómodo y seguro para la comunidad en general con un enfoque diferencial. La geometría de estos espacios deberá generar condiciones de seguridad relacionadas con la visibilidad, la iluminación y la accesibilidad, dotándolos con elementos de amoblamiento urbano durables y la utilización de materiales de pisos antideslizantes y aptos para el tráfico peatonal.

6. Procurar la integración de las nuevas áreas a con espacios públicos y equipamientos y centralidades próximas a su localización.

7. Podrán adecuarse e incorporarse como espacios públicos de esparcimiento y encuentro para la recreación pasiva, las áreas asociadas a las zonas de alto riesgo no mitigable que hayan sido objeto de procesos de reasentamiento.

8. Dotar de servicios públicos básicos las áreas de esparcimiento y encuentro de acuerdo con su diseño, uso y funcionalidad.

9. Integrar al sistema de espacialidades públicas las zonas de extracción minera que no sean aptas para el desarrollo, una vez cumplan su vida útil.

10. Implementar actuaciones de generación de espacios públicos dentro del suelo suburbano y rural acorde con sus condiciones.

11. Las nuevas áreas tendrán como mínimo diez metros (10.00 m.) de ancho en el frente de acceso y de salida directo a vía pública peatonal o vehicular.

12. Cuando la vinculación a una vía pública se haga a través de una vía secundaria, la distancia máxima de recorrido entre la vía principal y el frente del predio será de veinte metros (20,00 m.) de longitud y se adecuará como sendero peatonal.

13. Las nuevas áreas deberán tener un área mayor de mil metros cuadrados (1.000,00 m2) o ser colindante a espacios públicos que al adicionarse superen esta área y tener un marco o entorno apropiado de áreas naturales y construidas, que garanticen la seguridad y tranquilidad de los ciudadanos para su debida utilización.

14. Promover la adquisición de suelo para la generación de espacio público propiciando condiciones para su gestión, uso, mantenimiento y adecuación

15. Conectar con redes de movilidad peatonal los senderos y caminos de valor histórico y patrimonial, mejorando la accesibilidad y la dotación de los miradores panorámicos y de espacios de valor ambiental y paisajístico.

16. En el caso de requerirse áreas ocupadas con edificaciones para la generación de espacios públicos u obras públicas en general, será necesaria la elaboración de un plan de reasentamiento para los hogares y actividades económicas, propendiendo por una relocalización en el entorno próximo.

PARÁGRAFO 1. La aplicación de las anteriores actuaciones generales para el manejo del Subsistema de espacio público de encuentro y esparcimiento, se ejecutarán mediante el diseño e implementación de programas y proyectos específicos. Dichos proyectos, determinarán las particularidades de la aplicación de estas prácticas a cada espacio público. Las áreas para la generación de nuevo espacio público de esparcimiento y encuentro podrán tener un manejo diferencial y específico por ámbito territorial, donde se localicen por restricciones topográficas entre otras condiciones técnicas y ambientales.

PARÁGRAFO 2. Todas las actuaciones sobre los espacios las especificaciones técnicas y reglamentación específica vigente, en especial con lo dispuesto en los manuales de Diseño y Construcción de los Componentes del Espacio Público y de Silvicultura Urbana.

PARÁGRAFO 3. En la evaluación de los presentes criterios para la generación de espacios públicos en la ciudad, se deberá tener en cuenta, la prioridad de intervención que se tenga a través del mejoramiento integral de barrios en los sectores calificados con mayor déficit.

Doctrina Concordante MEDELLIN

Ir al inicio

ARTÍCULO 76. ACTUACIONES ESPECÍFICAS EN ECOPARQUES.

Las actuaciones específicas para el manejo integral de los ecoparques son las siguientes:

1. Las intervenciones en los ecoparques deberán considerar los aspectos relacionados con el paisaje, orientados al reconocimiento de los valores escénicos y al control de los impactos negativos sobre los elementos naturales como estrategia para su incorporación de manera efectiva al subsistema de espacio público de esparcimiento y encuentro y estarán supeditadas a la ejecución de los respectivos estudios geotécnicos de detalle, hidrológicos e hidráulicos, acorde con la Norma de Sismo Resistencia y el Acuerdo Metropolitano N 09 del 25 de marzo de 2.012 o demás normas que las complementen, modifiquen o sustituyan.

2. Mantener las características de los diferentes paisajes, sin producir alteraciones que rompan el equilibrio establecido por la naturaleza, evitando modificaciones al curso de las fuentes de agua, el taponamiento de corrientes naturales y escorrentías y la modificación topográfica de cerros, entre otros.

3. El desarrollo de cualquier infraestructura respetará la cobertura vegetal en áreas de valor paisajístico y ambiental, siendo necesario proteger y conservar los elementos naturales con características especiales para el paisaje, el ambiente y el espacio público.

4. En los Ecoparques se adelantarán intervenciones integrales, propiciando la educación sobre el valor de las riquezas naturales mediante proyectos educativos, recreativos y lúdicos, que aporten al subsistema del espacio público de esparcimiento y encuentro, incorporando el desarrollo de programas ambientales, educativos, sociales, culturales, turísticos y económicos, entre otros, de conformidad con el Acuerdo 39 de 2.008

a) Ambientales: Implementación de programas de siembra de árboles, manejo de microcuencas, fuentes hídricas y construcción de infraestructura requerida.

b) Educativos: Programas de siembra y/o acompañamiento de árboles, con programas de educación y formación ambiental para la comunidad de acuerdo con el Programa “siembra un árbol, salvemos el planeta”.

c) Sociales: Desarrollo y promoción de integraciones familiares y comunitarias, creación y generación de viveros pedagógicos y ecohuertas.

d) Culturales: Recopilación y reconocimiento de la memoria histórica y cultural de las áreas intervenidas y de sus valores culturales, realización de prácticas y eventos culturales relacionadas con el medio ambiente.

e) Turístico: Implementación de programas ecoturísticos de integración de las áreas urbanas y rurales, generación de infraestructura física requerida para garantizar el acceso y disfrute del espacio, senderos ecológicos, ciclorrutas, sitios de estancia, lugares de esparcimiento y ocio, miradores, teatros al aire libre, dotación de amoblamiento urbano y algunos equipamientos ambientales y servicios compatibles y de apoyo a la actividad recreativa.

f) Económico: Generación e implementación de programas económicos que permitan autosostenibilidad del espacio público.

5. Los ecoparques constituirán una opción de apropiación en áreas de protección y producción, los cuales podrán acondicionarse para el disfrute colectivo de manera que se protejan las funciones ecológicas, productivas, ambientales y se generen fines recreativos con infraestructura adecuada, en armonía con el uso del suelo y el tratamiento asignado.

6. El desarrollo de actividades ecoturísticas en los Ecoparques, deberá contar con el estudio de capacidad de carga donde se determine la intensidad del uso del ecoparque así como la infraestructura adecuada.

7. Las actividades de recreación pasiva estarán en armonía con los atributos ambientales, y ecológicos las relaciones de apropiación de habitantes y visitantes.

8. Los ecoparques podrán estar asociados a las áreas de interés estratégico, elementos del sistema orográfico, hidrográfico, fragmentos de bosque natural, zonas de riesgo no mitigable, áreas de interés recreativo y paisajístico, así como a las áreas de explotación de materiales cuando cese la actividad y el plan de manejo y abandono posibilite la restauración ecológica y la adecuación para fines recreativos y protectores.

9. Podrán desarrollarse sistemas agroforestales armónicos con la clasificación, uso y tratamiento; en estos deberán conservarse los remanentes de bosques con vegetación adecuada preexistente, asociados a ecosistemas estratégicos y elementos de la Estructura Ecológica Principal.

10. Los espacios públicos efectivos estarán por fuera de: la cota máxima de inundación para crecientes con periodos de retorno de 100 años; o en su defecto por fuera de las zonas de amenaza media y alta por inundación; de la unidad geomorfológica denominada “cañón”, siempre y cuando los terrenos que la conforman, no presenten procesos morfodinámicos activos o inactivos que afecten la estabilidad general del predio, exista posibilidad de accesibilidad directa, y que sea viable su conformación con el área adyacente a dicha faja.

Ir al inicio

ARTÍCULO 77. ACTUACIONES ESPECÍFICAS EN ECOPARQUES DE QUEBRADA Y OTROS CUERPOS DE AGUA EN EL ÁREA RURAL.

Además de las disposiciones establecidas en el artículo anterior, las actuaciones específicas para el manejo integral de estos ecoparques son las siguientes:

1. Podrán generarse a partir de los cuerpos de agua, respetando el manejo de sus fajas de retiro y sus manchas de inundación, pudiendo incorporar los lotes de oportunidad en sus fajas adyacentes; estarán destinados al esparcimiento y encuentro para la recreación pasiva, natural, paisajística y ambiental de la población que los frecuenta.

2. Se constituirán en fajas de amortiguamiento para proteger el recurso hidrográfico y en espacios para el disfrute y goce pasivo.

3. Podrán intervenirse por tramos con tratamientos diferenciados, según su entorno, respetando los retiros a los nacimientos de las quebradas en los cuales no se permitirá ningún tipo de intervención.

4. Las acciones incluirán la restauración ecológica, la revegetalización y la posibilidad de contar con sistemas de alcantarillado para el saneamiento de las corrientes de agua.

5. Estos espacios ofrecerán:

a) Solución de accesibilidad y sistemas de transporte no motorizados, que contemplen distintos grupos o sectores etáreos o con movilidad reducida y en situación de discapacidad, de acuerdo con las características topográficas del sector.

b) Alta calidad ambiental y paisajística, continuidad espacial y confortabilidad micro climática, con arbolado, vegetación, jardines, entre otros.

c) Generación de estancias y amoblamiento urbano para la realización de actividades y encuentros.

6. El diseño de estos ecoparques deberá considerar:

a) Proponer un modelo de gestión, que asegure el desarrollo integral del ecoparque y su sostenibilidad y mantenimiento.

b) Formularse dentro de un planteamiento integral, que contenga acciones de mitigación, recuperación del cauce, tratamiento de aguas y demás intervenciones que fortalezcan las calidades naturales y solucionen las problemáticas ambientales existentes en torno a las corrientes de agua.

Ir al inicio

ARTÍCULO 78. LINEAMIENTOS PAISAJÍSTICOS DE LOS ECOPARQUES DE QUEBRADA Y OTROS CUERPOS DE AGUA.

Desde la estructura del paisaje, se busca exaltar las quebradas como elementos estructurantes de la ciudad, con un tratamiento específico, según el ámbito donde se localizan, como se enuncian a continuación:

Dimensión natural.

1. Red verde:

a) Por tratarse de estructurantes de ciudad, las intervenciones que se hagan en las quebradas, deberán potenciarlas como corredores ecológicos para ser conservados y mejorados.

b) Aprovechar las zonas donde hay mayor número de quebradas y conservar el verde existente asociado a ellas, proporcionando conexiones trasversales entre éstas, que contribuyan a generar áreas de espacio público efectivo.

2. Red Hídrica:

a) Identificar el estado de injerencia antrópica en los corredores hídricos, destacando el valor e importancia de los componentes naturales y sus potencialidades.

b) Valorar los corredores hídricos, resaltando la naturalidad del drenaje a partir de la vegetación potenciando sus valores visuales.

Dimensión urbana y cultural.

1. Delimitar el polígono de intervención según los tramos de la quebrada teniendo en cuenta todo su entorno y la articulación de lo existente con lo propuesto.

2. Procurar una adecuada accesibilidad, generando antesalas de llegada, que respondan de manera efectiva desde el diseño, incluyendo la continuidad de la movilidad peatonal.

3. Los diseños tendrán en cuenta la necesidad de brindar soluciones con pendientes inferiores al 12% que permitan el acceso a personas con movilidad reducida. De no ser posible por las características del terreno, deberán generarse otro tipo de soluciones en las cuales se desarrollen áreas mínimas para albergar espacios adecuados para estas personas.

4. De ser necesario, implementar la política de protección a moradores cuando se requiera reasentar población localizada en el área de intervención.

5. Generar programas educativos de sensibilización y resignificación de las quebradas como lugares de encuentro ciudadano y disfrute de la naturaleza.

Dimensión sensorial.

1. Calidad visual:

a) Busca exaltar la calidad visual como gran potencial paisajístico, mediante la identificación de conos visuales (Ampliación y profundidad).

b) Identificar y darle el valor a los hitos paisajísticos existentes.

2. Calidad sonora:

Identificación de áreas con mayor y menor contaminación acústica para aminorar impactos dados por la densidad de la población, el alto crecimiento de los niveles de tráfico rodado, y las zonas donde hay aumento de los medios de transporte y su masiva utilización.

Ir al inicio

ARTÍCULO 79. ZONIFICACIÓN PARA EL MANEJO DE ECOPARQUES DE QUEBRADA Y OTROS CUERPOS DE AGUA EN ZONA RURAL.

Las intervenciones en ecoparques de quebrada y otros cuerpos de agua en el suelo rural, tendrán en cuenta la siguiente zonificación:

1. Zona 1: Faja de mancha de inundación para un periodo de retorno de los 100 años.

Se restringe cualquier intervención nueva, respetando el carácter protector de dicha faja, y las adecuaciones de caminos preexistentes, previos estudios de capacidad de carga, geológicas, geotécnicas, hidrológicas e hidráulicas, entre otros y estarán condicionados a la aprobación de los respectivos trámites de ocupación de cauce, ante la autoridad ambiental competente.

El uso debe propender por la protección con acciones relacionadas con enriquecimiento, reforestación y obtención de productos secundarios del bosque.

2. Zona 2: Faja dentro del retiro de treinta metros (30,00 m.) y por fuera de la mancha de inundación de los cien (100) años.

Las adecuaciones serán orientadas a la recreación pasiva y sólo se podrán desarrollar intervenciones equivalentes al 7% del área total de la faja conservando la permeabilidad de los suelos, promoviendo el establecimiento de las especies de flora y fauna endémicas o con algún grado de amenaza, sin que se altere la dinámica natural del agua.

3. Zona 3: Faja adyacente y por fuera de la mancha de inundación y del retiro de treinta metros (30,00 m.), asociada a lotes de oportunidad.

Adecuación de espacio público de esparcimiento y encuentro. En las áreas destinadas a la recreación pasiva se permitirá la construcción de estancias, miradores panorámicos, dotación de amoblamiento urbano, de comunicación, ambientación, servicio, salud e higiene, seguridad y arbolado, entre otros. Los elementos a instalar, serán construidos con materiales acordes al contexto donde se emplaza el ecoparque.

Cualquier intervención, deberá estar en armonía, con las restricciones y aptitudes naturales y deberá ser considerada, según lo establecido en la clasificación del suelo, uso y tratamiento asignado.

Ir al inicio

ARTÍCULO 80. LISTADO DE ECOPARQUES DE QUEBRADA Y OTROS CUERPOS DE AGUA.

De acuerdo con el ámbito territorial, se identifican las quebradas o tramos de las mismas aptos para la generación de ecoparques, siempre y cuando cumplan con los criterios y actuaciones establecidos en el presente Acuerdo.

PARÁGRAFO. Mediante la formulación de los diferentes instrumentos de planificación complementaria, se podrán identificar otras quebradas aptas para generar ecoparques, siempre y cuando cumplan los criterios y actuaciones establecidos en el presente Acuerdo y en el Acuerdo Municipal 31 de 2011 las quebradas recuperan su cauce natural.

Ir al inicio

ARTÍCULO 81. CRITERIOS DE MANEJO PARA ECOPARQUES DE QUEBRADA Y OTROS CUERPOS DE AGUA EN LA ZONA URBANA.

En el área urbana se establecen los siguientes criterios de manejo:

1. En los retiros a las corrientes de agua se deberán adelantar intervenciones en pro de conservación y recuperación de la capa vegetal. El área por fuera de la mancha de inundación y su área adyacente podrá ser destinada a la construcción y adecuación de espacios para la recreación pasiva, considerando su geomorfología fluvial y según los estudios hidrológicos e hidráulicos de detalle.

2. En las áreas destinadas a la recreación pasiva, se permitirá la construcción de estancias, miradores, dotación de amoblamiento urbano, de comunicación, ambientación, servicio, salud e higiene, seguridad y arbolado, entre otros. Los elementos a instalar serán construidos con materiales acordes al contexto donde se emplaza.

3. Se permitirá la construcción de elementos conectores urbanos, como son senderos peatonales, puentes o similares que deberán contar con la accesibilidad adecuada para la población en general y en especial de la población con movilidad reducida.

4. En las áreas de inundación por razones de seguridad y por representar restricciones para el desarrollo natural de la quebrada no podrán generarse senderos ni áreas de estar que incentiven el paso peatonal, así mismo deberá contar con señalización de alerta.

5. Las actuaciones propenderán por la naturalización de los cauces de las quebradas como una estrategia de saneamiento; las obras hidráulicas para el manejo de las crecientes deberán incorporar soluciones blandas o intermedias que permitan obtener amplios lechos naturales o renaturalizados.

6. El porcentaje de piso duro dentro de las fajas adyacentes a los retiros establecidos a las diferentes corrientes de agua no podrán superar el 7% del área de intervención. Se restringe la instalación o construcción de escenarios deportivos y de recreación activa.

7. Realizar los estudios hidrológicos, hidráulicos, geomorfológicos geotécnicos y de impacto y apropiación social, ambiental, urbanística que evalúen y determinen la adecuación o reubicación en el área de influencia de los equipamientos existentes en la faja de retiro.

8. Los senderos y demás conexiones peatonales, deberán ser adecuados o construidos con materiales acordes con el contexto donde se ubiquen. La sección de las franjas de circulación a proyectar en las fajas adyacentes tendrá una dimensión mínima de dos metros (2,00 m.), los cuales deben proyectarse libres de cualquier obstáculo.

9. Garantizar la continuidad del parque y su conexión con los demás elementos constitutivos del Sistema público y colectivo y el Sistema de ocupación.

10. El diseño urbano deberá proyectarse en planos sobre el terreno amarrado a la red geodésica, según especificaciones técnicas requeridas por el Municipio de Medellín.

11. El diseño deberá resolver todas las infraestructuras y obras complementarias para el adecuado funcionamiento del espacio público contemplando su integración con los andenes perimetrales. Adicionalmente, las fachadas de los predios comprometidos en parte o en su totalidad con el Subsistema de espacio público de esparcimiento y encuentro, podrán vincularse directamente con el ecoparque, mediante la adecuación de fachadas abiertas y con actividades complementarias que permitan la vitalidad del espacio público e incentiven su apropiación adecuada, por parte de la comunidad.

12. Conservar y mejorar la cobertura vegetal existente con vegetación nativa en las fajas de los retiros a corrientes de agua. Estas especies estarán acordes con las disposiciones del Manual de Silvicultura Urbana.

13. Evitar la intervención de infraestructura que implique el retiro de individuos vegetales, con el fin de mantener las especies adecuadas para estos espacios. Solo se podrán retirar las especies o individuos que presenten peligros por volcamiento, poda natural, frutos leñosos pesados o estados fitosanitarios regulares o malos, según lo demuestren los estudios pertinentes, los cuales deberán contar con el permiso de la autoridad ambiental competente.

14. Las intervenciones a desarrollar se harán en las áreas donde las condiciones de riesgo, topografía y cota de inundación lo permitan, respondiendo a las necesidades de esparcimiento y recreación de la población circundante.

15. Realizar obras de estabilización de taludes cuando el retiro de las quebradas presente condiciones inseguras para la ejecución del espacio público e implementar acciones de revegetalización de los retiros y áreas adyacentes de las quebradas.

16. Utilizar materiales de piso antideslizantes y superficies de piso continuo, acorde con la naturaleza del área de manejo ambiental en los espacios de estancia.

Ir al inicio

ARTÍCULO 82. ACTUACIONES ESPECÍFICAS EN ECOPARQUES DE CERRO Y OTROS ELEMENTOS DEL SISTEMA OROGRÁFICO Y DE BORDE.

Los Ecoparques de cerro por su gran relevancia simbólica se constituyen en referente fundamental del entorno sobre el cual tienen dominio, cumpliendo una función sociocultural importante de orden general o local desde el punto de vista natural, ecológico, paisajístico, arqueológico, histórico y turístico. Los tipos de actuación específica para el manejo integral de esta modalidad de ecoparques se fundamentarán en las siguientes actuaciones:

1. Las áreas protegidas de los cerros El Volador, Nutibara y La Asomadera, podrán intervenirse acogiendo las disposiciones de los respectivos planes de manejo en cuanto a zonificación y criterios de actuación.

2. Mantener su estado natural como geoforma, cubierta con vegetación adecuada asociada, que garantice que este elemento se mantenga como parte estructurante del paisaje, con una dotación mínima de accesos, señalización y amoblamiento armónicamente integrados en el contexto natural por materiales, forma y localización, sin alterar la estructura de la composición florística natural, ni los procesos sucesionales existentes, conservando la permeabilidad de los suelos, las especies de flora y fauna endémicas o con algún grado de amenaza y sin que se altere la dinámica natural del agua.

3. Las intervenciones en estos espacios estarán dirigidas a restaurar la composición florística, propia de las zonas de vida existentes y mantenerla cuando se encuentre en buen estado sin alteración, respetando e incentivando los procesos de regeneración natural existentes y asegurando el cumplimiento de las funciones ecológicas, tales como la conectividad con las redes ecológicas, la provisión de hábitat para la fauna nativa y la representatividad de la flora como componentes de la estructura ecológica principal.

4. Su intervención estará dirigida a su adecuación como parte del sistema de espacio público municipal y metropolitano. Las actuaciones implican la restauración ecológica con establecimiento de especies nativas adecuadas en composición y estructura vegetal.

5. Tendrán como objetivo convertirse en espacios destinados para la recreación pasiva, la educación ambiental y el control de usos que puedan impactar la función ecológica, ambiental y paisajística. Podrán contar con dotación de los elementos necesarios para actividades recreativas pasivas de bajo impacto y contemplativas; cualquier intervención deberá considerar con las restricciones y aptitudes ambientales del plan de manejo y de gestión del elemento orográfico, y ser coherente con la clasificación del suelo, uso y tratamiento asignado.

6. Podrán disponer de áreas funcionales para su acceso y disfrute, y adecuar espacios aptos para ser “miradores panorámicos” y senderos, siempre y cuando no alteren la composición florística propia de zonas de vida, los procesos naturales de regulación hídrica y la forma natural del terreno, requiriendo un estudio de impacto, capacidad de carga u otros estudios que exija la Autoridad Ambiental competente conforme a la ley, para la identificación y delimitación de las áreas de intervención destinadas a la recreación pasiva y de bajo impacto, en los cuales se definirá el porcentaje del área de intervención con relación al área total del elemento orográfico.

7. La infraestructura requerida para administración y servicio al público estará concentrada arquitectónicamente armonizadas con el paisaje natural. Los elementos construidos como senderos, estancias y amoblamiento, deberán ser limitados en número, tamaño y forma mínimamente perceptibles en el paisaje y justificados funcionalmente como indispensables.

8. Se permitirá la instalación de elementos de amoblamiento, su disposición será la estrictamente necesaria para garantizar la protección, arborización, iluminación, accesibilidad segura, señalética y comodidad de los visitantes en materiales apropiados para el lugar. Se proyectarán elementos necesarios en señalética para apoyar la interpretación ambiental y el reconocimiento de los recursos ambientales y paisajísticos de los sitios dispuestos a nivel de piso para evitar obstáculos visuales, armonizar y respetar las zonas adyacentes a las zonas adecuadas como miradores.

9. Para los espacios de mayor importancia ambiental y ecológica que deberán ser protegidos en cada elemento orográfico, se prohibirá cualquier intervención que implique accesos directos y espacios de permanencia.

10. Se procurará la recuperación de los senderos y rutas existentes, la apropiación cultural restringiendo el acceso en zonas con alta vulnerabilidad.

11. Podrán establecerse equipamientos culturales, tipo centros de innovación, investigación, ciencia y tecnología, como observatorios astronómicos, observatorios de avifauna, aulas ambientales, entre otros espacios, acordes con la función ambiental, productiva, ecológica y paisajística del elemento orográfico. De acuerdo con la intervención, se deberán realizar estudios de capacidad de carga que evalúen la factibilidad de la instalación de dichas infraestructuras acordes con la clasificación del suelo, uso y tratamiento asignado y cumpliendo con los permisos establecidos por la Autoridad Ambiental competente.

12. Podrán realizarse actividades productivas con la infraestructura asociada que se requiera donde el uso y la clasificación del suelo lo permitan.

Ir al inicio

ARTÍCULO 83. ACTUACIONES ESPECÍFICAS EN ECOPARQUE PARA LA MITIGACIÓN DEL RIESGO.

Efectuado el proceso de reasentamiento en las zonas de alto riesgo no mitigable, se determinará la factibilidad de generar ecoparques para la recreación pasiva. Este tipo de intervenciones, estarán supeditadas a la ejecución de los respectivos estudios geotécnicos, hidrológicos e hidráulicos de detalle, acordes con la Norma de Sismo Resistencia y el Acuerdo Metropolitano N 09 del 25 de marzo de 2.012 o demás normas que las complementen, modifiquen o sustituyan, que demuestren la viabilidad técnica y económica del proyecto así como la realización de las obras de mitigación requeridas.

En los suelos de protección constituidos por las áreas de amenaza alta por movimientos en masa, inundaciones y avenidas torrenciales que han presentado recurrencia de eventos, afectando infraestructura, viviendas, y servicios públicos, que fueron objeto de reasentamiento, se podrán generar ecoparques tendientes a la conservación y recuperación, siempre y cuando se demuestre mediante el desarrollo de estudios geotécnicos, hidrológicos e hidráulicos de detalle la viabilidad técnica de las intervenciones, acordes con la Norma de Sismo Resistencia, directrices y lineamientos del Acuerdo Metropolitano N 09 del 25 de marzo de 2.012 o demás normas que las complementen, modifiquen o sustituyan.

PARÁGRAFO. En las áreas de amenaza alta por movimientos en masa, caracterizadas con condiciones de riesgo, no se permitirá su intervención con espacios públicos en las zonas habitadas o edificadas, hasta tanto sean realizados los estudios de riesgo de detalle que permitan definir la categoría del riesgo y la construcción de todas las obras de mitigación que de estos se deriven.

Ir al inicio

ARTÍCULO 84. ACTUACIONES ESPECÍFICAS EN PARQUE RECREATIVO PASIVO.

Las actuaciones deberán favorecer las actividades contemplativas, el disfrute escénico y la salud física y mental, con infraestructura mínima de muy bajo impacto ambiental. Para su manejo e intervención se deberá considerar:

1. Promover el mantenimiento de las zonas verdes dotadas con un mínimo de amoblamiento urbano, adecuadas con arborización, de descanso, señalización higiene y ornamentación con juegos infantiles o de adultos. No se permitirán los juegos extremos ni la ocupación con equipamientos deportivos.

2. Permitir la utilización del 10% del área bruta con pisos duros para conformar senderos, terrazas y plazoletas.

3. Contar con una superficie de 6.400 m2 para ser constituidos en nodos dentro de la red de conectividad ecológica del municipio; espacios menores podrán hacer parte de la red.

4. Cumplir funciones ecológicas en la que sobresalga el área cubierta con vegetación de acuerdo con la cantidad de estratos establecidos, la variedad de especies y la presencia de especies nativas, entre otros aspectos. Se incorporará el concepto de diseño ecológico que contemple composición florística, biodiversidad, estratificación, especies adecuadas, circuicidad, métrica y ecología del paisaje.

5. Deberán tener pendientes de terreno máximas del 25%, ajustarse a la topografía natural y a las restricciones morfométricas del terreno. Las áreas de uso intensivo para la recreación y el encuentro tendrán pendientes máximas del 2%y los senderos peatonales, pendientes máximas del 8%.

Ir al inicio

ARTÍCULO 85. ACTUACIONES ESPECÍFICAS EN PARQUE RECREATIVO ACTIVO.

Las actuaciones están dirigidas al ejercicio de disciplinas lúdicas, artísticas y culturales y a mantener el predominio de superficies verdes y permeables que permitan su uso alternativo como espacio para dichas prácticas.

Para su manejo e intervención se deberá considerar:

1. Podrá ocuparse con un índice máximo del 15% en lotes menores a 5.000 m2 del área del predio y del 20% en lotes mayores a cinco mil metros cuadrados (5.000,00 m2) con la construcción de equipamientos de recreación y deporte, culturales y comunitarios, complementarios a la función y vocación del parque integrados con el espacio público a través de la generación de fachadas abiertas y extensión de las actividades compatibles, sin ir en detrimento de las áreas peatonales y de esparcimiento.

2. Realizar los estudios geológicos, geotécnicos, de impacto, apropiación social, ambiental y urbanística que evalúen y determinen las adecuaciones o reubicación en el área de influencia de los equipamientos existentes.

3. Podrá construir un porcentaje del 10% de su área bruta en pisos duros para conformar senderos peatonales, pistas de trote, terrazas y plazoletas, teatros al aire libre, placas polideportivas al aire libre no reglamentarias ni destinadas a la competencia y deberán respetar la vegetación existente, generando diseños ecológicos que permitan la interacción con la misma. No se permitirá la localización de juegos extremos.

4. Dotarlos con amoblamiento urbano, de descanso, de ornamentación, iluminación, higiene y servicio.

Ir al inicio

ARTÍCULO 86. ACTUACIONES ESPECÍFICAS EN PARQUE CÍVICO.

Los criterios de manejo de los parques cívicos, serán los siguientes:

1. Toda intervención es estos espacios públicos deberán evidenciar y respetar las características y valoraciones estéticas, morfológicas y culturales que poseen. Deberán ser áreas libres públicas, predominantemente arborizadas y ajardinadas, destinadas al esparcimiento, ocio y preservación de los valores paisajísticos ambientales.

2. Dotarlos de amoblamiento urbano y de arborización en articulación con su contexto y paramentalidad.

3. Acondicionar dentro de los parques cívicos, áreas peatonales y de descanso respetando los valores urbanísticos y arquitectónicos del espacio público, planteando un proyecto de diseño urbano que aproveche los valores históricos y culturales y los atributos paisajísticos de cada sitio.

4. Preservar, restaurar y permitir el disfrute público de sus valores naturales y culturales.

5. Contextualizar las intervenciones teniendo en cuenta la distribución espacial la disposición de zonas verdes y arborización, áreas de circulación peatonal y espacios de estar, amoblamiento urbano, los usos del sector, las alturas de los paramentos que las delimitan, los elementos de valor patrimonial del entorno, el paisaje urbano y la distribución equilibrada de acuerdo con el carácter y la función de cada espacio, adicionalmente cumplirán con lo siguiente:

a) Se restringirá la construcción y adecuación de equipamientos y escenarios deportivos, permitiendo solo la permanencia de las existentes, hasta tanto reubiquen en sus áreas de influencia.

b) Se permitirá la permanencia de módulos de venta que cuenten con autorización de instalación previa a la aprobación de la presente reglamentación y de aquellos que se planteen como parte de proyectos especiales e integrales de la Administración Municipal.

c) Se deberá garantizar permanencia de las condiciones ambientales y ornamentales.

d) Se deberá preservar como lugar fundacional, como espacio de gran vitalidad e importancia en la configuración de la estructura urbana de la ciudad, donde se ha constituido en el centro de la vida urbana representando el poder religioso, económico y político de la Ciudad.

e) Dotarlo con amoblamiento urbano de ornamentación con énfasis en esculturas, fuentes y jardines dentro de su diseño, estableciendo una nueva relación activa con la naturaleza y la cultura e introduciendo elementos contrastantes con gran contenido expresivo, tanto en la arquitectura como en los espacios públicos.

f) Se debe garantizar su uso en armonía con los valores del sitio en especial los ecológicos y paisajísticos; en ellos debe prevalecer su aptitud para el disfrute del paisaje, ocio, lúdica, esparcimiento y en general, actividades de recreación pasiva, sin necesidad de construir pisos duros o infraestructuras que atenten contra sus valores históricos, culturales, ecológicos, estéticos y paisajísticos.

g) Estos espacios deben ser objeto de promoción y divulgación de sus valores patrimoniales tanto en programas de educación formal como no formal, dando a conocer sus valores históricos, culturales, ecológicos, estéticos y paisajísticos, de manera que se fortalezca la valoración y el sentido de pertenencia hacia ellos.

h) Para conservar los atributos valorados en estos espacios, no se debe permitir el establecimiento de infraestructuras para la recreación activa que impliquen la construcción de pisos duros sobre las áreas cubiertas con vegetación, así como tampoco actividades o intervenciones que incentiven o produzcan el fraccionamiento, aislamiento y la disminución de sus áreas verdes; el establecimiento de conjuntos vegetales con predominio de una o pocas especies, prácticas que estimulen la afectación o pérdida de visuales desde el sitio y hacia el sitio, ni las ampliaciones de la sección en las vías circundantes que impliquen la disminución de su área verde.

6. Cualquier actividad que demande afectación del área verde deberá respetar las condiciones históricas, culturales, ecológicas, estéticas y paisajísticas del espacio.

7. La tala o reemplazo de individuos vegetales de valor, debe tener autorización de las entidades ambientales competentes.

Concordancias MEDELLIN

Ir al inicio

ARTÍCULO 87. ACTUACIONES ESPECÍFICAS EN PLAZAS.

Los criterios de manejo de las plazas serán los siguientes:

1. Deberá servir de soporte a eventos públicos, por ello predominan los elementos arquitectónicos sobre los paisajísticos naturales, donde el peatón tendrá una condición preponderante con espacios para su cómodo, libre y seguro desplazamiento peatonal.

2. Deberá ser reconocida por su clara relación entre calle-plaza y los edificios que le dan paramento, regida por principios de proporción, escala y simetría. Para su diseño, manejo e intervención, se deberá considerar:

a) Para cumplir sus funciones de lugar aglutinante, encuentro, conmemoración, multifuncional y de actividad económica y social, podrá albergar en ella eventos transitorios, mercados rotatorios, ventas de feria entre otros, en concordancia con lo establecido para el efecto, en la reglamentación respectiva.

b) En estos espacios no podrán ser proyectados elementos que obstaculicen el libre acceso, tránsito, disfrute de la población en general y el encuentro masivo de personas. Adicionalmente, en su manejo se contemplarán tanto los elementos naturales, como los construidos y el mobiliario urbano adecuado que garantice el usufructo y funcionamiento seguro, amable y continuo para la población en general.

c) Podrán adecuarse como plazas ornamentadas donde se podrá destinar un porcentaje de cobertura vegetal del 20%, dando prevalencia a las áreas libres para la realización de eventos y encuentros colectivos. Los materiales de piso deben contribuir a mitigar el impacto de la radiación solar, construirse superficies de piso antideslizantes, cómodas y seguras para el tránsito peatonal.

d) Se dotará de amoblamiento con énfasis en monumentos conmemorativos, como mecanismo de mantenimiento de la memoria histórica de la Ciudad.

e) Se restringirá la construcción de equipamientos y escenarios deportivos, que vayan en contravía de las características cívicas y representativas del espacio.

Ir al inicio

ARTÍCULO 88. ACTUACIONES ESPECÍFICAS EN PLAZUELAS.

Las plazuelas podrán complementarse con espacios verdes y tratamiento paisajístico, con predominio de su función de espacio para el encuentro, el reposo y la recreación pasiva. Para su diseño, manejo e intervención se deberá considerar:

1. Mantener las características del espacio en relación al entorno donde se emplaza, interactuando en forma racional con los usos y actividades de sus paramentos, en equilibrio con las áreas destinadas al cómodo, libre y seguro desplazamiento peatonal.

2. Dotar con amoblamiento urbano de acuerdo con las características singulares de localización y en función de ser un sitio de la convocatoria y encuentro ciudadano, podrá arborizarse puntualmente y adecuarse con elementos de iluminación, basureras y bancas, para el disfrute y la recreación pasiva.

Ir al inicio

ARTÍCULO 89. ACTUACIONES ESPECÍFICAS EN PLAZOLETAS.

Para su diseño, manejo e intervención se deberá considerar:

1. Dotarlas de amoblamiento urbano, en relación con las características singulares de localización y en función de ser un sitio de convocatoria y encuentro ciudadano, sin detrimento de los valores culturales que contiene o representa.

2. El diseño y las características de la plazoleta responderán a las condiciones de su entorno.

3. Podrán contar con un espacio para presentaciones de tipo cultural, acompañado con bancas-corridas, integrándose al conjunto del entorno.

4. Contar con un equilibrio adecuado entre pisos duros y áreas verdes arborizadas, con predominancia de los primeros.

5. Los materiales y sistemas constructivos, responderán a las características específicas, tradiciones y representaciones culturales del entorno donde se localice. Su emplazamiento deberá permitir su articulación de manera directa con las edificaciones y equipamientos.

Ir al inicio

ARTÍCULO 90. ACTUACIONES ESPECÍFICAS EN PLAZAS Y PARQUES CÍVICOS ASOCIADAS A SU FUNCIÓN CULTURAL Y SIMBÓLICA POR SU VALOR HISTÓRICO Y CULTURAL.

Por ser sitios de encuentro con significado histórico y cultural fundamentales para consolidar su singularidad y representatividad simbólica, apropiación y sentido de pertenencia por parte de comunidad, en estos espacios públicos se deberán mantener las condiciones para el uso colectivo con funciones cívicas, ceremoniales u ornamentales y preservar los elementos presentes que le otorgan el reconocimiento de sus valores históricos y culturales para lo cual se plantean las actuaciones siguientes:

Mantenimiento.

1. Mantenimiento de los elementos destacados de la historia del lugar y su conformación que sean referentes de su paisaje urbano.

2. Impedir intervenciones que alteren o deterioren las características tipológicas valoradas y la calidad del diseño urbanístico de estos espacios.

3. Realizar acciones de reparación continua o preventiva para la conservación de los elementos que componen el espacio público, tales como jardineras, pisos duros o amoblamiento, entre otros que estén acorde con el diseño urbanístico y los valores históricos y culturales del espacio.

4. Realizar acciones para conservar la presencia de conjuntos de árboles de calidad asociados a la cobertura vegetal de piso del espacio.

Recuperación.

1. Recomponer los elementos que por diseño o intervenciones inadecuadas no están acordes con las características valoradas.

2. Liberar estos espacios de elementos inconvenientes, tales como: estructuras, casetas, conchas acústicas, escenarios deportivos y similares que lo restrinjan, para la preservación del carácter cívico y la recuperación de las características valoradas.

3. Reparar los pisos duros en mal estado o que hayan sufrido intervenciones que obstaculicen el paso peatonal, subsanando esas deficiencias y dotándolos de los detalles de obra y elementos que faciliten la accesibilidad a personas con discapacidades motrices o visuales.

4. Reparar las obras de arte que así lo requieran, previo estudio de los materiales y detalles técnicos apropiados.

5. Reemplazar elementos de amoblamiento deteriorados, utilizando nuevos elementos durables y siguiendo un diseño integral y universal.

6. Intervenir la arborización que presente problemas, siguiendo las recomendaciones estipuladas por la autoridad competente.

Mejoramiento.

1. Construir áreas peatonales y de descanso siguiendo un diseño urbanístico y universal, que aproveche los valores históricos y culturales y los atributos paisajísticos de cada sitio. Estas áreas deben cumplir con criterios de seguridad y continuidad de la circulación peatonal y deben contener elementos y detalles constructivos para facilitar la accesibilidad a personas en situación de discapacidad, según la normatividad aplicable.

2. Dotar de elementos de arborización y amoblamiento durables siguiendo un proyecto integral de diseño universal.

3. Acondicionar áreas peatonales y de descanso en el entorno inmediato de los espacios públicos de valor que facilite su apropiación y disfrute, planteando un proyecto de diseño urbano que aproveche los valores históricos y culturales y los atributos paisajísticos de cada sitio.

Los espacios públicos de esparcimiento y encuentro del tipo plazas y parque cívicos de valor histórico y cultural con su tipo de actuación asociada a su función cultural y simbólica, son los siguientes:  

Ir al inicio

ARTÍCULO 91. ACTUACIONES ESPECÍFICAS EN PLAZAS Y PARQUES CÍVICOS SEGÚN SU FUNCIÓN ECOLÓGICA Y PAISAJÍSTICA.

En estos espacios se debe garantizar el uso, en armonía con los elementos que le otorgan el valor al sitio, en especial los ecológicos y paisajísticos. Deben adecuarse para el disfrute del paisaje, el ocio, la lúdica y el esparcimiento de manera sostenible, sin el establecimiento de pisos duros y/o infraestructura que atente contra sus valores históricos, culturales, ecológicos, estéticos y paisajísticos.

Deben mantener condiciones favorables para su preservación y permanencia, con las actuaciones siguientes:

1. Mantener el libre goce, uso y disfrute público propio de los espacios verdes de esparcimiento público y de encuentro.

2. Restringir en ellos prácticas que generen una alta cobertura de pisos duros, sin intervenciones que generen el aislamiento, fraccionamiento y/o disminución del área cubierta con vegetación, tales como, infraestructuras para la recreación activa, los CAIs y juegos mecánicos de manera permanente o temporal en las zonas verdes.

3. Mantener las visuales desde el sitio y hacia el sitio, no permitiendo el establecimiento de conjuntos vegetales con predominio de una o pocas especies.

4. Respetar el espacio existente, sin realizar la ampliación hacia el lugar de la sección de las vías circundantes que implique la disminución de su área verde.

5. Para salvaguardar los espacios públicos verdes urbanos, se establecen los siguientes criterios orientados a su preservación y conservación:

a) Preservarlos como hitos y espacios públicos verdes urbanos singulares en la estructura del paisaje municipal, fundamentales para el ordenamiento del territorio.

b) Conservar la singularidad y la estructura ecológica y paisajística existente en el lugar.

c) Preservar y conservar la función de los elementos del componente ecológico y paisajístico en las dinámicas social, económica y cultural; su vigencia, uso y apropiación, en armonía con los atributos que le confieren l valor.

d) Preservar el valor ecológico y paisajístico para el uso y bienestar de las generaciones futuras; símbolo de naturaleza, apropiación y reconocimiento ciudadano, que aportará a su calidad de vida y guardará la memoria de una base natural sostenible heredada de generaciones anteriores.

e) Conservar y recuperar la biodiversidad representativa del municipio, como aporte a la preservación del componente ecológico y paisajístico del territorio.

f) Garantizar la sostenibilidad y permanencia de los espacios públicos verdes con sus valores históricos, culturales, ecológicos y paisajísticos.

g) Garantizar la articulación con la red de conectividad ecológica estructurante y complementaria definida por el presente Plan.

h) Preservar y conservar la función de los elementos del componente ecológico y paisajístico en las dinámicas social, económica y cultural; su vigencia, uso, bienestar y apropiación de las generaciones futuras, en armonía con los atributos que le confieren el valor.

i) Restablecer los valores ecológicos, paisajísticos y culturales asociados, de los espacios públicos verdes urbanos, con el fin de recuperar sus características de valor cultural urbano y rural.

Las actuaciones específicas para los espacios públicos de esparcimiento y encuentro del tipo plaza y parque cívico, considerados de valor histórico y cultural y en especial los ecológicos y paisajísticos, son las siguientes:

Mantenimiento.

1. Realizar las acciones continuas o preventivas que se requieran sobre todos los elementos que componen los espacios públicos verdes con valor ecológico y paisajístico, con prácticas silviculturales adecuadas.

2. Restringir la fragmentación espacial, la disminución y el aislamiento del área cubierta con vegetación, para mantener la integridad de los valores patrimoniales y conservar el predominio del área cubierta de vegetación sobre cobertura vegetal de piso.

3. Establecer diversidad de especies vegetales nativas con diferentes hábitos de crecimiento para mantener la multiestratificación del conjunto de especies.

4. Enriquecer con predominio de especies nativas adecuadas para el espacio y de valor para la ciudad por su longevidad, porte y arquitectura.

5. Establecer población joven de especies vegetales nativas con iguales características ecológicas y paisajísticas a las preexistentes de valor por su longevidad, porte y arquitectura.

6. Restringir la ubicación de elementos de cualquier índole, que impidan las visuales desde y hacia dichos espacios, salvo los que obedezcan a un proyecto urbanístico integral que respete los valores de estos espacios.

7. Mantener con valor ecológico muy alto su preservación como zonas para la regulación microclimática, ecológica y paisajística.

Mejoramiento.

1. Reemplazar los pisos duros u otros espacios deteriorados por zonas verdes con cobertura vegetal de piso y vegetación arbórea y arbustiva, en los casos que se requiera.

2. Restringir la fragmentación, la disminución y el aislamiento del área cubierta con vegetación, procurando la mínima intervención, en los casos que se requiera.

3. Incrementar la diversidad de especies vegetales nativas con diferentes hábitos de crecimiento para mantener la multiestratificación del conjunto de especies.

4. Incrementar su valor ecológico para su preservación como zona para la regulación microclimática ecológica y paisajística.

5. Establecer prácticas de fertilización y control biológico para mejorar el estado fitosanitario de la vegetación.

6. Enriquecer con predominio de especies nativas adecuadas y de valor para la ciudad por su longevidad, porte y arquitectura.

7. Controlar la ubicación de elementos de cualquier índole que impidan las visuales desde y hacia dichos espacios.

8. Establecer vegetación adecuada, con predominio de especies nativas y de valor para la ciudad por su longevidad, porte y arquitectura sobre cobertura vegetal de piso, al ser relocalizadas las construcciones y escenarios deportivos, en concordancia con lo dispuesto en el presente Plan.

Recuperación.

1. Recuperar su valor ecológico para su preservación como zona para la regulación microclimática ecológica y paisajística

2. Adecuar los espacios deteriorados y propender por liberar pisos duros para restituir el conjunto de vegetación arbórea y arbustiva sobre cobertura vegetal de piso, procurando la integridad del espacio verde de valor patrimonial y su articulación con la red de conectividad ecológica.

3. Establecer un conjunto de especies adecuadas nativas y de valor para la ciudad por su longevidad, porte y arquitectura, previa evaluación y selección, asegurando el predominio de especies vegetales nativas con diferentes hábitos de crecimiento para mantener la multiestratificación del conjunto.

4. Restablecer las condiciones originales de los espacios públicos de esparcimiento y encuentro del tipo plaza y parque cívico, considerados de valor histórico y cultural y en especial los ecológicos y paisajísticos, mediante el establecimiento de vegetación arbórea y arbustiva sobre cobertura vegetal de piso, una vez sean relocalizadas las construcciones y escenarios deportivos existentes, según lo dispuesto en el presente Plan.

Los espacios públicos de esparcimiento y encuentro del tipo plazas y parque cívicos de valor histórico y cultural con su tipo de actuación asociada a su función ecológica y paisajística, son los siguientes:

Ir al inicio

ARTÍCULO 92. ACTUACIONES ESPECÍFICAS EN ZONAS VERDES RECREACIONALES.

Las actuaciones deberán mantener su carácter natural dedicado especialmente a la protección y recuperación de valores paisajísticos, permitir actividades recreativas informales, no programadas y de baja ocupación.

Las zonas verdes recreacionales deberán cumplir con los siguientes parámetros para su diseño y manejo:

1. Las zonas verdes serán de carácter ornamental, acorde con sus dimensiones, se dará prioridad a la instalación de iluminación, basureras y construcción de andenes perimetrales.

2. Adecuarse con senderos peatonales de mínimo dos (2.00) metros de sección con accesibilidad funcional para las personas en situación de discapacidad y personas con movilidad reducida de forma que se garantice la utilización de todo el espacio por parte de la ciudadanía.

3. Permitir la utilización del 7% de su área con pisos duros para la construcción de senderos peatonales.

4. Articularse al subsistema de público de esparcimiento y colectivo como espacios representativos y de apropiación colectiva.

5. Mantener las condiciones y el equilibrio urbanístico del planteamiento urbano aprobado que dio origen a la zona verde, sin modificar su naturaleza.

6. No se permite su construcción, conversión total en piso duro, estacionamiento, instalación de publicidad, ni cerramiento, privatización o restricción de su uso.

7. Permanecer engramadas y arborizadas con especies adecuadas a sus dimensiones, de acuerdo con el Manual de Silvicultura Urbana y con el correspondiente tratamiento paisajístico.

8. Realizar un monitoreo y control continuo estableciendo en ellos prácticas silviculturales adecuadas incluyendo el tratamiento de plagas y enfermedades.

9. Establecer las prácticas de manejo definidas en el Plan Maestro de Espacios Públicos Verdes Urbanos del Área Metropolitana del Valle de Aburrá, para asegurar la permanencia de los individuos vegetales localizados en los espacios de valor patrimonial que hacen parte del inventario del patrimonio arbóreo incluido en el mismo estudio, con los mecanismos de control que defina la autoridad Ambiental competente.

10. Realizar los estudios geológicos, geotécnicos de impacto, apropiación social, ambiental y urbanística que evalúen y determinen laadecuación o reubicación en el área de influencia de los equipamientos existentes, los cuales serán admitidos hasta tanto se reubiquen en sus áreas de influencia. En todos los casos, restringiendo la construcción de nuevos escenarios y equipamientos deportivos.

11. Las zonas verdes recreacionales que cumplan con condiciones de accesibilidad, alto nivel de atractividad y área mínima definida para ser adecuado como parque recreativo de nivel barrial, zonal, comunal y municipal, podrán dotarse con amoblamiento urbano, senderos, estancias y construcción de equipamientos de recreación y deporte, culturales y comunitarios, siempre y cuando sean complementarios a la función y vocación del espacio público. Estos tendrán un índice máximo de ocupación del 15% del área del predio en áreas menores a cinco mil metros cuadrados (5.000,00 m2) y del 20% en lotes mayores a cinco mil metros cuadrados (5.000,00 m2), integrados con el espacio público a través de la generación de fachadas abiertas y extensión de las actividades compatibles, con un previo diseño urbano de conformidad con los usos del suelo y las dimensiones establecidas para el equipamiento respectivo.

12. Dotar con amoblamiento urbano, senderos, estancias y construcción de equipamiento básico social siempre y cuando cumplan con condiciones de accesibilidad, alto nivel de atractividad y área mínima definida para ser adecuado como parque recreativo de nivel barrial, zonal, comunal y municipal complementario a la función y vocación del espacio público.

Ir al inicio

ARTÍCULO 93. ACTUACIONES ESPECÍFICAS EN MIRADORES PANORÁMICOS.

1. Los criterios de manejo son los siguientes:

a) Propender por la sostenibilidad de los sistemas hidrográfico, orográfico y demás elementos de la Estructura Ecológica Principal.

b) Valorar los elementos naturales existentes y orientar su desarrollo a mejorar la cobertura de espacio público.

c) Responder a la oferta y demanda del sector donde se localice con el amoblamiento urbano o rural y los elementos complementarios adecuados para su óptimo funcionamiento de acuerdo con el carácter y uso.

d) Consolidar en el sitio sus valores ambientales con la vegetación adecuada, seleccionando especies según criterios paisajísticos como color, volumen, altura, follaje, textura; además de criterios ecológicos como su relación con fauna, flora y la regulación climática.

e) Realizar intervenciones mínimas en el sitio e implementar acciones para el control de actividades antrópicas que ocasionan procesos erosivos, contaminación con basuras, residuos y la inadecuada ocupación del espacio público.

f) Aprovechar la morfometría del sitio para el diseño del mirador con mínimas intervenciones físicas en laderas y montañas.

g) Iniciar acciones y campañas de educación para la preservación del medio natural y el medio cultural de la población que utilizará el mirador panorámico.

h) Vincular a la comunidad organizada para la administración y manejo del mirador, dando prelación a la comunidad del área de influencia inmediata del mirador.

i) Consolidar el mirador panorámico como un lugar de convocatoria ciudadana, que incluya servicios, actividades socioculturales y económicas cuyo ámbito de cobertura será para la población de su entorno pero su alcance podrá ser zonal, de ciudad y región.

2. Los sitios definidos como miradores panorámicos deberán cumplir con los siguientes parámetros para su diseño y manejo:

a) Facilitar el acceso peatonal sin restricciones para las personas con movilidad reducida, disponer de estacionamientos necesarios localizados por fuera del mirador y en el área inmediata al mismo.

b) Ubicar módulos para ventas estacionarias y publicidad visual exterior, de acuerdo con el área disponible para su intervención y en concordancia con las normas que las regulen.

c) Las actividades complementarias no podrán obstaculizar las visuales existentes.

d) Adecuar espacios para la instalación de mesas y bancas con kioscos o similares como parte integral del diseño, de acuerdo con las características y dimensiones del área de intervención.

e) Dar un manejo ambiental sobre ambos costados de la vía de acceso, plantando árboles de diferentes texturas y colores a una distancia mínima de un (1) kilómetro del acceso, al mirador asimismo en taludes, y al interior del mirador sembrar árboles o arbustos que permitan su identificación desde visuales lejanas

f) Proporcionar sombra con arborización sin generar obstaculización de las visuales y las perspectivas.

g) Contribuir a mitigar el impacto de la radiación solar con la utilización de materiales de piso adecuados.

h) Contar con amoblamiento urbano de información tanto al interior como al exterior del espacio para orientar al usuario.

i) Procurar la menor intervención en miradores localizados en suelo rural con el fin de minimizar los impactos sobre el paisaje cultural.

j) Prever en la adquisición del predio, que las áreas residuales o restantes del predio de mayor extensión, puedan ser desarrollables urbanísticamente según las normas establecidas en el presente Plan.

k) Buscar que las intervenciones privilegien la utilización de materiales livianos y naturales, con el fin de no causar deterioro significativo del contexto paisajístico.

l) Dotar con mobiliario urbano que contenga elementos de seguridad para el usuario.

m) Privilegiar la localización de miradores en lugares que cuenten con el reconocimiento ciudadano.

Ir al inicio

ARTÍCULO 94. REGLAMENTACIÓN ESPECÍFICA.

En un plazo no superior a seis (6) meses a partir de la entrada en vigencia del presente Acuerdo, la Administración Municipal ajustará el Manual de Diseño y Construcción de los Componentes del Espacio Público –MEP–, incorporando componentes propios de la Ley 1346 de 2009, en el cual se fijarán los criterios de diseño universal, para la adecuación y construcción de espacios públicos de encuentro y esparcimiento y para la movilidad no motorizada, para la localización y manejo de los elementos de amoblamiento urbano, comunicación, organización, ambientación, recreación, servicio, salud, higiene y seguridad, directrices sobre el amoblamiento y la dotación de recipientes para la separación en la fuente de los residuos sólidos generados en los espacios públicos y demás elementos y componentes que aseguren la accesibilidad de toda la población a estos espacios, incluyendo las personas con movilidad reducida y en situación de discapacidad. Adicionalmente desarrollará el manejo de los elementos en la zona rural, incluyendo las cabeceras de corregimientos.

Previo a la adopción mediante acto administrativo, el proyecto de norma y documento técnico será remitido a la autoridad Ambiental competente para la verificación de la coherencia con lo concertado en el proceso de revisión y ajuste del presente Plan

Concordancias MEDELLIN

CAPÍTULO II.

SUBSISTEMA DE EQUIPAMIENTOS COLECTIVOS.

SECCIÓN I.

DEFINICIÓN Y CLASIFICACIÓN.

Ir al inicio

ARTÍCULO 95. DEFINICIÓN DEL SUBSISTEMA DE EQUIPAMIENTOS COLECTIVOS.

Está conformado por las construcciones de uso y propiedad pública o privada, destinadas a satisfacer las necesidades básicas, tanto las que permiten la prestación de servicios colectivos a los habitantes, como las que soportan el funcionamiento y operación del municipio en su conjunto y sostienen el desarrollo de actividades multisectoriales. Este subsistema hace parte del Sistema Público y Colectivo, está estrechamente relacionado con los subsistemas de espacio público y de movilidad; a partir de lo cual busca generar un equilibrio en el territorio al estar distribuidos, garantizando el número y la jerarquía de los equipamientos, según la relación de las demandas poblacionales y la prestación de servicios. Por sus características, singularidades y por las condiciones de accesibilidad, estos equipamientos podrán además prestar servicios a la población de la metrópoli y la región. Ver Mapa 13. Subsistema de Equipamientos Colectivos.

Los equipamientos deben cumplir con los siguientes criterios:

1. Aportar a la concreción del modelo de ciudad en armonía con los principios rectores del Plan asociados al Derecho a la Ciudad, la equidad social y territorial y la competitividad territorial y económica, distribuyéndose equitativamente en el territorio

2. Cualificar las centralidades y contribuir, junto con el espacio público, a la construcción de una cultura ciudadana referida al rescate de los valores cívicos, democráticos y éticos.

3. Fortalecer las centralidades con la dotación de edificios públicos y equipamientos, que garanticen el reconocimiento y la accesibilidad por parte de los habitantes.

4. Articularse con los demás Subsistemas del Sistema Público y Colectivo, en procura del equilibrio en la prestación de servicios y adquisición de bienes por parte de la población, a través de una adecuada infraestructura de soporte sobre el territorio para la dinámica urbana y la vida diaria.

5. Ubicarse en los corredores y centralidades de las diferentes escalas territoriales, asociadas a los niveles de servicio, que posibiliten la adecuada accesibilidad y cobertura, en relación con las distancias y los modos o medios de transporte, mediante los cuales la población del orden municipal urbano-rural y supramunicipal, puede acceder a ellos.

6. Ser un aporte urbanístico como parte de las áreas para la preservación de infraestructuras y de los elementos del Sistema Público y Colectivo –API-.

7. Deberán permanecer como patrimonio social y colectivo durante la vigencia del presente Acuerdo, teniendo en cuenta el uso que prestan y las condiciones locativas especiales.

8. Deberán estar localizados y diseñados, según su orden, tipología de servicio y cobertura por la tipología de servicio que prestan, asociado a la demanda urbana y rural. Deberá permitir evaluar las fortalezas y debilidades de los equipamientos por el tipo de servicio.

9. Deberán ser diseñados con criterios de sostenibilidad, aportando a la mitigación y adaptación al cambio climático, a través de estrategias de localización y tecnologías constructivas innovadoras.

Ir al inicio

ARTÍCULO 96. CLASIFICACIÓN.

La clasificación del Subsistema de equipamientos colectivos es la siguiente:

Ir al inicio

ARTÍCULO 97. COBERTURA DE LOS EQUIPAMIENTOS EN FUNCIÓN DE SU PARTICIPACIÓN EN EL SISTEMA PÚBLICO Y COLECTIVO Y SU ARTICULACIÓN CON EL SUBSISTEMA DE CENTRALIDADES.

Los elementos del Subsistema de Equipamientos colectivos se constituyen en componentes del Sistema Público y Colectivo; por regla general, se articulan con el Subsistema de Centralidades.

De manera genérica los equipamientos del segundo orden o local se localizarán en las centralidades, corredores zonales y suburbanos y los del primer orden o general en el Área de Intervención Estratégica MEDRio. Dada su naturaleza, en el capítulo de criterios se presentan las consideraciones específicas para cada componente del Subsistema.

SECCIÓN II.

CATEGORÍAS DEL SUBSISTEMA.

Ir al inicio

ARTÍCULO 98. CLASIFICACIÓN POR TIPO DE SERVICIO.

Según el tipo de servicio, los equipamientos se clasifican en 5 categorías y 21 componentes, así:

1. EQUIPAMIENTOS BÁSICOS SOCIALES – EBS.

a) Equipamientos de educación - ED.

b) Equipamientos de salud – SA.

c) Equipamientos de recreación y deportes – RE.

d) Equipamientos culturales – CU.

2. EQUIPAMIENTOS BÁSICOS COMUNITARIOS – EBC.

a) Equipamientos comunitarios – CM.

b) Equipamientos de culto – CL.

c) Subsistema de Equipamientos de asistencia Social – AS.

3. EQUIPAMIENTOS DE SEGURIDAD Y CONVIVENCIA – ESC.

a) Equipamientos para la fuerza pública – FP.

b) Equipamientos para la administración de justicia – AJ.

c) Equipamientos de Justicia cercana al ciudadano – JC.

d) Equipamientos de prevención y atención de desastres – PA.

4. EQUIPAMIENTOS DE INFRAESTRUCTURAS – EII.

a) Equipamientos para la prestación de los servicios públicos – SP.

b) Equipamientos para el transporte – TT.

c) Equipamientos de almacenamiento y distribución del sector primario y el comercio popular – PP.

d) Equipamientos Almacenamiento y distribución de combustibles – CB.

e) Equipamientos sanitarios – SN.

5. EQUIPAMIENTOS INSTITUCIONALES – EIN.

a) Equipamientos institucionales Internacionales – II.

b) Equipamientos institucionales Nacionales – IN.

c) Equipamientos institucionales Regionales – IR.

d) Equipamientos institucionales Metropolitanos – IM.

e) Equipamientos institucionales Locales – IL.

SUBSECCIÓN I.

EQUIPAMIENTOS BÁSICOS SOCIALES -EBS-.

Ir al inicio

ARTÍCULO 99. DEFINICIÓN DE EQUIPAMIENTOS BÁSICOS SOCIALES -EBS-.

Son aquellas edificaciones en las cuales se busca garantizar el pleno disfrute de los derechos básicos de la población. Una característica fundamental de estos servicios básicos sociales, es que la dirección del servicio esta exclusivamente en manos del Estado, en sus diferentes niveles y sus impactos se reflejan directamente en el bienestar de la población y la disminución de la brecha social. Así, los derechos a la educación, la salud, la recreación y el deporte y la cultura, se consideran centrales en la política de desarrollo humano integral y por ello su garantía es un compromiso de los gobiernos. Los equipamientos básicos sociales están compuestos por los de educación, salud, recreación y deporte y cultura.

Doctrina Concordante MEDELLIN

Ir al inicio

ARTÍCULO 100. EQUIPAMIENTOS DE EDUCACIÓN -ED-.

Compuesto por las plantas físicas destinadas a la formación humana e intelectual de las personas, la preparación de ciudadanos para su plena inserción en la sociedad y su capacitación para el desempeño de actividades productivas, altruistas, culturales o sociales. Los equipamientos educativos se entenderán a partir de su relación con la educación formal en los términos definidos por la Ley 115 de 1.995 o la norma que la modifique o sustituya. Los equipamientos de educación no formal harán parte de los equipamientos comunitarios.

Se divide en los siguientes componentes:

1. Equipamientos de educación preescolar. Comprende las edificaciones para la educación preescolar, entendida como aquella que es ofrecida al niño para su desarrollo integral en los aspectos biológico, cognoscitivo, sicomotriz, socio-afectivo y espiritual, a través de experiencias de socialización pedagógicas y recreativas. Estos equipamientos deberán contar con el espacio y la dotación suficiente para garantizar el desarrollo integral del niño, en los términos de la Ley 115 de 1.995 y demás normatividad asociada.

2. Equipamientos de educación básica y media. Compuesto por el conjunto de edificaciones para la prestación de la educación básica obligatoria, en cumplimiento de lo establecido en el artículo 356 de la Constitución Política y que comprende la educación primaria y secundaria hasta el grado nueve (9) y se integra con la educación media, la cual constituye la culminación, consolidación y avance en el logro de los niveles anteriores hasta el grado undécimo (11o).

3. Equipamientos de educación superior. Comprende los equipamientos de soporte a la plataforma física para la educación superior, a fin de posibilitar el desarrollo de los alumnos y su formación académica o profesional, así como sus potencialidades de una manera integral. Las instituciones en educación superior pueden ser:

a) Instituciones técnicas profesionales.

b) Instituciones universitarias o escuelas tecnológicas

c) Universidades.

PARÁGRAFO. El municipio de Medellín deberá actualizar el plan maestro de infraestructura educativa, que permita aumentar paulatinamente la cobertura de los programas nacionales y locales de jornada única y jornada complementaria.

Ir al inicio

ARTÍCULO 101. EQUIPAMIENTOS DE SALUD -SA-.

Los equipamientos de salud son de carácter público y/o privados; buscan garantizar el servicio público de la salud a toda la población. La localización de estos equipamientos se dirige a mejorar las condiciones de cobertura para la población, a partir de la inserción en el Subsistema de Centralidades definido en el presente Acuerdo.

Este servicio tiene diferentes grados de complejidad y niveles de atención, de acuerdo con lo definido en la Resolución 14707 de 1.991 del Ministerio de Salud. Va del primer al tercer nivel según el tipo de servicio que ofrece, el recurso tecnológico requerido y el recurso humano con el que se cuenta, tal como se desarrollan a continuación:

1. Primer nivel de atención: Es el que requiere de tecnología de baja complejidad, sencilla y simple de utilizar con el fin de atender problemas de salud de baja severidad, con recurso humano de tipo profesional general, técnico y auxiliar. En los equipamientos de salud que hagan parte de este nivel de atención, no se permitirá la ubicación y/o funcionamiento de quirófanos.

2. Segundo nivel de atención: Es el que requiere de tecnología de mediana complejidad que precisa de profesionales especializados para su utilización, con el fin de atender problemas de salud de mediana severidad. La atención será brindada por profesionales especializados responsables de la prestación del servicio.

3. Tercer nivel de atención: Es el que requiere de tecnología de más alta complejidad y personal especializado y subespecializado para operarla, la atención será brindada por profesionales especializados y subespecializados responsables de la prestación del servicio.

Ir al inicio

ARTÍCULO 102. EQUIPAMIENTOS DE RECREACIÓN Y DEPORTE -RE-.

Comprende las áreas públicas y privadas cuyo carácter principal es la recreación pasiva, activa o mixta. Están conformados por uno o varios escenarios deportivos y recreativos con el respectivo amoblamiento y espacios complementarios, y podrán serde carácterpúblico o privado. Estos equipamientos podrán localizarse en cualquier clase de suelo, previo visto bueno de la Administración Municipal y deberán distribuirse de manera equitativa, de acuerdo con las disposiciones del presente Acuerdo y de los instrumentos de planificación complementaria. Se dividen en:

1. Unidad deportiva. Espacios cuya función es la recreación, la enseñanza deportiva y la práctica competitiva. Posee un mayor énfasis en la especificidad del uso y por tanto requieren de espacios adecuados con tribunas, cubiertas, camerinos, comercio menor, servicios sanitarios y áreas administrativas. Estos escenarios deben cumplir con las reglamentaciones técnicas de las federaciones internacionales para la práctica de las diferentes disciplinas deportivas. La infraestructura física de la unidad deportiva estará conformada por uno o varios escenarios recreativos y deportivos con los respectivos amoblamientos y espacios complementarios.

2. Unidad deportiva satélite. Equipamiento destinado a la recreación, la enseñanza deportiva y la práctica competitiva. Su infraestructura física debe estar conformada por varios escenarios deportivos, parques infantiles, edificios administrativos y zonas de control, parqueaderos, zonas verdes y de retiro, amoblamientos y comercio menor. Estarán ubicadas en las diferentes clases de suelo y deberán contar con amplia oferta institucional de deporte, recreación y actividad física.

3. Equipamientos recreativos. Son áreas libres cuyo énfasis es la recreación pasiva. Pueden contar con escenarios para la práctica deportiva y recreativa informal y deberán contar con elementos mínimos de amoblamiento urbano y zonas verdes para aislamiento de las áreas residenciales. Podrán ser públicos o privados y localizarse en cualquiera de las clases de suelo, preferentemente al interior de las áreas del Subsistema de Centralidades.

4. Equipamiento de Desarrollo deportivo integral. Equipamiento destinado a la recreación, y la práctica deportiva no competitiva. Su infraestructura física deberá estar conformada por varios escenarios deportivos, parques infantiles, edificios administrativos, zonas de control, parqueaderos, zonas verdes, amoblamientos y comercio menor. Podrán estar ubicados en las diferentes comunas de la ciudad.

5. Escenarios deportivos-recreativos. Son áreas destinadas a la práctica deportiva y recreativa informal; pueden ser placas polideportivas (baloncesto, voleibol, microfútbol y balonmano), canchas de fútbol, piscinas, coliseos cubiertos, gimnasios, muros de escalada, rampas y pistas de patinaje y circuitos de trote y triciclos. Podrán ser públicos o privados y localizarse en cualquiera de las clases de suelo, preferentemente al interior de las áreas del Subsistema de Centralidades.

6. Equipamientos deportivos y recreativos no tradicionales. Se refiere a los escenarios para la práctica de deportes no tradicionales o nuevos, tales como el golf, deportes a motor, ecuestres, extremos (de alto impacto, a campo abierto o en contacto con la naturaleza) y similares.

PARÁGRAFO: En estos equipamientos se promoverá la definición de zonas cardio protegidas, los cuales serán acompañados de programas de prevención y atención en eventos cardiovasculares que permitirán salvar vidas.

Ir al inicio

ARTÍCULO 103. EQUIPAMIENTOS CULTURALES -CU-.

Comprende los equipamientos al servicio de los derechos culturales, materializados en la promoción, el fomento, la circulación de los bienes y servicios culturales, el diálogo cultural, la creación, la memoria y la participación social, con miras a la construcción de referentes sociales compartidos en torno a la ciudad, la nación y el mundo. Se dividen en:

1. Equipamientos de promoción y divulgación, cultural y artística. Edificaciones especializadas para la presentación de las diferentes expresiones artísticas locales, nacionales o internacionales, que incluyen teatros, museos y cines. Estos equipamientos deben cumplir los estándares mínimos en términos de iluminación, sonido, camerinos y demás requerimientos propios de las áreas artísticas: danzas, teatro, música o canto. Además, deberán estar dotados con el mobiliario y estructura necesaria para garantizar el disfrute y seguridad del público, en términos de circulaciones, servicios públicos, parqueaderos, entre otros. Por la complejidad de estos equipamientos y el impacto que pueden generar, se localizarán en las centralidades zonales o corregimentales, metropolitana y municipal.

2. Centros de exposiciones y convenciones. Espacios para el diálogo cultural, donde se realizan convenciones, encuentros y ferias sectoriales de orden local, nacional e internacional que tienen como fin permitir que los asistentes se acerquen a contenidos, bienes, productos y servicios reunidos en un mismo espacio. Por la complejidad de estos equipamientos y el impacto que pueden generar se localizarán en las centralidades metropolitana y municipal.

3. Centros de desarrollo cultural y bibliotecas. Los Centros de Desarrollo Cultural buscan promover las expresiones culturales y artísticas, el diálogo cultural, la formación e información, los entornos virtuales de interacción, el encuentro, la participación, la organización social y comunitaria y los emprendimientos culturales que proporcionan una mejor calidad de vida a los habitantes del Municipio, combinándose con espacio público para el encuentro y disfrute ciudadano. Debido a su importancia e impacto, el nivel de estos equipamientos es zonal o corregimental.

4. Centros de salvaguarda del patrimonio y la memoria. Espacios dedicados a la salvaguarda y puesta en valor del patrimonio social y cultural de documentos escritos, audiovisuales, cartográficos, artísticos entre otros, con el fin de conservar la memoria del municipio, la región y la nación. Corresponden a los museos, fonotecas, centros documentales y archivos históricos. Deben contar con las condiciones necesarias para la conservación en buen estado de las obras que albergan y garantizar el disfrute y la seguridad del público. Estos equipamientos podrán estar localizados en cualquier lugar de la ciudad.

5. Centros de innovación, ciencia y tecnología. Espacios dedicados al desarrollo científico y tecnológico de la ciudad, así como al disfrute ciudadano, en los que la ciencia se asume como un valor social que, como acción creativa, es cultural. Por su magnitud, estos equipamientos deberán contar con espacio público asociado y se localizarán en las centralidades

SUBSECCIÓN II.

EQUIPAMIENTOS BÁSICOS COMUNITARIOS-EBC-.

Ir al inicio

ARTÍCULO 104. DEFINICIÓN DE EQUIPAMIENTOS BÁSICOS COMUNITARIOS -EBC-.

Esta tipología de equipamientos está constituida por el conjunto de inmuebles que sirve de soporte físico para las relaciones cotidianas de los habitantes del Municipio y para el goce de sus derechos colectivos, particularmente los relacionados con la formación y fortalecimiento de la ciudadanía. Se divide en:

1. Equipamientos comunitarios.

2. Equipamientos de culto.

3. Equipamientos de asistencia social.

Ir al inicio

ARTÍCULO 105. EQUIPAMIENTOS COMUNITARIOS -CM–.

Constituido por los equipamientos que sirven para uso de organizaciones sociales y comunitarias, para desarrollar sus actividades cívicas, y como lugares para el encuentro y convivencia. Son:

1. Equipamientos de Educación para el trabajo y el desarrollo humano: Son centros de enseñanza artística, de idiomas, capacitación laboral, desempeño comunitario o asociativo, o similares, no considerados dentro de la educación formal, y que para efectos del presente Acuerdo, se asimilarán a servicios educativos complementarios o actividades a ser prestadas mediante los equipamientos básicos comunitarios.

Para el caso de las guarderías se considerarán equipamientos de educación para el trabajo y el desarrollo humano, si son la única destinación del inmueble. En caso que compartan con otros usos donde no sea la guardería el uso principal, no se considerará equipamiento y deberá cumplir con la normatividad específica para el uso. Se podrán ubicar en cualquier área del municipio, siempre y cuando se garantice la accesibilidad a través de vías cercanas y que el acceso sea máximo a 500 m de las viviendas. Podrán ubicarse en complejos de educación básica, media y superior y en complejos industriales como medida de bienestar para los empleados y sus familias, pero sin ir en detrimento de la seguridad. Por ello se tendrán en cuenta retiros de 500 m a las zonas de peligro de estos complejos industriales.

2. Centros de integración barrial o unidades básicas de servicios. Son los equipamientos que por su capacidad física, cobertura y oferta de servicios sobrepasan los límites del barrio. Son complejos que ofrecen espacios para actividades de participación, prestación de servicios institucionales, asociación y apoyo a la organización social y comunitaria, capacitación no formal, servicios a la comunidad en temas de salud, tecnología, formación, divulgación cultural y escenarios deportivos.

3. Ciudadelas Universitarias. Complejo que articula funciones educativas, de extensión cultural, investigativas, de divulgación de la ciencia, la cultura y el arte, para el aprendizaje y transferencia de conocimiento y de innovación tecnológica, científica y social; con posibilidades de prácticas.

Ir al inicio

ARTÍCULO 106. EQUIPAMIENTOS DE CULTO -CL-.

Comprende el conjunto de inmuebles en los que se lleva a cabo o se apoyan las actividades referentes a un culto asociado a cualquier religión o confesión; para ello, el culto deberá contar con la autorización de la iglesia a la cual pertenece y estar debidamente registrada ante el Ministerio del Interior. Se compone de:

1. Espacios para el culto. Inmuebles total o prevalentemente destinados a la práctica de un culto, religión o confesión, que se realiza colectivamente y de manera sistemática. El área de celebración (capilla, templo, sinagoga, mezquita o similar) es considerado el espacio principal de los equipamientos de culto y deberá tener un manejo cuidadoso de las vías de evacuación, escape y demás adecuaciones que garanticen la seguridad de los asistentes. Se reconocen como parte de los usos principales de los equipamientos de culto, aquellas actividades auxiliares que dan soporte al desarrollo adecuado de la celebración, asistencia y beneficencia, residencia y formación religiosa y que comprenden las áreas administrativas, los salones de enseñanza, la vivienda del oficiante y demás espacios indispensables para el respectivo culto.

2. Lugares de apoyo al culto. Inmuebles e infraestructuras de apoyo y soporte a las actividades de culto, tales como: conventos, seminarios, centros de estudio bíblico. Ver tabla del Artículo 96.

Ir al inicio

ARTÍCULO 107. EQUIPAMIENTOS DE ASISTENCIA SOCIAL –AS-.

Son los diseñados y construidos para la prestación de servicios asistenciales a la población más vulnerable y que necesariamente impliquen pernoctación temporal o permanente por la misma asistencia a la persona. Se entiende como población vulnerable, el grupo poblacional que por su condición social, económica, física o mental no puede ser atendida por los demás servicios del sistema de equipamientos, y requiere del apoyo del Estado o de instituciones privadas especializadas para tales fines. Son:

1. Equipamientos para la atención física, psíquica y social. Espacios para albergar temporal, permanente o transitoriamente a grupos poblacionales en condición de vulnerabilidad social y física. En este tipo se encuentran las casas cunas, centros de cuidado de niños, ancianatos, entre otros.

2. Albergues. Espacio donde se presta albergue a personas y familias en situaciones de necesidad, tales como víctimas del desplazamiento, de desastres naturales y la población en situación de calle y mujeres víctimas de la violencia.

3. Centros de atención y recuperación física, psíquica o social. Atención terapéutica para todas las personas que requieren apoyo para su recuperación de afecciones físicas, psíquicas o sociales.

SUBSECCIÓN III.

EQUIPAMIENTOS DE SEGURIDAD Y CONVIVENCIA -ESC-.

Ir al inicio

ARTÍCULO 108. DEFINICIÓN DE EQUIPAMIENTOS DE SEGURIDAD Y CONVIVENCIA.

Se consideran en esta tipología, todos los equipamientos destinados a prestar servicios de seguridad, administración de justicia y aquellos enfocados a mejorar la convivencia y la paz, así como la atención a desastres naturales.

Ir al inicio

ARTÍCULO 109. EQUIPAMIENTOS PARA LA FUERZA PÚBLICA -FP-.

Son el conjunto de espacios y edificaciones públicas destinadas a prestar servicios relacionados con la seguridad nacional para la prevención y represión del delito, integrada en forma exclusiva por las Fuerzas Militares, la Policía Nacional y sus cuerpos especializados. Son equipamientos de primer orden o general.

1. Equipamientos militares. Tienen como finalidad primordial la defensa de la soberanía, la independencia, la integridad del territorio nacional y del orden constitucional. En ese sentido, su ubicación se presenta según criterios de orden nacional que superan la competencia municipal. Aquellos equipamientos en los cuales se localicen polvorines y polígonos para entrenamiento, que representen algún posible peligro para la ciudadanía, deberán estar localizados por fuera de los perímetros urbanos, los centros poblados y los suelos suburbanos delimitados en el presente Acuerdo.

2. Equipamientos de policía. Su localización obedece a criterios de orden nacional y a la necesidad de cubrir todo el territorio municipal, garantizando así la seguridad de manera oportuna. Aquellos equipamientos en los cuales se localicen polvorines y polígonos para entrenamiento, que representen algún posible peligro para la ciudadanía, deberán estar localizados por fuera de los perímetros urbanos, los centros poblados y los suelos suburbanos delimitados en el presente Acuerdo.

Ir al inicio

ARTÍCULO 110. EQUIPAMIENTOS DE ADMINISTRACIÓN DE JUSTICIA -AJ-.

Son el conjunto de espacios y edificaciones públicas y privadas destinadas a prestar servicios relacionados con la represión del delito, la administración de justicia, la convivencia y la Paz y según la Constitución en su artículo 228 es una función pública.

1. Administrativos. Son espacios destinados a la ejecución de la administración de justicia, caracterizados por ser salas u oficinas donde despachan jueces y fiscales. Las características físicas de ellos deben contribuir a demostrar la fortaleza e imparcialidad misma de la Justicia. Su localización obedece a criterios y decisiones de orden nacional; sin embargo por representar un asunto de interés para el área metropolitana, el departamento e inclusive la región, se localizarán de manera prevalente en el Corredor de Rio y la Centralidad Metropolitana, buscando garantizar la accesibilidad.

2. Apoyo Técnico de justicia. Son espacios de apoyo a la administración de justicia y se caracterizan por el manejo de equipos especializados. Por la complejidad de los servicios que prestan, serán restringidos en el suelo urbano. Los nuevos cuerpos especiales de seguridad del Estado que surjan se manejarán bajo estas normas.

3. Centros de reclusión. Son sitios para el cumplimiento de decisiones judiciales cautelares o definitivas, en torno a la privación de la libertad de las personas. Por la complejidad de las instalaciones y por los impactos que dichos espacios generan en sus alrededores, estos deberán ubicarse por fuera del suelo urbano.

ARTÍCULO 111. EQUIPAMIENTOS DE JUSTICIA CERCANA AL CIUDADANO. -JC-.

Son el conjunto de espacios y edificaciones públicas y privadas destinadas a desarrollar el programa de convivencia ciudadana que busca disminuir los fenómenos de inseguridad y los conflictos sociales. Estos equipamientos, deberán localizarse en las centralidades barriales-veredales y zonales-corregimentales.

1. Instituciones municipales encargadas de la convivencia: se encuentran las instituciones que hacen parte del sistema de administración de justicia, a cargo del municipio y cuyos responsables son profesionales preparados para dicha función.

2. Instituciones para los mecanismos alternativos de solución a los conflictos cotidianos: Se identifican en este componente aquellas instituciones sociales que buscan resolver los problemas cotidianos de los habitantes sin necesidad de llegar al sistema de administración de justicia.

Ir al inicio

ARTÍCULO 112. EQUIPAMIENTOS DE PREVENCIÓN Y ATENCIÓN DE DESASTRES -PA-.

Comprende los siguientes:

1. Estaciones de Bomberos. En estos equipamientos se agrupa la principal fuerza de atención de emergencias y desastres del municipio, por ende deberán contar con el suficiente espacio y condiciones urbanísticas para la prestación eficaz del servicio. Estos equipamientos serán del orden zonal y corregimental.

2. Sedes de la Defensa Civil: Es un equipamiento para la gestión del riesgo y la atención de emergencias. Por su objetivo institucional, la capacitación y acompañamiento a la ciudadanía requiere de espacios que apoyen la labor de formación y gestión social. La sede administrativa tiene orden Municipal, las demás serán de cobertura zonal y corregimental.

3. Cruz Roja: Incluye los equipamientos para este órgano de carácter supramunicipal. Que atienden la totalidad del departamento de Antioquia

SUBSECCIÓN IV.

EQUIPAMIENTOS DE INFRAESTRUCTURAS -EII-.

Ir al inicio

ARTÍCULO 113. DEFINICIÓN DE EQUIPAMIENTOS DE INFRAESTRUCTURAS -EII-.

Estos equipamientos comprenden los destinados a la prestación de servicios públicos domiciliarios como plantas, bocatomas, estaciones, etc., y aquellos que dan soporte a la movilidad urbana y rural, tanto local como regional, nacional e internacional. Así mismo, incluyen las infraestructuras destinadas al almacenamiento y distribución de la producción primaria y de combustibles y los que prestan servicios sanitarios.

Comprende los siguientes elementos:

1. Equipamientos para la prestación de los servicios públicos.

2. Equipamientos para el transporte.

3. Equipamientos de almacenamiento y distribución del sector primario.

4. Equipamientos de Almacenamiento y distribución de combustibles.

5. Equipamientos sanitarios.

Ir al inicio

ARTÍCULO 114. EQUIPAMIENTOS PARA LA PRESTACIÓN DE LOS SERVICIOS PÚBLICOS -SP-.

Se refiere a las infraestructuras básicas para la prestación de los servicios públicos domiciliarios distintas a las redes y se compone de: Equipamientos para la prestación del servicio de acueducto, alcantarillado, energía, telecomunicaciones, gas y aseo.

Ir al inicio

ARTÍCULO 115. EQUIPAMIENTOS PARA EL TRANSPORTE -TT-.

Agrupa los espacios físicos abiertos o cerrados donde se realizan las maniobras de inicio o terminación de ruta, de acceso y evacuación por parte de los usuarios del transporte, parqueo momentáneo de los vehículos para la prestación del servicio, parqueo durante los períodos en los que no prestan el servicio y en periodos nocturnos y prestación de servicios complementarios al vehículo. Estos equipamientos pueden ser de nivel nacional, supramunicipal (regional, metropolitano), municipal y Barrial. Se consideran los siguientes:

1. Equipamientos para el Transporte aéreo: corresponde al equipamiento Terminal Aérea para la prestación de servicios de transporte aéreo público y privado de carga y pasajeros; en el municipio de Medellín, el Aeropuerto Enrique Olaya Herrera cumple esta función.

2. Equipamientos para el Transporte Público Colectivo y Masivo:

a) Centro Logístico de Transporte de Pasajeros. Los centros logísticos de transporte (CLT), son sitios para estacionar en su interior, los vehículos de transporte público que no estén en servicio (en recorrido de ruta) ó en el periodo nocturno, donde se prestan también servicios al vehículo.

b) Depósitos o parqueaderos de vehículos de transporte público. Los depósitos de vehículos de transporte público son sitios para estacionar en su interior los vehículos de transporte público que no estén en servicio (en recorrido de ruta) o en el periodo nocturno y en los cuales no se prestan servicios adicionales al vehículo.

c) Paradero de control de ruta. Área ubicada en el recorrido del servicio de Transporte Público Colectivo, destinada a la detención temporal de vehículos, con el objeto de controlar y regular frecuencias y cambio de personal, sin prestación de servicios complementarios al vehículo.

d) Terminales de transporte intermunicipal de pasajeros: Equipamientos de ciudad y de interés público que corresponden a las actuales Terminales del Norte y del Sur; donde se prestan servicios de transporte público intermunicipal.

e) Terminales de transporte de alta frecuencia con cobertura regional. Área abierta o cerrada dotada de las instalaciones requeridas para atender las necesidades de los usuarios del transporte terrestre automotor (pasajeros y vehículos) con origen y/o destino en los municipios cercanos, ubicados al éste y oeste de la ciudad de Medellín, desde los cuales operan rutas de transporte público colectivo con alta frecuencia, producto de los procesos de crecimiento de la ciudad y la región. Corresponde a las Terminales Satélites de Transporte del Plan Maestro de Movilidad del Área Metropolitana.

f) Estación de Transporte público colectivo / masivo de pasajeros. Corresponden a las estaciones existentes y proyectadas del sistema integrado de transporte público colectivo / masivo de pasajeros del Municipio.

g) Patios y Talleres de Transporte masivo. Son los sitios destinados al estacionamiento en su interior, del material rodante consistente en trenes, buses o cabinas en el periodo nocturno o que no estén en servicio, donde además se prestan servicios necesarios para realizar la operación y mantenimiento del material rodante y la infraestructura del sistema de transporte Masivo.

3. Equipamientos para el transporte ferroviario.

-. Terminales y Estaciones del Sistema Férreo Nacional / Multipropósito: Corresponden a los equipamientos para la prestación de servicios de transporte público intermunicipal del modo férreo y de escala nacional (Sistema Férreo Nacional) o regional de pasajeros y carga (Sistema Férreo Multipropósito).

4. Equipamientos para el transporte en bicicleta.

-. Parqueaderos de bicicletas.

5. Otros Equipamientos de Transporte

a) Estación de Intercambio Modal (EIM): Es el inmueble destinado al intercambio de pasajeros entre distintos modos de transporte, tipos de servicio y/o vehículos de transporte público.

b) Centro Logístico de Transporte de Carga. Es la estructura organizativa asociada a la gestión del transporte de carga. Se ocupa de

la coordinación de los procesos de transporte, almacenamiento, inventario y manipulación de cargas, eventualmente utilizando más de un terminal, con el fin de garantizar el abastecimiento oportuno de sus centros receptores finales, lograr incrementar la eficiencia y reducir el costo global del sistema.

c) Terminal de Carga. Inmueble dotado de un conjunto de instalaciones físicas y equipos que permiten la carga, descarga, manipulación, traslado, almacenamiento, fraccionamiento y consolidación de embarques de productos y mercaderías.

Ir al inicio

ARTÍCULO 116. EQUIPAMIENTOS DE ALMACENAMIENTO Y DISTRIBUCIÓN DEL SECTOR PRIMARIO Y EL COMERCIO POPULAR -PP-.

Se refiere a los equipamientos destinados a la comercialización y distribución de los productos agrícolas y pecuarios (especies menores y carne) del sector primario, abarrotes y artesanías, mediante las galerías, plazas de mercado cubiertas y acopios para la producción rural, dirigidas a las distribución al por menor, además de los centros destinados a organizaciones de venteros ambulantes y estacionarios que hacen parte de programas dirigidos por la Administración Municipal. Dichos productos son para el consumo de la población y se deberán acoger todas las normas higiénicas, sanitarias y ambientales existentes.

ARTÍCULO 117. EQUIPAMIENTOS DE ALMACENAMIENTO Y DISTRIBUCIÓN DE COMBUSTIBLES. -CB-.

Comprende las plantas de almacenamiento y distribución de combustibles líquidos derivados de petróleo y de GLP, que se localizan en jurisdicción del municipio de Medellín y que se constituyen en equipamientos estratégicos para la competitividad.

Ir al inicio

ARTÍCULO 118. EQUIPAMIENTOS SANITARIOS -SN-.

Inmuebles de apoyo a la prestación del servicio de disposición final de cadáveres (humanos y de animales), mediante los jardines cementerios, los cementerios en bóvedas, los cenizarios o los osarios para el caso de humanos y centros de zoonosis para animales.

SUBSECCIÓN V.

EQUIPAMIENTOS INSTITUCIONALES -EIN–.

Ir al inicio

ARTÍCULO 119. DEFINICIÓN DE EQUIPAMIENTOS INSTITUCIONALES -EIN-.

Son los destinados a garantizar el funcionamiento administrativo estatal, distinto a las acciones operativas que cada entidad pueda realizar. Estos se clasifican según su nivel así:

1. Equipamientos institucionales internacionales.

2. Equipamientos institucionales nacionales.

3. Equipamientos institucionales regionales.

4. Equipamientos institucionales metropolitanos.

5. Equipamientos institucionales locales.

SECCIÓN III.

CRITERIOS DE MANEJO DEL SUBSISTEMA.

Ir al inicio

ARTÍCULO 120. CRITERIOS GENERALES DE MANEJO PARA EL SUBSISTEMA DE EQUIPAMIENTOS COLECTIVOS.

Los criterios que regulan las intervenciones en los equipamientos del municipio de Medellín, son los siguientes:

1. La localización o reubicación particular de los diversos equipamientos deberá dar cumplimiento a los siguientes criterios especiales:

a) La determinación de los posibles radios de influencia o área de cobertura de los equipamientos, tomando en especial consideración factores de edad, género, condición y proyección de la población de eventuales usuarios.

b) La previsión de formas de accesibilidad para los usuarios al servicio, tomando en cuenta especialmente la índole o ámbito de influencia de los equipamientos previstos; así como el fácil acceso desde los diferentes modos y sistemas de transporte público.

c) Ubicación con respecto a una vía vehicular ya construida y no en proyecto.

d) La correcta definición de las relaciones de compatibilidad que se han de establecer entre las actividades que se prestan en las distintas plantas físicas. Relación que se da a partir de la complementariedad y que pretende hacer óptimas las características de las construcciones respectivas y la cabal integración entre los diferentes grupos sociales.

e) La ubicación en terrenos estables, sin restricciones ambientales de ninguna índole, lo cual deberá ser sustentado en estudios de suelo.

f) Evaluar las características físicas y geológicas del terreno donde se plantea la ubicación de los nuevos equipamientos, de manera que se tenga seguridad en la capacidad del suelo para soportar la construcción y que por su forma y tamaño permita posteriores ampliaciones o adecuaciones para una mejor prestación del servicio.

g) Los macroproyectos y demás instrumentos de planificación complementaria, podrán disponer su localización o reubicación específica en áreas distintas a las centralidades.

h) Deben localizarse por fuera de áreas de inundación, humedales, nacimientos de quebradas y sus áreas de influencia y de los retiros a estructuras hidráulicas.

i) No pueden ubicarse en zonas de riesgo no mitigable.

j) Cuando estén los equipamientos anexos a viviendas, se deben establecer retiros de mínimo tres metros.

k) Cuando los servicios que presten estos equipamientos estén localizados en un Bien de interés cultural –BIC-, se debe atender lo dispuesto en el Plan de Manejo. Mientras este se aprueba, se elevará consulta al Departamento Administrativo de Planeación, sobre la pertinencia de su localización en el BIC.

2. Los equipamientos de primer orden o general, que por su naturaleza requieran de condiciones especiales para su funcionamiento, podrán ubicarse en los corredores rurales de las Palmas y San Pedro, localizados en los bordes de protección y suelos rurales; siempre y cuando sea consecuente con el modelo de ciudad y con las condiciones de baja densidad y baja ocupación de estos territorios. Se considera que se dan las condiciones especiales cuando el equipamiento tiene una baja concentración de la población a la que sirva, bajos índices de ocupación, sean compatibles con los usos de la zona y también en los casos en que se requiera ubicar en zonas de aislamiento.

3. Cobertura. Se debe tener en cuenta la demanda de la población total según el servicio que se preste y el orden del equipamiento.

4. Lotes de oportunidad. Con el inventario de espacio público se identificarán las oportunidades de ubicar nuevos equipamientos en las centralidades del nivel metropolitano y de ciudad del suelo urbano y rural del municipio, para lo cual se verificará con las entidades encargadas de decidir sobre las necesidades de los mismos, acorde con los déficits y coberturas y con los lotes identificados como de uso dotacional, en el Mapa 23. Usos Generales del Suelo Urbano del presente Acuerdo.

5. Criterios constructivos:

a) Contar con diseños ajustados a las normas sismorresistentes vigentes.

b) Tener adecuadas condiciones para ser habitables: iluminación, patios, ventilación, vacíos, retiros entre fachadas, voladizos, entre otros.

c) Considerar normas para personas con movilidad reducida, ascensores dependiendo de la dimensión del edificio, dimensiones de escaleras, dimensiones de circulación, trayectos para salida externa e interna, recorridos peatonales.

d) Aplicar las normas de seguridad contra incendios, ubicación de puertas, hidrantes, terrazas de rescate, vestíbulo, áreas de evacuación o concentración de personas.

PARÁGRAFO. La Administración Municipal establecerá la norma básica complementaria para cada uno de los equipamientos en aspectos constructivos y urbanísticos atendiendo los criterios señalados en este Acuerdo, de conformidad con las característicasy requerimientos propios de cada equipamiento para su óptimo funcionamiento.

Concordancias MEDELLIN

Ir al inicio

ARTÍCULO 121. CRITERIOS DE MANEJO PARA LOS EQUIPAMIENTOS DE EDUCACIÓN.

Estos criterios tienen que ver con los parámetros generales para su ubicación y funcionamiento, los cuales serán la base para la definición de la norma básica y específica para los mismos.

1. Los nuevos equipamientos deberán localizarse teniendo en cuenta la distancia a los usos no compatibles como la contaminación ambiental, la peligrosidad para los estudiantes y la interferencia en las actividades propiamente académicas por ruido, malos olores y otro tipo de dificultades del entorno.

Estos equipamientos se jerarquizan de acuerdo con el ámbito de la prestación del servicio, lo cual es fundamental en la definición de la ubicación de los mismos.

2. Los equipamientos educativos de primer orden o general, se podrán ubicar en la centralidad metropolitana, las centralidades de ciudad, las centralidades corregimentales, las centralidades zonales y corredores de alta intensidad y de actividades económicas en transformación.

Los nuevos equipamientos de educación superior podrán funcionar en varias sedes, pero deberán cumplir con todas las normas específicas de las leyes de educación.

3. Los equipamientos de preescolar, educación básica y media vocacional, se ubicarán en las centralidades zonales corredores de alta intensidad; las centralidades barriales y dotacionales; en zonas de transición; en corredores de mediana intensidad; centralidades corregimentales y en los sectores predominantemente residenciales, siempre y cuando no se causen impactos en la vida residencial o se mitiguen con base en un protocolo ambiental y urbanístico. De acuerdo con su población y servicios, no deberán ubicarse cerca a anfiteatros, morgues, plantas de tratamientos de aguas residuales, estaciones de basura, industria y expendio de materiales inflamables y explosivos y centros de reclusión.

Los equipamientos dedicados al nivel de preescolar que están separados de la educación básica y media, pueden ubicarse en áreas diferentes a las centralidades, con el fin de garantizar el acceso de los niños por medio peatonal y en condiciones de seguridad, lo cual se ha calculado para radios de máximo quinientos metros (500,00 m.), siempre y cuando cumplan con las normas de construcción definidas en el Decreto 409 de 2.007 o la norma que lo modifique o sustituya y demás especificaciones técnicas establecidas por la administración municipal. Cuando la educación media plantea programas diversificados, estos establecimientos procurarán por ubicarse en las centralidades zonales y de aglomeración, los corredores de alta intensidad, buscando una mayor accesibilidad.

4. Además de los anteriores sectores, en los polígonos de mejoramiento integral, se podrán ubicar equipamientos nuevos de educación formal en los sitios identificados en los planes de regularización y en los macroproyectos, o anexos, a los equipamientos existentes y compatibles, como escenarios deportivos, mitigando los impactos negativos que se generen con los usos residenciales.

5. Instalaciones de los equipamientos de educación. Todos los servicios de un nuevo establecimiento de educación básica y media deberá desarrollarse en un solo complejo y comprenderá los niveles de preescolar, educación básica (primaria y secundaria) y educación media. Los espacios requeridos para un establecimiento educativo con educación básica, desde el grado cero al once, deberán cumplir con las mínimas condiciones de funcionalidad, confort, accesibilidad y seguridad, según las regulaciones establecidas por la normativa sectorial.

6. Todos los equipamientos de educación preescolar, básica y media existentes debidamente legalizados (urbanística y constructivamente) a la aprobación de este acuerdo y que no se ajusten a la presente normativa, podrán permanecer en su ubicación actual, pero cualquier intervención que implique aumento en aprovechamientos (aumento de la capacidad de alumnos), se permitirá siempre que las propuestas otorguen prioridad al aumento de las áreas libres requeridas para el logro de los dos metros cuadrados (2,00 m2) por estudiante. El aumento de aulas deberá tener en cuenta el cumplimiento del estándar de área libre.

La propuesta deberá definir el desarrollo progresivo y por etapas para el logro en la obtención de un equipamiento mínimo de veinte (20) aulas con todas sus especificaciones técnicas y los espacios complementarios requeridos.

7. Los requerimientos para nuevos equipamientos de educación preescolar, básica y media según su localización, son:

a) En el suelo rural los equipamientos deberán tener mínimo tres aulas para preescolar y primaria, pero en todo caso, deben cumplir el tamaño mínimo de predios para estos equipamientos y deberán localizarse únicamente en las centralidades suburbanas o centralidades veredales, según sea el caso.

b) En zonas de expansión con procesos de urbanización, en desarrollo, desarrollos parciales o propuestos, se podrán localizar equipamientos, mínimo de veinte (20) aulas con todas sus especificaciones técnicas y espacios complementarios requeridos.

c) En comunas, barrios, corregimientos donde se realiza la cualificación de infraestructura y la generación de nuevos equipamientos para atender la demanda existente en condiciones adecuadas, se podrán localizar equipamientos, mínimo de doce (12) aulas con todas sus especificaciones técnicas y espacios complementarios requeridos.

d) En barrios con demanda escolar baja y distante de la sede principal, veredas con población estable para atender niveles de preescolar y básica primaria, se podrán localizar equipamientos, mínimo de 6 aulas con todas sus especificaciones técnicas y espacios complementarios requeridos.

e) Equipamiento mínimo de tres aulas, con todas sus especificaciones técnicas y los espacios complementarios requeridos. En barrios con demanda escolar baja y distante de la sede principal, veredas con población estable para niveles de preescolar y básica primaria.

Ir al inicio

ARTÍCULO 122. CRITERIOS DE MANEJO PARA LOS EQUIPAMIENTOS DE SALUD.

Cuando los servicios de salud comparten con otros servicios una edificación como la vivienda o el comercio, entre otros, estas edificaciones no se consideran como equipamientos; sin embargo, el servicio de salud como tal, deberá cumplir con toda la normativa específica y con los siguientes criterios de manejo:

1. Se prohíbe su localización en zonas de riesgo no mitigable.

2. Los nuevos equipamientos de salud se deben localizar a más de cien metros (100,00 m.) de lugares de disposición de basura, criaderos de artrópodos y roedores, mataderos, cementerios y en general, a focos de insalubridad e inseguridad.

3. Los nuevos servicios de salud que tengan áreas de hospitalización, no podrán ubicarse a una distancia menor de cien metros (100,00 m.) a escuelas, mataderos, plantas de procesamiento de artículos alimenticios o todas aquellas actividades que generen impactos de contaminación, como frentes de explotación, entre otros.

4. Si el equipamiento de salud se ubica sobre vía arteria o vía troncal, debe generar bahía de aproximación para el acceso.

5. Los equipamientos de salud del tercer nivel de atención, se definen como de orden supramunicipal y municipal. Deberán ubicarse en la centralidad metropolitana, las centralidades de ciudad, las centralidades zonales, en corredores de alta intensidad y de actividades económicas en transformación.

6. Los equipamientos de salud del segundo nivel de atención, de mediana complejidad, corresponden al orden zonal y corregimental, se deben ubicar en la centralidad metropolitana, las centralidades de ciudad, las centralidades zonales, en corredores de alta intensidad, las centralidades barriales y dotacionales, en zonas de transición y en corredores de mediana intensidad.

7. Los equipamientos de salud del primer nivel de atención, de menor complejidad, de orden barrial/ veredal, se podrán ubicar en: centralidades zonales y de aglomeración, corredores de alta intensidad, centralidades barriales y dotacionales, zonas de transición y corredores de mediana intensidad. Los equipamientos del primer y segundo nivel de atención, podrán localizarse en corredores destinados a comercio o servicios. En ningún caso podrán tener quirófanos.

8. Los equipamientos de salud del tercer nivel de atención se podrán ubicar en los suelos rurales, siempre y cuando cumplan con el área mínima del lote exigido para la zona donde se ubique, el uso sea permitido o restringido, cumpla con el área mínima requerida, disponga de las celdas de parqueo al interior del inmueble, que el índice de ocupación y la altura máxima sean los establecidos para el suelo rural y el tamaño mínimo del equipamiento construido no sea inferior al de un equipamiento de salud según el nivel.

9. Deberán cumplir con las normas de construcción definidas en el Decreto 409 de 2.007 o la norma que lo modifique, complemente o sustituya y demás especificaciones técnicas de las entidades competentes.

Ir al inicio

ARTÍCULO 123. CRITERIOS PARA LOS EQUIPAMIENTOS CULTURALES.

Los equipamientos culturales de promoción y divulgación artística y cultural, tal como los teatros, se pueden localizar en cualquier tipo de suelo. En la ruralidad en las centralidades, anexo a centros comerciales, grandes superficies, terminales de transporte, como parte de los equipamientos de educación, comunitarios, básicos; siempre y cuando puedan cumplir con las normas de cada área artística y con las medidas de seguridad para garantizar el bienestar de las personas que asisten como público y de los mismos artistas. En caso de localizarse en zonas de uso residencial, si el equipamiento aplica como uso singular, deberá cumplir con el respectivo protocolo ambiental y urbanístico –PAU–

Deberán cumplir con las normas de construcción definidas en el Decreto 409 de 2.007 o la norma que lo modifique, complemente o sustituya y demás especificaciones técnicas expedidas por las entidades competentes.

Ir al inicio

ARTÍCULO 124. CRITERIOS DE MANEJO PARA LOS EQUIPAMIENTOS DE RECREACIÓN Y DEPORTE.

1. Criterios para las Unidades Deportivas.

a) Las unidades deportivas son de primer orden o general, del nivel municipal y supramunicipal; metropolitano o regional. Su jerarquía dependerá de la categoría y cobertura de sus escenarios deportivos.

b) Las áreas libres distintas a los escenarios deportivos se destinarán a zonas verdes arborizadas, con elementos de amoblamiento para el desarrollo de actividades lúdicas y recreativas espontáneas, podrán tener senderos, sitios de encuentro, plazas, plazoletas y similares (en arenilla, piedra, adoquines o similares).

c) Se deberán ubicar al interior o anexas a la centralidad metropolitana, las centralidades de ciudad, las centralidades zonales y corredores de alta intensidad.

d) Deberán contar con áreas de parqueo y zonas verdes complementarias para aislamiento, recreación pasiva y juegos infantiles, al igual que amoblamiento urbano complementario. Este tipo de espacios deberá tener un área mínima de lote de veinte mil metros cuadrados (20.000,00 m2). En su desarrollo urbanístico se deberá reservar mínimo el 30% de su área bruta como zonas verdes de carácter pasivo. Podrán tener espacios complementarios como actividades comerciales, áreas administrativas, áreas de parqueo y áreas de control, entre otras.

2. Criterios para las Unidades Deportivas Satélite y Equipamientos de Desarrollo Deportivo Integral.

a) Serán de segundo orden y su nivel de cobertura es zonal o corregimental.

b) Su espacio es reglado y cuenta con servicios auxiliares básicos y especializados. Se utiliza principalmente para fines deportivos de diferente índole, cumpliendo con las especificaciones internacionales. Podrá ser utilizado para la prestación de espectáculos de carácter cultural, religioso, comercial, social o cívico (eventos masivos), siempre y cuando cumplan con normas de seguridad y normas técnicas.

c)Se deberán ubicar al interior o anexas a: La centralidad metropolitana, centralidades de ciudad, centralidades corregimentales; centralidades zonales, corredores de alta intensidad, centralidades barriales y dotacionales, zonas de transición, corredores de mediana intensidad y corredores de actividades económicas en transformación.

d) Estos espacios deberán además contar con amoblamiento urbano complementario, parqueaderos y zonas verdes para aislamiento, juegos infantiles y recreación pasiva.

e) Pueden tener espacios complementarios con actividades comerciales, áreas administrativas, áreas de parqueo y áreas de control, entre otras.

3. Criterios para los Escenarios Deportivos– recreativos.

a) Su nivel de cobertura es barrial o veredal.

b) Las áreas libres distintas a los escenarios deportivos, se destinarán a zonas verdes arborizadas con elementos de amoblamiento para el desarrollo de actividades lúdicas y recreativas espontáneas. Podrán tener senderos, sitios de encuentro, plazas, plazoletas y similares (en arenilla, piedra, adoquines o similares).

c) Se deberán ubicar al interior o anexas a: La centralidad metropolitana, las centralidades de ciudad, centralidades corregimentales, centralidades zonales y corredores de alta intensidad, centralidades barriales y dotacionales, zonas de transición, corredores de mediana intensidad y corredores de actividades económicas en transformación.

d) Este tipo de espacios deberá tener un área mínima de lote de diez mil metros cuadrados (10.000,00 m2). En su desarrollo urbanístico, se deberá reservar mínimo el 30% de su área bruta como zonas verdes de carácter pasivo.

4. Criterios para los Equipamientos Recreativos:

a) Su orden es barrial o vecinal, pero se requieren en todo el municipio.

b) Se deberán ubicar al interior o anexas a: La centralidad metropolitana, centralidades de ciudad, centralidades corregimentales, centralidades zonales y corredores de alta intensidad, centralidades barriales y dotacionales, zonas de transición, corredores de mediana intensidad, corredores de actividades económicas en transformación y sectores predominantemente residenciales.

c) En su desarrollo urbanístico, se deberá reservar mínimo el 40% de su área bruta como zonas verdes de carácter pasivo. Su área mínima de lote deberá ser de cuatro mil metros cuadrados (4.000,00 m2) y máximo diez mil metros cuadrados (10.000,00 m2).

5. Criterios para los Deportivos y Recreativos no Tradicionales.

Estos equipamientos se ubicarán principalmente en suelos rurales y/o predios propiedad del municipio de Medellín., como parte de proyectos integrales asociados a parques ambiéntales, recreativos, ecológicos, turísticos o temáticos, que no podrán ir en detrimento de las calidades ambientales del territorio rural; además deberá cumplir con los retiros a ejes viales, a corrientes de agua, a líneas de alta tensión, a usos no compatibles, y demás normas de construcción establecidas en el Decreto Municipal 409 de 2007 y demás normas que lo complementen, modifiquen o sustituyan, así como las especificaciones técnicas expedidas por las entidades competentes.

6. Criterios para los Deportivos y Recreativos no Tradicionales.

Estos equipamientos se ubicarán principalmente en suelos rurales en los ECOPARQUES, no podrán ir en detrimento de las calidades ambientales del territorio rural, por lo cual no se podrá desarrollar infraestructura para los mismo y se adaptará a las condiciones naturales, por ello se permitirán actividades como rafting, escalada, kayaquismo, rápel, equitación. En el área urbana se permitirán deportes a motor y con requerimientos de pistas con el respectivo PAU y demás normas de construcción establecidas en el Decreto Municipal 409 de 2007 y demás normas que lo complementen, modifiquen o sustituyan, así como las especificaciones técnicas expedidas por las entidades competentes.

Ir al inicio

ARTÍCULO 125. CRITERIOS DE MANEJO PARA LOS EQUIPAMIENTOS BÁSICOS COMUNITARIOS.

1. Los inmuebles destinados actualmente al servicio comunitario, educativos o de culto, los nuevos que se desarrollen, y que compartan dicho inmueble con otros usos y servicios, se entenderán solo como un servicio, no como equipamientos comunitarios y cada uso en particular deberá cumplir la norma específica que lo rige.

2. Cuando los servicios de culto hagan parte de complejos educativos, centros hospitalarios, aeropuertos, hoteles, centros comerciales, colegios, multifamiliares, comerciales y de servicios, se podrán ubicar en pisos superiores y no se considerará equipamiento sino servicio. En este caso, cada uso en particular se regirá con la norma constructiva y urbanística del uso y sector donde se ubiquen.

3. Cuando los servicios de culto se presten en edificaciones mixtas (vivienda y servicios) el servicio se prestará solo en los primeros pisos, siempre y cuando este sea permitido por la asignación de usos del suelo.

4. Los nuevos equipamientos comunitarios, se ubicarán de forma que se conviertan en elementos generadores de mecanismos de integración social, de forma que satisfagan las necesidades que tienen las comunidades con ciertos grados de exclusión del sistema urbano, deberán ser muy singulares y flexibles, de forma que favorezcan una integración socio - laboral.

5. La distribución espacial de los equipamientos comunitarios será homogénea y estará en función de la población usuaria.

6. En la ubicación de equipamientos comunitarios se tendrá en cuenta la capacidad que tienen de ser generadores de ciudad, dadas las relaciones entre las diferentes actividades del territorio, su influencia en las relaciones humanas de los habitantes y su vinculación con el ámbito urbano.

7. Se debe dar prelación a la ubicación de centros de integración barrial o unidades básicas de servicios en las zonas con mayores déficits, con mayor población y con menores recursos económicos.

8. En los equipamientos comunitarios, se debe propender por que la capacidad de las plantas físicas permita conectarse o complementarse, condición dada por la compatibilidad de las actividades que prestan.

9. Se debe establecer la accesibilidad a los equipamientos comunitarios en función de la distancia, tiempo y costo que para los usuarios signifique llegar al equipamiento donde se le ofrezca el servicio que demanda, de manera que se garantice a los usuarios que puedan acceder al mismo.

10. Se debe determinar la relación de compatibilidad que se puede dar entre las actividades que se prestan en algunas plantas físicas, relación que se da a partir de la complementariedad, optimizando las construcciones y generando integración entre los diferentes grupos sociales.

11. La ubicación de los equipamientos será en las centralidades, corredores de los diferentes niveles y en zonas con uso residencial siempre y cuando se cumpla con el protocolo ambiental y urbanístico –PAU- definido para dicha actividad singular.

12. En el caso de las edificaciones destinadas actualmente al servicio asistencial y que compartan dicho inmueble con otros usos y servicios, se entenderán solo como un servicio, no como equipamiento asistencial y cada uso en particular se regirá por la norma específica de cada uno de ellos.

13. Los servicios asistenciales destinados a salud mental, que se localizan según se define en el Titulo II. Usos Generales del Suelo del Componente Urbano. Norma general. Los demás servicios asistenciales podrán ubicarse sin restricción en cualquier lugar del municipio, con el cumplimiento de las normas necesarias en la medida que tienen servicio de hospedaje, alimentación y otros posibles.

14. Deberán cumplir con el Decreto Municipal 409 de 2.007 y demás normas que lo complementen, modifiquen o sustituyan, así como las especificaciones técnicas expedidas por las entidades competentes.

Ir al inicio

ARTÍCULO 126. CRITERIOS DE MANEJO PARA EQUIPAMIENTOS DE SEGURIDAD Y CONVIVENCIA.

Los criterios de manejo aplicables a los equipamientos de seguridad y convivencia, serán los siguientes:

1. Se prohíbe la ubicación en todo el territorio municipal de equipamientos de seguridad y convivencia que en su interior tengan polvorines y/o polígonos de entrenamiento. Los demás tendrán ubicación acorde con la reglamentación que se expida para tal efecto. Los equipamientos existentes, serán considerados usos establecidos siempre que desarrollen intervenciones físicas para mitigar los impactos generados sobre el espacio público.

2. Los nuevos equipamientos de la Fuerza Pública deberán cumplir con la reglamentación específica y además con los siguientes requisitos:

a) Contar con vía de acceso.

b) Cumplir con el área mínima del lote en los suelos de protección rural; de desprenderse de otro predio de mayor extensión, los lotes residuales deberán contar con áreas no inferiores a dos hectáreas para que puedan ser desarrollables.

c) No podrán ubicarse adosados a vivienda.

d) Contar con factibilidad de agua potable y saneamiento básico para las aguas servidas.

e) No se permite el cierre de vía pública para acceso al equipamiento.

f) Cumplir con las normas específicas respectivas.

g) Desarrollar áreas de parqueo al interior del equipamiento.

h) Los equipamientos para servicios especiales como El GAULA podrán ubicarse anexos a los equipamientos existentes, nunca adosados a viviendas o equipamientos de educación, salud, asistencia social e institucional.

3. La Escuela de Policía se podrá ubicar en suelo urbano en el corredor de servicios metropolitano, en la Centralidad Metropolitana, o en el suelo rural; siempre y cuando el equipamiento cuente con el área mínima del lote para un equipamiento de educación básica formal y de desprenderse de otro de mayor extensión, los lotes residuales puedan ser desarrollables. Este equipamiento deberá cumplir además de estas normas, con las referidas a los equipamientos educativos, estando en el primer nivel de prevalencia el cumplimiento de las definidas para los Equipamientos de la Fuerza Pública.

4. Las estaciones, subestaciones y comandos de policía deberán ubicarse en las centralidades barriales, zonales, suburbanas, veredales, en el corredor del río o en los corredores comerciales; siempre y cuando no cierren las vías (calzada, andén, zona verde y antejardín) sobre las cuales se ubiquen. Las infraestructuras físicas de protección a los equipamientos de la policía se deben ubicar al interior del inmueble.

5. Las estaciones subestaciones y comandos de policía no se ubicarán adosados a viviendas o equipamientos de educación, salud, asistencia social e institucional.

Los servicios especializados como El GAULA urbano, se ubicarán anexos a un equipamiento de la fuerza militar o de policía dentro del corredor metropolitano de servicios.

6. Los Cuerpos especiales del Estado se deben ubicar en el Corredor del río, y en la centralidad metropolitana, en lo posible en una manzana completa o el edificio debe desarrollar vías perimetrales que mientras sean públicas no podrán cerrarse. Así mismo, no se ubicarán adosados a viviendas o equipamientos de educación, salud, asistencia social e institucional.

7. Los equipamientos actuales para la fuerza pública se tolerarán; los nuevos deberán dar solución a todos los impactos que se generen sobre el espacio público; su aprobación está sujeta a una evaluación por parte del Departamento Administrativo de Planeación, que evaluará, entre otros, los siguientes aspectos: accesos, bahías de aproximación, cerramientos, fachadas, áreas de parqueaderos, áreas de atención a la población en general y la ubicación y tamaño de las áreas destinadas a entrenamiento.

8. Los Equipamientos para la Fuerza Pública que requieran mejoras, ampliaciones o adecuaciones, deben realizar propuesta para la mitigación de los distintos impactos generados, antes de hacer ampliaciones de instalaciones o incremento de los índices.

9. Los Equipamientos para la Administración de Justicia se deben ubicar única y exclusivamente en el corredor del Río Medellín (Aburrá). Sus instalaciones se asemejan a las de complejos de oficinas con salas para audiencias públicas, debiendo cumplir con la norma específica para dichas actividades.

10. Los equipamientos de Apoyo Técnico de Justicia se deben ubicar en el corredor del Río Medellín (Aburrá) donde se garantice el fácil acceso de toda la población. Se le aplica la norma para oficinas y servicios en general.

11. Los Centros de Reclusión, se podrán ubicar en el suelo rural excepto en las centralidades suburbanas, veredales y corregimentales. Deberán solucionar y mitigar todos los impactos al interior del equipamiento, tales como: Parqueo, áreas para el manejo y control del acceso de visitas y personas recluidas, oficinas y dependencias para labores de juzgados, medicina legista, etc.

12. Los Equipamientos de Justicia Cercana al Ciudadano se ubicarán como actividades anexas o como parte de los equipamientos institucionales municipales o los comunitarios (zonales, corregimentales, barriales o suburbanos) compartiendo las áreas de formación, las áreas de divulgación, las áreas asistenciales, las áreas complementarias, y los servicios adicionales. De ubicarse de manera aislada, deben contar con unidad de servicios sanitarios para el público, a razón de dos unidades por oficina. Se regirán por la norma específica de servicios y se deberán ubicar en todas las centralidades y corredores zonales o corregimentales, en el corredor del Río o en la Subzona3. Centro Tradicional de RioCentro del AIE MEDRío.

13. Los Equipamientos de Atención y Prevención de Desastres, además de la oficina de atención al público deberán contarcon áreas para la capacitación de la población, por lo cual se recomienda ubicarse anexo a los equipamientos básicos de servicios comunitarios (zonales, barriales o suburbanos) para que comparta las áreas de formación, las áreas de divulgación, las áreas asistenciales, las áreas complementarias, y los servicios adicionales.

14. Los Equipamientos de atención y prevención de desastres se ubicarán exclusivamente en centralidades o corredores urbanos o rurales y deberán contar con áreas para la ubicación de equipos básicos para los servicios que presta (ambulancias, grúas, vehículos cisterna, vehículos de bomberos, bodegas, etc.).

15. Deberá cumplir con el Decreto Municipal 409 de 2.007 y demás normas que lo complementen, modifiquen o sustituyan, así como las especificaciones técnicas expedidas por las entidades competentes.

Ir al inicio

ARTÍCULO 127. CRITERIOS DE MANEJO PARA LOS EQUIPAMIENTOS DE INFRAESTRUCTURAS.

1. Todos los equipamientos para la prestación de los servicios públicos por ser estratégicos para el funcionamiento de la ciudad y por obedecer a situaciones técnicas, se podrán ubicar en los lugares donde el uso del suelo lo permita, aplicando los protocolos ambientales y urbanísticos –PAU– excepto en donde las normativas de orden superior lo prohíban.

2. Con la ubicación de equipamientos para la prestación de los servicios públicos se deberán mitigar los impactos negativos generados por ellas, tales como: Contaminación por olores y ruido, emisión de radiación, descargas eléctricas, fugas de líquidos y gases, parqueo sobre vía pública, e inseguridad exterior por los cerramientos. La solución a los impactos por parqueo y cerramientos, deberá ser presentada al Departamento Administrativo de Planeación para su aprobación.

3. Todas las obras de mitigación de impactos ambientales deben responder a la normativa específica establecida por las autoridades ambientales.

4. En estos equipamientos se acogerá, implementará y apoyará las acciones y proyectos que se deriven de la formulación de los PGIRS Regional y Municipal. Igualmente, se ejecutarán las infraestructuras necesarias para la implementación de los mismos, previo análisis de la factibilidad y viabilidad de los proyectos.

5. La selección de los sitios para disposición final de escombros no se permite en suelo urbano; para su localización en suelo rural se tendrá en cuenta los criterios señalados en la estructura ecológica principal, de acuerdo con las recomendaciones del PGIRS Municipal.

6. Las actividades de reciclaje -tratamiento o transformación de desechos- se clasifican como actividades industriales por los procesos que conllevan. La gestión integral para la recuperación y reciclaje de residuos sólidos estará sujeta a lo establecido en los planes especiales que se formulen para el efecto y a las disposiciones aprobadas en el PGIRS Regional y Municipal. La Administración Municipal en la implementación del PGIRS, definirá y reglamentará el funcionamiento de los centros de acopio de material reciclable.

7. La ubicación y delimitación precisa de los predios que se consideren necesarios para la implementación de rellenos sanitarios, estaciones de transferencia y plantas de tratamientos de basuras necesarias para la cobertura municipal, metropolitana o regional, requiere de estudios previos específicos de conformidad con lo establecido en los Decretos Nacionales 838 de marzo 23 de 2.005 del Ministerio de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial y el Decreto 2891 de 2.013 del Ministerio de Desarrollo Económico, o las normas que lo sustituyan, modifiquen o complementen, y de conformidad con las demás normas sanitarias y ambientales vigentes, incluidas las disposiciones que adoptan los PGIRS tanto regional como local. La construcción, administración y su funcionamiento, se podrá realizar directamente por la Administración Municipal. El uso futuro de los sitios donde se construyan y clausuren rellenos sanitarios, deberá estar considerado y determinado desde la etapa de diseño del mismo.

8. Las estaciones de transferencia requeridas para el territorio municipal se ubicarán de acuerdo con las categorías de usos del suelo definidas en el presente plan, teniendo en cuenta la información arrojada por el PGIRS Regional, previa aprobación del Concejo Municipal y se regirán las disposiciones nacionales vigentes.

Doctrina Concordante MEDELLIN

Ir al inicio

ARTÍCULO 128. CRITERIOS DE MANEJO PARA LOS EQUIPAMIENTOS DE TRANSPORTE.

Los equipamientos de transporte se localizarán teniendo en cuenta su tamaño y posibilidades de crecimiento, la topografía y distribución de la red vial principal disponible, la distribución y movilidad de la población, la rigidez o flexibilidad del sistema de transporte al cual pertenezca, la forma y tamaño de cada sistema de transporte en operación y su grado de integración. Igualmente, deberá tener en cuenta las características de los usos del suelo donde se localice o pretenda localizar y cumplir con la reglamentación de usos del suelo prevista en este Acuerdo. Para estos equipamientos la operación y administración puede ser pública o privada.

1. Terminal Aérea. Se consideran uso establecido y deben cumplir con lo que determine la autoridad correspondiente del orden Nacional.

2. Centro Logístico de Transporte Público. Además del estacionamiento de vehículos de transporte público, podrán tener áreas para servicios complementarios al vehículo, tales como: aseo, lavado, montallantas, cambio de aceites, suministro de combustible, almacén de repuestos, diagnosticentro, reparaciones menores y mayores, incluyendo mecánica general, latonería y pintura. Deben estar dotados mínimo de cierre perimetral y un módulo cubierto que incluya oficinas de administración empresarial, caseta de control, cafetería y servicios sanitarios para el personal; se pueden desarrollar en forma individual, como parte de otros equipamientos de ciudad o de Macroproyectos, planes parciales, UPR, Planes de Legalización y Regularización urbanística, establecidos en el presente Acuerdo, buscando el desarrollo integral de la ciudad. Los centros logísticos de transporte (CLT). se podrán ubicar donde el uso del suelo lo permita cumpliendo el respectivo Protocolo Ambiental y Urbanístico.

3. Depósitos o Parqueaderos de Vehículos de Transporte Público. Estos equipamientos se pueden desarrollar en forma individual, como parte de otros equipamientos de ciudad o de los Macroproyectos, planes parciales, UPR, Planes de Legalización y Regularización urbanística, establecidos en el presente Acuerdo, buscando el desarrollo integral de la ciudad. Deben estar dotados mínimo de cierre perimetral y un módulo cubierto que incluya caseta de control, cafetería y servicios sanitarios para el personal. No podrán tener áreas de servicios complementarias y de servicios al vehículo, diferentes a las áreas de estacionamiento. Se podrán ubicar donde el uso del suelo lo permita y cumpliendo el respectivo Protocolo Ambiental y Urbanístico.

4. Paradero de Control de Ruta. De permitir un máximo de 3 vehículos, pueden localizarse sobre la calzada o fuera de esta en una Bahía. Su ubicación deberá contar con el visto bueno de la Secretaria de Movilidad, la cual vigilará periódicamente el cumplimiento de las condiciones previstas para su ubicación y funcionamiento. La empresa(s) encargada del paradero de control de ruta, tendrán a su cargo la implementación de medidas de mitigación de impactos sobre la movilidad determinados por la Secretaria de Movilidad. Se podrán ubicar donde el uso del suelo lo permita, cumpliendo el respectivo Protocolo Ambiental y Urbanístico.

5. Las Terminales de Transporte Intermunicipal de Pasajeros. Actuales se consideran uso establecido, pudiendo implementar infraestructuras adicionales que sirvan y fomenten el Intercambio modal de pasajeros.

6. Terminales de Transporte de Alta Frecuencia. Su ubicación deberá contar con la previa aprobación del Departamento Administrativo de Planeación y el Comité de Movilidad.

7. Estaciones de Transporte Público Colectivo / Masivo de pasajeros. Las existentes y propuestas deberán garantizar el acceso a personas con movilidad reducida; cumplir con los requerimientos del MEP vigente al momento de su implementación y ofrecer un mínimo de 10 espacios de parqueo para bicicletas en el áreas de ingreso o salida siempre que sea posible, sin obstaculizar la libre circulación de personas o en sus inmediaciones sobre la franja de amoblamiento de las zonas de circulación peatonal.

8. Patios y Talleres de Transporte Masivo. Se aplican los criterios de manejo de los Centros Logísticos de Transporte de pasajeros en lo referido su localización y al cumplimiento del Protocolo Ambiental y Urbanístico.

9. Terminales y Estaciones del sistema férreo nacional o del Sistema Férreo Multipropósito. Se localizarán de forma complementaria a las estaciones del Metro existentes o a las terminales de transporte intermunicipal y/o el aeropuerto. De proponerse una ubicación diferente a las anteriormente descritas, se deberá presentar propuesta de ubicación para ser evaluada por el Departamento Administrativo de Planeación y el Comité de Movilidad.

10. Estación de Intercambio Modal (EIM). Cuando una estación de transporte público masivo o colectivo de pasajeros deba sufrir transformaciones físicas para acoger más modos de transporte motorizado o reorganizar los existentes o ampliar su capacidad, deberá contar con el visto bueno de su diseño urbanístico por parte de la administración municipal.

11. Centros Logísticos de Carga y Terminales de carga. La definición, tratamiento y localización de los centros logísticos de carga y Terminales de Carga, será abordada por el Plan Integral de Movilidad Sostenible que realice el Municipio de Medellín en su defecto el que indique el Plan maestro de Movilidad del Área Metropolitana del Valle de Aburrá que se encuentre vigente.

Ir al inicio

ARTÍCULO 129. CRITERIOS PARA LA LOCALIZACIÓN DE EQUIPAMIENTOS DE ALMACENAMIENTO Y DISTRIBUCIÓN DEL SECTOR PRIMARIO Y EL COMERCIO POPULAR.

1. Las plazas de mercado de ámbito municipal estarán localizadas en la centralidad metropolitana. Las plazas de mercado de ámbito local, podrán estar localizadas en las centralidades, o donde los usos del suelo lo permitan.

2. Este tipo de equipamiento, deberá contar con áreas para locales o puestos de ventas además de:

a) Parqueaderos para visitantes, las de ámbito de ciudad.

b) Parqueaderos para cargue y descargue.

c) Sitios específicos para la disposición de residuos.

d) Áreas administrativas (gerencia, salas de reunión, áreas de descanso),

e) Baterías sanitarias para el público y para los comerciantes de la plaza con duchas, sanitarios y áreas de desinfección.

3. Podrán contar con áreas complementarias que no superen el 15% del área destinada al comercio minorista de productos agrícolas y pecuarios, para:

a) Comercio minorista suntuario.

b) Servicios mercantiles.

c) Servicios financieros.

d) Servicios sociales.

4. No podrán adosarse a edificaciones destinadas a vivienda, servicios de salud, cementerios.

Ir al inicio

ARTÍCULO 130. CRITERIOS PARA LA LOCALIZACIÓN DE EQUIPAMIENTOS DE ALMACENAMIENTO Y DISTRIBUCIÓN DE COMBUSTIBLES Y PARA EQUIPAMIENTOS SANITARIOS. Son los siguientes:

1. La ubicación de nuevos Equipamientos de Terminales metropolitanos y regionales de combustible destinados al almacenamiento y distribución de combustibles, serán objeto de análisis por parte del Departamento Administrativo de Planeación y su aceptación requerirá de trámite ante el Concejo Municipal y se regirán por las disposiciones nacionales vigentes.

2. Con respecto a la disposición final de cadáveres humanos, los osarios y cenizarios se localizarán sólo en corredores de actividades económicas en transformación, centralidades y corredores con alta intensidad y centralidades con preponderancia económica. Por su carácter perpetuo, pueden localizarse anexos a templos cementerios y jardines cementerios, siempre y cuando hagan parte integral del servicio de culto y cumplan con los demás requisitos.

3. Las morgues requerirán de manejo especial, para lo cual deberán realizar un proyecto que debe contar con un concepto previo del Departamento Administrativo de Planeación. En ningún caso podrán plantearse en áreas con categorías de usos residenciales.

4. De acuerdo con lo establecido en el programa de ejecución del presente Acuerdo, en el marco de la formulación del PGIRS, el Municipio de Medellín identificará un área para la disposición final de cadáveres de animales, para lo cual tendrá en cuenta las directrices del PGIRS regional y del presente Acuerdo. Estos lugares no podrán alojar animales muertos por enfermedades infectocontagiosas, los cuales se catalogan como residuos de riesgo biológico y sólo podrán ser objeto de incineración.

5. Para el manejo y disposición final de animales muertos, se tendrá en cuenta las disposiciones sanitarias vigentes y deberá cumplir con la normativa específica que establezca la Administración Municipal para tal fin.

6. La disposición de los cadáveres de animales se realiza por intermedio del Centro de zoonosis y bienestar animal La Perla -Corregimiento de Altavista- o las instituciones veterinarias de la ciudad. Sus procedimientos son controlados por la Dirección Seccional de Salud de Antioquia.

Ir al inicio

ARTÍCULO 131. CRITERIOS DE MANEJO PARA LOS EQUIPAMIENTOS INSTITUCIONALES.

Estos se podrán ubicar según su ámbito así:

1. En la centralidad metropolitana y corredor del río las entidades Internacionales, Nacionales, Departamentales, Regionales, Metropolitanas y Municipales.

2. En centralidades zonales y Corregimentales pueden ubicarse Entidades descentralizadas de escala zonal y corregimental, como Casas de Gobierno, MASCERCAS y similares.

3. Se prohíbe su ubicación en áreas residenciales y suelos rurales, a excepción de las embajadas y consulados, los cuales podrán ubicar en cualquier parte del suelo urbano, siempre y cuando mitiguen los impactos generados por parqueo al interior del inmueble y no presten servicios incompatibles con el sitio.

4. Los equipamientos institucionales podrán ser destinados a actividades de comercio o servicio o ser completamente reemplazados por otra edificación para otro uso permitido en la zona donde se ubique, cuando este se traslade o desaparezca la institución o se reemplace por otro edificio. Y por lo anterior, no se mantiene su condición de uso dotacional.

Ir al inicio

ARTÍCULO 132. PRIORIDADES DE INTERVENCIÓN.

Los programas y proyectos para el mantenimiento, mejoramiento, reubicación, repotenciación, ampliación y generación de equipamientos, se describen en el Documento Técnico de Soporte, Formulación Tomo IVa y se presentan en el Anexo 6 del presente Acuerdo correspondiente al programa de ejecución.

CAPÍTULO III.

SUBSISTEMA DE PATRIMONIO CULTURAL INMUEBLE.

Ir al inicio

ARTÍCULO 133. DEFINICIÓN DEL SUBSISTEMA DE PATRIMONIO CULTURAL INMUEBLE.

Es aquel que integra y articula los Bienes de Interés Cultural –BIC– declarados en el municipio, tanto por este nivel, el departamental y nacional y sus zonas de influencia; define además los mecanismos para su mantenimiento, manejo, valoración y los procedimientos para futuras declaratorias a integrar al Subsistema.

Los Bienes declarados y los que puedan ser declarados cumpliendo con las previsiones de las Leyes 397 de 1.997, 1185 de 2.008 y demás normas que lo complementen, modifiquen o sustituyan, comprenden aquellos elementos construidos y naturales, que en su expresión arquitectónica, urbanística y paisajística, poseen una significación y representatividad especial para la colectividad. Hacen también parte del Subsistema de Patrimonio Cultural Inmueble de Medellín los bienes inmuebles valorados – sin declaratoria, no BIC –, tales como: edificaciones; sectores de valor patrimonial: Conservación Nivel 1 (C1), Conservación Nivel 2 (C2), Conservación Nivel 3 (C3) y Consolidación Nivel 4 (CN 4); Sectores de Preservación del Paisaje Cultural Rural; Espacios de esparcimiento y Encuentro, Patrimonio Ecológico y Paisaj ístico y Patrimonio Arqueológico.

Este subsistema hace parte constitutiva y esencial del Sistema Público y Colectivo municipal, en desarrollo de lo establecido en la Ley 388 de 1.997 y el Decreto Nacional 1504 de 1.998, al tiempo que hace parte del Sistema Nacional de Patrimonio Cultural.

En cuanto a la protección ecológica, del paisaje urbano y rural, se integran a la Estructura Ecológica Principal y por ende constituyen suelos de protección ambiental.

Ir al inicio

ARTÍCULO 134. ALCANCE DEL SUBSISTEMA DE PATRIMONIO CULTURAL INMUEBLE.

Este subsistema hace parte del sistema público y colectivo, articulándose a los subsistemas de espacio público de esparcimiento y encuentro, movilidad y equipamientos, así como a aquellos componentes de la protección ambiental y del paisaje urbano y rural integrados a la Estructura Ecológica Principal.

Las presentes normas son aplicables a:

1. Los Bienes de Interés Cultural –BIC– declarados del grupo urbanístico, arquitectónico, paisajístico y arqueológico.

2. Las zonas de influencia de los bienes declarados.

3. Los bienes de valor patrimonial no declarados

Contiene los criterios de normativa aplicables, procedimientos y proyectos para fortalecer la gestión del patrimonio y las evoluciones futuras de los componentes del Subsistema.

Los demás inmuebles constitutivos de los demás subsistemas que son significativos para la colectividad, pero no son Bienes de Interés Cultural declarados, se regulan y protegen a través de las normas contenidas en cada Subsistema del Sistema público y colectivo.

SECCIÓN I.

CLASIFICACIÓN.

Ir al inicio

ARTÍCULO 135. COMPONENTES DEL SUBSISTEMA DE PATRIMONIO CULTURAL INMUEBLE.

Este subsistema está compuesto por los diferentes Bienes de Interés Cultural declarados y sus zonas de influencia; los bienes con valor patrimonial que se proponen integrar al Listado Indicativo de Inmuebles Candidatos a declarar (LICBIC) y los sectores urbanos a preservar mediante tratamientos urbanísticos.

La siguiente tabla relaciona los componentes y describe las categorías a las que pertenecen sobre patrimonio construido:  

Ver Mapa 14. Subsistema de Patrimonio Cultural Inmueble.

Ir al inicio

ARTÍCULO 136. CLASIFICACIÓN DE LOS BIENES DE INTERÉS CULTURAL DECLARADOS.

Corresponde a los bienes inmuebles que cuentan con acto administrativo de declaratoria como de interés cultural, sujetos a un Régimen Especial de Protección –REP–, Estos bienes se clasifican de acuerdo a su nivel de declaratoria en:

1. Bienes de Interés Cultural de la Nación -BIC-N-: son bienes inmuebles con declaratoria de carácter nacional.

2. Bienes de Interés Cultural Departamental -BIC-D-: bienes inmuebles con declaratoria de orden departamental.

3. Bienes de Interés Cultural Municipal -BIC-M-: bienes inmuebles con declaratoria del orden municipal.

Esta categoría está conformada por las Subcategorías o Grupos: Arquitectónico, Urbanístico, Paisajístico y Arqueológico, conforme se clasifican a continuación:

a) BIC del grupo arquitectónico: Son construcciones individuales o articuladas en conjuntos, con áreas libres públicas o privadas con valor histórico, simbólico o estético y con declaratoria como BIC. Estas son:

-. Edificaciones. Son construcciones de arquitectura habitacional, institucional, comercial, industrial, militar, religiosa, para el transporte y las obras de ingeniería. Este subgrupo se subdivide en dos (2) tipos:

- Obra de arquitectura: Edificio con valor histórico, simbólico o estético, creado para albergar las actividades humanas tales como la residencia, el culto, la administración civil, la organización comunitaria, el comercio o la industria, entre otras.

- Obra de ingeniería: Construcción creada para la organización y aprovechamiento del territorio en aspectos relacionados con el transporte o la hidráulica, entre otras y que presenta valor histórico, simbólico o estético.

-. Conjuntos arquitectónicos. Grupos de edificios homogéneos en su origen, diseño, estilo, forma o carácter, los cuales se entienden como una unidad en el contexto en que se localizan. Cuentan con valor histórico, simbólico o estético y con declaratoria como BIC.

b) BIC del grupo urbanístico. Son fracciones del territorio urbanizado con características particulares de valor patrimonial e inmuebles de uso público y elementos de inmuebles privados, destinados a satisfacer necesidades urbanas colectivas declarados BIC. Este grupo está conformado por dos (2) subgrupos o componentes:

Los parques fundacionales de las cabeceras corregimentales, entre otros paisajes culturales a declarar en la vigencia de largo plazo de este plan, se incluyen en el Listado Indicativo de Bienes a declarar (LICBIC) que se describe en este capítulo, lo cuales podrán iniciar el proceso de declaratoria de BIC en esta categoría.

d) Bienes de Interés Cultural del grupo Arqueológico. Comprende aquellos vestigios producto de la actividad humana y aquellos restos orgánicos e inorgánicos que mediante los métodos y técnicas propios de la arqueología y otras ciencias afines, permiten reconstruir y dar a conocer los orígenes y las trayectorias socioculturales pasadas y garantizan su conservación y restauración, identificados y valorados. los cuales hacen parte del régimen de protección establecido en la legislación vigente aunque no cuenten con declaratoria. En este grupo de BIC, las Zonas Arqueológicas se subdividen en:

-. Yacimiento Arqueológico: Lugar donde se hallan restos arqueológicos de actividades humanas que representan un conjunto de estructuras; existen varios tipos de yacimientos en arqueología y los agrupa en tres (3) categorías: Habitacionales, productivos y ceremoniales.

-. Sitio arqueológico: lugar o área donde existen restos de actividad social producto de acciones humanas, con vestigios materiales significativos arqueológicamente, constituyendo restos de la vida social en un momento dado. Igualmente, un sitio arqueológico puede estar constituido por varios yacimientos arqueológicos.

-. Camino antiguo: son rutas que exhiben elementos formales de construcción, donde se ha incorporado parámetros ingenieriles en su conformación estructural, tales como muros laterales, banca definida, superficies preparadas, muros de contención, peldaños o superficies elevadas, sistema de drenaje, etc., que evidencien relación o asociación directa, con áreas o sectores donde se han encontrado vestigios de edificios y/o asentamientos.

PARÁGRAFO 1. Los espacios públicos declarados serán valorados, regulados y manejados como elementos del Subsistema de Espacio público de Esparcimiento y Encuentro o como elementos de la Estructura Ecológica Principal.

PARÁGRAFO 2. La Administración Municipal o la entidad que designe, se encargará de contratar los estudios e iniciar ante las entidades correspondientes, el proceso para la identificación, valoración y declaración de las áreas potenciales para declaratorias de Paisajes Culturales.

PARÁGRAFO 3. Los yacimientos arqueológicos del Cerro El Volador y de la cuenca alta Piedras Blancas, podrán ser manejados e intervenidos por la Administración Municipal o la entidad que el designe, siempre y cuando medie autorización de la entidad competente. Los Planes de Manejo arqueológico determinarán para las áreas de influencia arqueológica los niveles permitidos de intervención, condiciones de manejo y planes de divulgación para estos bienes.

Según lo dispuesto en los artículos 10 y 13 del Decreto Nacional 833 de 2.002 y los artículos 56 y 57 del Decreto Nacional 763 de 2.009 o demás normas que las complementen, modifiquen o sustituyan, todo acto de intervención, de exploración o excavación en relación con bienes integrantes del patrimonio arqueológico, podrá realizarse en el territorio nacional incluidos los predios de propiedad privada, siempre y cuando cuente con la previa autorización del Instituto Colombiano de Antropología e Historia –ICANH–, bajo la supervisión de profesionales en materia arqueológica.

Ir al inicio

ARTÍCULO 137. ZONAS DE INFLUENCIA.

Contexto circundante o próximo de un inmueble o un conjunto de inmuebles declarados como Bienes de Interés Cultural, necesarios para que los valores del mismo se conserve, el cual no se considera como Bien de Interés Cultural, pero requiere de consideraciones de manejo e intervención en términos de su regulación, clasificándose en:

1. Zona de influencia Urbanística y Arquitectónica. Contexto circundante o próximo de un inmueble declarado como bien de interés cultural, necesario para ponerlo en valor y protegerlo; requieren de la elaboración de un Plan Especial de Protección y Manejo –PEPM–, el cual será adoptado por la entidad que lo declare.

2. Zona de influencia Arqueológica. Área precisamente determinada del territorio nacional,

incluidos terrenos de propiedad pública o privada, en la cual existan bienes muebles o inmuebles integrantes del patrimonio arqueológico, a efectos de establecer en ellas un Plan Especial de Manejo Arqueológico.

Ir al inicio

ARTÍCULO 138. BIEN DE VALOR PATRIMONIAL Y LISTADO INDICATIVO DE CANDIDATOS A BIC –LICBIC–.

La Lista Indicativa de Bienes de Interés Cultural -LICBIC- es un instrumento con el cual las autoridades competentes para las declaratorias, incluyen los Bienes inmuebles identificados, reconocidos y que cumplen preliminarmente con los valores y criterios de valoración, históricos, estéticos y simbólicos, pero carecen del acto administrativo de declaratoria como Bienes de Interés Cultural –BIC-.

PARÁGRAFO. El LICBIC incluirá los Bienes Arquitectónicos antes contenidos en el Acuerdo 23 de 2.009 y otros nuevos inmuebles identificados por los Planes Especiales de Ordenamiento Corregimental –PEOCs-, localizados en los suelos rurales; así como otros inmuebles de arquitectura moderna representativa localizados en suelo urbano.

Los componentes de los bienes valorados mas no declarados, correspondientes a espacios públicos de esparcimiento y encuentro, además de los corredores viales y ambientales de la ciudad, se manejarán e intervendrán a partir de las normas contenidas en el Capítulo I, Subsistema de Espacio Público de Esparcimiento y Encuentro del TITULO VI. Sistema Público y Colectivo de esta Parte.

Ir al inicio

ARTÍCULO 139. BIC DECLARADOS EN EL MUNICIPIO DE MEDELLÍN.

El presente Subsistema de Patrimonio Cultural Inmueble de Medellín está compuesto en primera instancia por los Bienes de Interés Cultural declarados y sus zonas de Influencia en el territorio municipal, así:

1. Bienes de Interés Cultural de Medellín

NOMBREDIRECCIÓNSUBCATEGORÍA /GRUPONIVEL DE CONSERVACIÓNACTO ADMINISTRATIVO DE DECLARATORIAÁMBITO
Yacimientos arqueológicos cerro El VoladorCerro El VoladorArqueológicoNo especificadoResolución Nal 796 de 1998Nacional
Yacimientos arqueológicos cuenca alta Piedras BlancasVereda Piedras BlancasArqueológicoNo especificadoResolución Nal 797 de 1998Nacional
Aeropuerto Olaya HerreraCra 65 A # 13-157ArquitectónicoNo especificadoDecreto Nal 1802/1995Nacional
Biblioteca Universidad NacionalCl 59A# 63-20ArquitectónicoNo especificadoResolución Nal 798/1998Nacional
Campus Universidad de Antioquia (Chagualo)Cl 67 # 53-108ArquitectónicoNo especificadoResolución Nal 1115 de 2013Nacional
Casa Museo Pedro Nel GómezCra 51 B # 85-24ArquitectónicoNo especificadoResolución Nal 1640/2004Nacional
Casa Natal Francisco Antonio ZeaCl 51 # 54-63ArquitectónicoINTEGRALDecreto Nal 669/1954 Resolución Mpal 123/1991Nacional
Catedral MetropolitanaCra 48 # 56-81ArquitectónicoINTEGRALResolución Nal 1686/2004 Resolución Mpal 123/1991Nacional
Cementerio San LorenzoCra 43 B # 43-03ArquitectónicoNo especificadoResolución Nal 073/2001Nacional
Claustro de San Ignacio (Comfama)Cr 44 # 48-18ArquitectónicoNo especificado en Resolución Nacional. Equivalente a Arquitectónico 1 en Resolución Municipal.Resolución Nal 2067 de 2013 Resolución Mpal 123/1991 Resolución Mpal 653/1983Nacional
Edificio CarréCl 44 B # 52-34ArquitectónicoINTEGRALResolución Nal 1751/2000 Resolución Mpal 123/1991Nacional
Edificio San Ignacio (Paraninfo Universidad de Antioquia)Cr 44 # 48-58ArquitectónicoNo especificado en Resolución Nacional. Equivalente a Arquitectónico 1 en Resolución Municipal.Resolución Nal 1115 de 2013 Resolución Mpal 123/1991 Resolución Mpal 653/1983Nacional
Edificio VásquezCra 52 # 44 A-17ArquitectónicoINTEGRALResolución Nal 1751/2000 Resolución Mpal 123/1991Nacional
Edificios de Morfología y Bioquímica Facultad Medicina U de AntioquiaCra 51 D # 62-29ArquitectónicoARQUITECTONICO 1Resolución Nal 798 de 1998 Resolución 123/1991Nacional
Edificios M3 y M5 Facultad de Minas UNALCra 80 # 65-223ArquitectónicoNo especificadoDecreto Nal 1802/1995 Resolución Mpal 393/1985Nacional
Estación el BosqueCra 53 x Cl 77ArquitectónicoNo especificadoDecreto Nal 746/1996Nacional
Estación Medellín- CisnerosCra 52 # 43-31ArquitectónicoINTEGRALDecreto Nal 746/1996 Resolución Mpal 123/1991Nacional
Hospital San Vicente de PaulCl 64 # 51-78ArquitectónicoINTEGRALDecreto Nal 2010/1996 Resolución Mpal 123/1991Nacional
Museo Cementerio San PedroCra 51 # 68-68ArquitectónicoNo especificadoResolución Nal 1616/1999Nacional
Museo de AntioquiaCra 52 # 52-43ArquitectónicoARQUITECTONICO 1Decreto Nal 1802/1995 Resolución Mpal 123/1991Nacional
Palacio Bellas ArtesCra 42 # 52-33ArquitectónicoARQUITECTONICO 1Decreto Nal 1756/1996 Resolución Mpal 123/1991Nacional
Palacio de la Cultura Rafael Uribe UribeCra 51 # 52-01ArquitectónicoINTEGRALResolución Nal 013/2005 Resolución Mpal 123/1991Nacional
Templo de San IgnacioCr 44 # 48-28ArquitectónicoNo especificadoResolución Nal 1115 de 2013 Resolución Mpal 653/1983 Resolución Mpal 123/1991Nacional
Templo El CalvarioCra 48 A # 77-04ArquitectónicoNo especificadoLey 74/1993Nacional
Templo Jesús Nazareno y Antigua ErmitaCra 52 # 61-30ArquitectónicoNo especificadoResolución Nal 1792/2000Nacional
Templo La VeracruzCl 51 # 52-18ArquitectónicoINTEGRALResolución Nal 1686/2004 Resolución Mpal 123/1991Nacional
Templo Nuestra Señora de la CandelariaCl 51 # 49-51ArquitectónicoNo especificadoResolución Nal 795/1998Nacional
Templo Nuestra Señora de los DoloresCl 65 A # 85-60ArquitectónicoNo especificadoResolución Nal 1791/2000Nacional
Templo Sagrado Corazón de JesúsCra 57 A # 44 A-15ArquitectónicoNo especificadoResolución Nal 752/1998Nacional
Plazuela de San IgnacioCr 44 (Niquitao) entre cl 48 (Pichincha) y 49 (Ayacucho)UrbanísticoNo especificadoResolución Nal 2067 de 2013Nacional
Antigua Fac Derecho U de A - Antiguo Liceo JavieraCra 43 # 48-44ArquitectónicoARQUITECTONICO 1Resolución Mpal 653/1983 Resolución Mpal 123/1991Municipal
Antigua Fonda El JordánCra 83 x Cl 65ArquitectónicoARQUITECTÓNICO 2Decreto Mpal 258 de 2009Municipal
Antigua Torre TejicondorCl 44 # 66-30ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 1407/1995Municipal
Archivo Histórico de MedellínCl 50 # 43-64ArquitectónicoARQUITECTONICO 1Decreto Mpal 1625 de 2012Municipal
Casa BarrientosCl 51 # 45-57ArquitectónicoARQUITECTONICO 1Resolución Mpal 123/1991Municipal
Casa Funeraria BetancurTransv 39B # 75-39ArquitectónicoNo especificadoDecreto Mpal 1407/1995 correg Dec Mpal 711/1999Municipal
Casa Pedro Díaz La TorreCra 42 # 54-01ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Resolución Mpal 123/1991Municipal
Casa Protocolo AlcaldíaCra 50 # 62-45ArquitectónicoINTEGRALDecreto Mpal 729/2007 Decreto Mpal 1407/1995Municipal
Casa Restaurante La EstanciaCra 49 # 54-03/07ArquitectónicoARQUITECTONICO 1Resolución Mpal 123/1991Municipal
Casa Sede Adpostal (CENSA)Cl 51 # 43-75/67ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Resolución Mpal 123/1991Municipal
Casa Sede Banco GanaderoCl 56 # 47-32ArquitectónicoARQUITECTONICO 1Resolución Mpal 123/1991Municipal
Casa Sede BancolombiaCl 54 # 47-49/37ArquitectónicoARQUITECTONICO 1Resolución Mpal 123/1991Municipal
Casa Sede Censa (antes Cedecómputo)Cl 51 # 43-83/87ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Resolución Mpal 123/1991Municipal
Casa Sede ComfenalcoCra 49 # 54-63ArquitectónicoARQUITECTONICO 1Resolución Mpal 123/1991Municipal
Casa Sede ConfiarCl 54 # 46-83ArquitectónicoARQUITECTONICO 1Resolución Mpal 123/1991Municipal
Casa Sede Congregación MarianaCl 52 # 40-146ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Resolución Mpal 123/1991Municipal
Casa Sede Jardines Montesacro - PreverCra 49 # 54-47ArquitectónicoARQUITECTONICO 1Resolución Mpal 123/1991Municipal
Casa Sede Salón MarielaCl 53 # 45-44/46ArquitectónicoARQUITECTONICO 1Resolución Mpal 123/1991Municipal
Casa TurantioquiaCra 48 # 58-11/29ArquitectónicoINTEGRALResolución Mpal 123/1991 Decreto Mpal 729/2007Municipal
Centro Comercial Palacio NacionalCra 52 # 48-45ArquitectónicoINTEGRALResolución Mpal 123/1991Municipal
Centro Comercial Villanueva parte antiguaCl 57 # 49-44ArquitectónicoARQUITECTONICO 1Resolución Mpal 123/1991Municipal
Colegio María AuxiliadoraCra 45 # 58-88ArquitectónicoARQUITECTONICO 1Resolución Mpal 123/1991Municipal
Comando de Policía (antiguo Pedro Justo de Berrio)Cl 49 # 55-13/29ArquitectónicoARQUITECTONICA 1Resolución Mpal 123/1991Municipal
Convento Siervas de MaríaCra 46 # 65F- 02/17ArquitectónicoINTEGRALResolución Mpal 123/1991 Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Antigua (Campana en inventario)Cl 45 # 52A-48 Cra 53 # 45-2/16ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Resolución Mpal 123/1991Municipal
Edificación barrio Los ÁngelesCl 59 45-60/70ArquitectónicoARQUITECTONICO 1Decreto Mpal 1087/2013Municipal
Edificación Barrio PradoCl 58 # 50A-36ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCl 59 # 49-13 Cra 49 #58-63/77ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCl 59 # 49-42ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCl 59 # 50-18/04/12Cr 50 # 59-09ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCl 59 # 50-39ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCl 59 # 50A-14ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCl 59 # 50A-74ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCl 60 # 46-20/24/28ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCl 60 # 47-14ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCl 60 # 47-15/27ArquitectónicoINTEGRALDecreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCl 60 # 49-74 Cra 50 # 60-06ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCl 60 # 50-16ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCl 60 # 50-24/36ArquitectónicoINTEGRALDecreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCl 60 # 50A-58/62ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCl 61 # 46-53ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCl 61 # 49-30ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCl 61 # 49-38ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCl 61 # 49-58/62ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCl 61 # 50-16ArquitectónicoINTEGRALDecreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCl 61 # 50-26/30ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCl 61 # 50-34ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCl 61 # 50-46/50ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCl 61 # 50-56ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCl 61 # 50A-08/10 Cra 50A # 61-05ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCl 61 # 50A-42/46ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCl 61 # 50A-59/65ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCl 61 # 50A-70 Cra 50C # 61- 02/04ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCl 61 # 50C-04/08ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCl 62 # 46-06ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCl 62 # 46-14ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCl 62 # 49-05ArquitectónicoINTEGRALDecreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCl 62 # 49-16/26ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCl 62 # 49-30/34ArquitectónicoINTEGRALDecreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCl 62 # 49-57ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCl 62 # 49-67ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCl 62 # 50-34ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCl 62 # 50-44/48ArquitectónicoINTEGRALDecreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCl 62 # 50-54ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCl 62 # 50A-28ArquitectónicoINTEGRALDecreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCl 62 # 50C-04ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCl 63 # 47-42ArquitectónicoINTEGRALDecreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCl 63 # 48-20/26ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCl 63 # 49-08ArquitectónicoINTEGRALDecreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCl 63 # 49-24ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCl 63 # 50-53ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCl 63 # 50-61ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCl 63 # 50-62/68ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCl 63 # 50A-05/15 Cra 50 A # 62-73ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCl 63 # 50A-28ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCl 63 # 50A-29/31ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCl 63 # 50A-53/55ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCl 63 # 50A-64/68ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCl 63A # 48-01/13ArquitectónicoINTEGRALDecreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCl 63A # 48-06 Cra 48 # 63A-03ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCl 63A # 48-12ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCl 63A# 48-16/20/22ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCl 63A # 48-17ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCl 63A# 48-24/28/30ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCl 63A# 48-32/34/36ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCl 63A # 48-40/48ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCl 64 # 49-14ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCl 64 # 50-08 Cra 50 # 64-15ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCl 64 # 50-10/17/25Cra 50 # 63-145/149ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCl 64 # 50-30/36ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCl 64 # 50-67ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCl 64 # 50A-44/48ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCl 64 # 50A-53/55ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCl 64 # 50A-61/63/67ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCl 64 # 50A-77/79ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCl 65 # 48-35/39ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCl 65 # 49-04/12ArquitectónicoINTEGRALDecreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCl 65 # 49-38 Cra 50 # 65-08ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCl 65 # 50-50ArquitectónicoINTEGRALDecreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCl 65 # 50A-10ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCl 65 # 50A-16/24ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCl 65 # 50A-41/43/47ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCl 65 # 50A-44ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCl 65 # 50A-49/53ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCl 65 # 50A-57/61ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCl 65 # 50A-65/63/69ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCl 65 # 50A-85ArquitectónicoINTEGRALDecreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCl 65 # 50B-02/06ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCl 65 # 50C-28ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCl 65 # 50C-48/50ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 46 # 60-09/11ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 47 # 59-75/67ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 47 # 60-10 Cl 60 # 46-56ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 47 # 60-45ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 47 # 61-37ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 47 # 61-47ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 47 # 61-58ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 47 # 63-13ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 47 # 63-21ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 47 # 63-36ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 47 # 65F–45/49/55/61Cl 65G # 47-13ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 48 # 58-75ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 48 # 59-73ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 48 # 60-24ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 48 # 60-25ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 48 # 61- 01/05/07 / Cl 61 # 48-14/26ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 48 # 61-78ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 48 # 63-21/27ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 48 # 63-31/33ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 48 # 63-74ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 48 # 63A- 115/117ArquitectónicoINTEGRALDecreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 48 # 63A-134/136ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 48 # 63A-60ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 48 # 63A-65ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 48 # 65-08ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 48 # 65-12ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 48 # 65-20/22ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 48 # 65-28ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 48 # 65-38/36ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 48 # 65-54ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 48 # 65-78ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 49 # 58-74/78/80ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 49 # 59-33ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 49 # 59-38/42ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 49 # 59-43ArquitectónicoINTEGRALDecreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 49 # 59-58/62ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 49 # 59-63ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 49 # 59-70/74ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 49 # 60-06ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 49 # 60-21ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 49 # 60-45ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 49 # 60-55/53ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 49 # 60-57ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 49 # 60-61ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 49 # 62-01ArquitectónicoINTEGRALDecreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 49 # 62-20ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 49 # 62-26ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 49 # 62-29ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 49 # 62-42ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 49 # 62-50ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 49 # 62-70 Cl 63 # 48-55/35ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 49 # 63-04 Cl 63 # 48-32/56ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 49 # 63-10/14ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 49 # 63-20/22ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 49 # 63-64/74 Cl 63A # 48-55ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 49 # 63A-04ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 49 # 63A-18ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 49 # 63A- 24/28ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 49 # 65-22/26ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 50 # 58-07ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 50 # 58-14ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 50 # 58-48ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 50 # 58-58ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 50 # 59-19ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 50 # 59-22ArquitectónicoINTEGRALDecreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 50 # 59-27/22ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 50 # 59-32ArquitectónicoINTEGRALDecreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 50 # 59-59/57ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 50 # 59-6ArquitectónicoINTEGRALDecreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 50 # 59-71ArquitectónicoINTEGRALDecreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 50 # 59-72ArquitectónicoINTEGRALDecreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 50 # 60-09ArquitectónicoINTEGRALDecreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 50 # 60-10/18ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 50 # 60-21/27ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 50 # 60-22/26ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 50 # 60-34/40ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 50 # 60-39ArquitectónicoINTEGRALDecreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 50 # 60-43/47ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 50 # 60-44/50ArquitectónicoINTEGRALDecreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 50 # 60-54/62ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 50 # 61-06/08ArquitectónicoINTEGRALDecreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 50 # 61-12/16ArquitectónicoINTEGRALDecreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 50 # 61-19/21ArquitectónicoINTEGRALDecreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 50 # 61-24ArquitectónicoINTEGRALDecreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 50 # 61-27/35ArquitectónicoINTEGRALDecreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 50 # 61-34/38/40ArquitectónicoINTEGRALDecreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 50 # 61-43/47ArquitectónicoINTEGRALDecreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 50 # 61-48ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 50 # 61-82/76ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 50 # 61-85ArquitectónicoINTEGRALDecreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 50 # 62-05ArquitectónicoINTEGRALDecreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 50 # 62-06Cl 62 # 49-76ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 50 # 62-20/22ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 50 # 62-24ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 50 # 62-63ArquitectónicoINTEGRALDecreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 50 # 62-64/72Cl 63 # 49-55/59/63ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 50 # 63-03/09ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 50 # 63-116/120ArquitectónicoINTEGRALDecreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 50 # 63-136ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 50 # 63-162/146ArquitectónicoINTEGRALDecreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 50 # 63-19ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 50 # 63-29/43ArquitectónicoINTEGRALDecreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 50 # 63-59ArquitectónicoINTEGRALDecreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 50 # 63-78/84ArquitectónicoINTEGRALDecreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 50 # 63-81ArquitectónicoINTEGRALDecreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 50 # 63-95ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 50 # 63-96/102ArquitectónicoINTEGRALDecreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 50 # 64-00ArquitectónicoINTEGRALDecreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 50 # 64-26/18ArquitectónicoINTEGRALDecreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 50 # 64-31ArquitectónicoINTEGRALDecreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 50 # 64-38ArquitectónicoINTEGRALDecreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 50 # 64-44/50ArquitectónicoINTEGRALDecreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 50 # 64-45/51ArquitectónicoINTEGRALDecreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 50 # 64-66ArquitectónicoINTEGRALDecreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 50 # 64-67ArquitectónicoINTEGRALDecreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 50 # 65-07ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 50 # 65-14ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 50 # 65-23ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 50 # 65-24ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 50A# 65- 01/19ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 50A # 58-05ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 50A # 58-79ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 50A # 58-88 Cl 59 # 50-45/51/53/57/61/65ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 50A# 59- 30/32ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 50A # 59-70ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 50A # 61-04/06/08Cl 61 # 50-78ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 50A# 61-16/18/20/22ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 50A# 61- 23/25ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 50A# 61- 33/35ArquitectónicoINTEGRALDecreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 50A# 61- 40/42ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 50A# 61- 43/49ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 50A# 61- 60/64ArquitectónicoINTEGRALDecreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 50A# 61- 63/65ArquitectónicoINTEGRALDecreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 50A# 61- 70/72ArquitectónicoINTEGRALDecreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 50A# 61-86Cl 62 # 50-63ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 50A# 62- 06/08ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 50A # 63-03ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 50A # 63-111ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 50A# 63- 34/40ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 50A# 63- 56/62ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 50A # 63-65ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 50A# 63- 79/85ArquitectónicoINTEGRALDecreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 50A# 63- 96/98ArquitectónicoINTEGRALDecreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 50A # 64-09ArquitectónicoINTEGRALDecreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 50A # 64-12ArquitectónicoINTEGRALDecreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 50A# 64- 24/30ArquitectónicoINTEGRALDecreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 50A# 65- 25/27ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 50A # 65- 28/30ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 50A # 65-29ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 50A # 65- 32/34ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 50A # 65- 37/39ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 50A # 65-38/44/52ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 50A #58-27ArquitectónicoINTEGRALDecreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 50B # 65-20/24/26ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 50C # 59-32ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 50C # 59-52ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 50C # 59- 61/63ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 50C # 59-62ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 50C # 61- 22/26ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 50C # 61-36ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 50C # 61- 80/82ArquitectónicoINTEGRALDecreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 50C # 62-06ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 50C # 62-56ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 50C # 63 51/59/61/67Cl 64 # 50C-09ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 50C # 64- 18/26ArquitectónicoINTEGRALDecreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 50C # 64-5/13ArquitectónicoINTEGRALDecreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 50C # 65- 33/37ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 50C # 65-60/58/62/64ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 50C # 65-84ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 50D # 61-26ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 50D # 61- 50/46ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 50D # 61-58/60/62ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 50D # 62-130ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 50D # 62-14ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 50D # 62-26ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Barrio PradoCra 50D # 64-64/70/62Cl 65 # 50C-57ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 729/2007Municipal
Edificación Creaciones Muebles MundialCra 49 # 55-11ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Resolución Mpal 123/1991Municipal
Edificación Harinera AntioquenaCl 48 # 56-18ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Resolución Mpal 123/1991Municipal
Edificación RepublicanaCl 51 # 51-69ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Resolución Mpal 123/1991Municipal
Edificación RepublicanaCra 48 # 54-42/44/46ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Resolución Mpal 123/1991Municipal
Edificación RepublicanaCra 52 # 49-18/22/26ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Resolución Mpal 123/1991Municipal
Edificación RepublicanaCra 52 # 49-36/32ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Resolución Mpal 123/1991Municipal
Edificación Republicana Sede Congregación MarianaCl 54 # 46-52ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Resolución Mpal 123/1991Municipal
Edificación Sede Fomento y TurismoCl 57 # 45-129ArquitectónicoINTEGRALDecreto Mpal 1407 de 1995Municipal
Edificación Tecnológico Colombo EuropeoCra 49 # 56-09ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Resolución Mpal 123/1991Municipal
Edificio Álvarez SantamaríaCra 50 # 51A-27ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Resolución Mpal 123/1991Municipal
Edificio Atlas - antigua fábrica colombiana de tabacoCra 50 # 41-60ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 219 de 2012Municipal
Edificio Atlas LalindeCl 50 # 49-44ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Resolución Mpal 123/1991Municipal
Edificio Banco Comercial AntioquenoCl 50 # 51-75ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Resolución Mpal 123/1991Municipal
Edificio Banco de BogotáCl 50 # 51-37ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Resolución Mpal 123/1991Municipal
Edificio Banco de ColombiaCra 51 # 49-59ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Resolución Mpal 123/1991Municipal
Edificio Banco GanaderoCl 50 # 51-24ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Resolución Mpal 123/1991Municipal
Edificio Banco Industrial ColombianoCra 52 # 50-20ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Resolución Mpal 123/1991Municipal
Edificio Bolsa de MedellínCra 50 # 50-48ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Resolución Mpal 123/1991Municipal
Edificio CárdenasCl 52 # 50-27/19ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Resolución Mpal 123/1991Municipal
Edificio CentralCl 52 # 49-103ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Resolución Mpal 123/1991Municipal
Edificio ColsegurosCra 52 # 51A-23ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Resolución Mpal 123/1991Municipal
Edificio ColtabacoCra 51 # 50-67/41ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Resolución Mpal 123/1991Municipal
Edificio ConstainCra 50 # 51-24/16ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Resolución Mpal 123/1991Municipal
Edificio ErlindaCra 50 # 49-46ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Resolución Mpal 123/1991Municipal
Edificio FabricatoCl 51 # 49-11/31ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Resolución Mpal 123/1991Municipal
Edificio Gran Colombia BemogúCra 49 # 50-10/22ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Resolución Mpal 123/1991Municipal
Edificio GutenbergCl 52 # 51-65 y Cr 52 51-62ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Resolución Mpal 123/1991Municipal
Edificio HenryCra 51 # 51-17ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Resolución Mpal 123/1991Municipal
Edificio La BastillaCl 51 # 48-03/21/09ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Resolución Mpal 123/1991Municipal
Edificio Lucrecio VelizCra 49 # 50-26/42/30ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Resolución Mpal 123/1991Municipal
Edificio Luis M. MejíaCra 49 # 50-1ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Resolución Mpal 123/1991Municipal
Edificio Martínez CoronaCra 52 # 50-46/58/62/48ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Resolución Mpal 123/1991Municipal
Edificio Naviera ColombianaCra 50 A # 52-36ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Resolución Mpal 123/1991Municipal
Edificio PalaceCl 52 # 49-105/109ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Resolución Mpal 123/1991Municipal
Edificio San FernandoCra 49 # 50- 54/72/58ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Resolución Mpal 123/1991Municipal
Edificio Seguros BolívarCra 49 # 49-73ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Resolución Mpal 123/1991Municipal
Edificio Suramericana de CapitalizaciónCra 52 # 50-13ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Resolución Mpal 123/1991Municipal
Edificio Suramericana de Seguros (Banco Sudameris)Cra 52 # 50-25/37/33ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Resolución Mpal 123/1991Municipal
Edificio Vélez ÁngelCl 52 # 49-45/61ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Resolución Mpal 123/1991Municipal
Edificio VíctorCl 51 # 51-75/83ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Resolución Mpal 123/1991Municipal
Edificación barrio Los Ángeles antigua sede Fundación Antioqueña Estudios Sociales FAESCra 45 # 59-77ArquitectónicoNo especificadoResolución Mpal 631/1986Municipal
Hogar Geriátrico Mi CasaCl 44 # 43-58ArquitectónicoARQUITECTONICO 1Resolución Mpal 123/1991Municipal
Hotel MonteríaCra 52 # 45-04ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Resolución Mpal 123/1991Municipal
Hotel NutibaraCl 52A # 50-46ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Resolución Mpal 123/1991Municipal
Manzana La CampanaCl 45 # 52-20 Toda La ManzanaArquitectónicoARQUITECTONICO 2Resolución Mpal 123/1991Municipal
Orfanato San JoséCl 59 A # 39-54ArquitectónicoARQUITECTONICO 1Resolución Mpal 123/1991Municipal
Palacio EgipcioCra 47 # 59-42/56/54ArquitectónicoINTEGRALResolución Mpal 123/1991 Decreto Mpal 729/2007Municipal
Plaza de Toros La MacarenaCra 63 # 44A-65ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 1407/1995Municipal
Puente de GuayaquilCl 32 x Cra 48/62ArquitectónicoNo especificadoResolución Mpal 653/1983Municipal
Restaurante Posada de la MontanaCl 53 # 47-34/44/52ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Resolución Mpal 123/1991Municipal
Sede Club UniónCra 49 # 52-117/123ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Resolución Mpal 123/1991Municipal
Sede IDEA (Edificación redonda La Alpujarra)Cl 42 # 52-259ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Resolución Mpal 123/1991Municipal
Sede Pequeño TeatroCra 42 # 50A-12ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Resolución Mpal 351/1986 Resolución 123/1991Municipal
Sede Teatro El Águila DescalzaCra 45D # 59-01/39/43/47ArquitectónicoINTEGRALResolución Mpal 123/1991 Decreto Mpal 1407/1995Municipal
Sede Tecnológico CEIPA- hoy CESDECra 43 # 49-57ArquitectónicoARQUITECTONICO 2Resolución Mpal 123/1991Municipal
Teatro LidoCra 48 # 54-20/30ArquitectónicoARQUITECTONICO 1Resolución Mpal 123/1991Municipal
Teatro Metropolitano Simón BolívarCl 41 # 57-30ArquitectónicoNo especificadoResolución Mpal 545 Bis/1986Municipal
Teatro Pablo Tobón UribeCra 40 # 51-24ArquitectónicoARQUITECTONICO 1Resolución Mpal 123/1991Municipal
Templo de La AldeaVereda La AldeaArquitectónicoARQUITECTONICO 1Decreto Mpal 331 de 2012Municipal
Templo de MazoVereda MazoArquitectónicoINTEGRALDecreto Mpal 332 de 2012Municipal
Templo Espíritu SantoCl 63 # 49-32ArquitectónicoINTEGRALDecreto Mpal 729/2007Municipal
Templo Nuestra Señora de BelénCra 77 # 30A-17ArquitectónicoNo especificadoResolución Mpal 653/1983Municipal
Templo Nuestra Señora del Sagrado CorazónCl 49 # 35-39ArquitectónicoNo especificadoResolución Mpal 653/1983Municipal
Templo Nuestra Señora Perpetuo SocorroCra 50 # 35-12ArquitectónicoNo especificado Resolución Mpal 653/1983 Resolución Mpal 123/1991Municipal
Templo San AntonioCra 48 # 44-55/31ArquitectónicoNo especificadoResolución Mpal 653/1983 Resolución Mpal 123/1991Municipal
Templo San BenitoCl 51 # 56A-76ArquitectónicoNo especificado Resolución Mpal 653/1983 Resolución Mpal 123/1991Municipal
Templo San José (Centro)Cl 46 # 49-98ArquitectónicoNo especificadoResolución Mpal 653/1983 Resolución Mpal 123/1991Municipal
Templo San José (Poblado)Cra 43A# 9-30ArquitectónicoNo especificadoResolución Mpal 653/1983Municipal
Templo San Juan de DiosCra 54 # 49-85ArquitectónicoNo especificado Resolución Mpal 653/1983 Resolución Mpal 123/1991Municipal
Templo Señor de las Misericordias (Manrique)Cl 67 # 47-06/08ArquitectónicoNo especificadoResolución Mpal 653/1983 Acdo Mpal 05/1988Municipal
Trapiche Los Álvarez- CarepaloVereda La AldeaArquitectónicoARQUITECTONICO 2Decreto Mpal 674/2013Municipal
Parque de lasEsculturas del Cerro NutibaraCerro NutibaraUrbanísticoNo especificadoResolución Mpal 611/1986Municipal
Parque del PobladoCras 43A y 43 B x Cls 9 y 10UrbanísticoNo especificadoResolución Mpal 116/1987Municipal

2. Zonas de influencia de los Bienes de Interés Cultural de Medellín.

NOMBRESUBCATEGORÍA/GRUPOACTOADMINISTRATIVODE DELIMITACIÓNÁMBITO
Zona de Influencia del Conjunto Núcleo Originario Centro Tradicional (incluye Casa de Zea)UrbanísticaResolución Nal 2236 de 2008Nacional
Zona de Influencia del Conjunto GuayaquilUrbanísticaResolución Nal 2236 de 2008Nacional
Zona de Influencia del Conjunto Hospital San VicenteUrbanísticaResolución Nal 2236 de 2008Nacional
Zona de Influencia del Conjunto Cerro El VoladorArqueológica y UrbanísticaResolución Nal 2236 de 2008Nacional
Zona de Influencia de la Catedral Basílica MetropolitanaUrbanísticaResolución Nal 2236 de 2008Nacional
Zona de Influencia de la Casa Museo Pedro Nel GómezUrbanísticaResolución Nal 2236 de 2008Nacional
Zona de Influencia del Templo Parroquial El CalvarioUrbanísticaResolución Nal 2236 de 2008Nacional
Zona de Influencia del Templo de Nuestra Señora de los Dolores (Robledo)UrbanísticaResolución Nal 2236 de 2008Nacional
Zona de Influencia del Cementerio San LorenzoUrbanísticaResolución Nal 2236 de 2008Nacional
Zona de Influencia del Museo Cementerio de San Pedro y capillaUrbanísticaResolución Nal 2236 de 2008Nacional
Zona de Influencia de la Estación de Ferrocarril El BosqueUrbanísticaResolución Nal 2236 de 2008Nacional
Zona de Influencia del Templo del Sagrado Corazón de JesúsUrbanísticaResolución Nal 2236 de 2008Nacional
Zona de Influencia de los Edificios M3 y M5 de la Facultad de Minas, Universidad NacionalUrbanísticaResolución Nal 2236 de 2008Nacional
Zona de Influencia del Palacio de Bellas ArtesUrbanísticaResolución Nal 2236 de 2008Nacional
Zona de Influencia del Aeropuerto Olaya HerreraUrbanísticaResolución Nal 2236 de 2008Nacional
Zona de Influencia de la Cuenca Alta de la Quebrada Piedras BlancasArqueológicaResolución Nal 2236 de 2008Nacional
Zona de Influencia del Campus de la Universidad de AntioquiaUrbanísticaResolución Nal 1115 de 2013Nacional
Zona de Influencia del Conjunto San IgnacioUrbanísticaResolución Nal 2067 de 2013Nacional

Ir al inicio

ARTÍCULO 140. BIENES DE VALOR PATRIMONIAL NO DECLARADO. Los bienes valorados que no disponen de declaratoria integran el LICBIC. Se agrupan en dos tablas: La primera tabla, la conforman los Bienes arquitectónicos, paisajísticos y arqueológicos, en suelo urbano y rural y se integran al Listado de Candidatos a BIC –LICBIC- para que la administración municipal o la entidad en que se delegue, tramite su declaratoria para llegar a ser formalmente declarados como BIC municipales. A este listado se integrarán 30 inmuebles de arquitectura moderna de alto significado para la ciudad, representativas de urbanismo y la arquitectura del siglo XX y XXI.

La segunda tabla contiene los bienes identificados por los Planes Especiales de Ordenamiento Corregimental –PEOC- y está conformado por inmuebles rurales que pudieran trascender a una declaratoria BIC y por lo tanto también se incluyen en el LICBIC, tanto arquitectónicos como urbanísticos, paisajísticos y arqueológicos.

El siguiente es el listado de candidatos a BIC -LICBIC- a la fecha de adopción de este Acuerdo; sin embargo, podrá ser ampliado y modificado, dado que los procedimientos de declaratoria y de inclusión de nuevos candidatos a declaratorias, son competencia de las instancias autorizadas para su declaratoria: la Nación, el departamento y el municipio, siguiendo las metodologías antes enunciadas.

Primera tabla de listado de LIC

IDNOMBREDIRECCIONGRUPOSUBGRUPO
1Sede Club CampestreCalle 16 A Sur No. 34-950ArquitectónicoEdificaciones
2Museo El CastilloCalle 9 SurNo32-269ArquitectónicoConjunto arquitectónico
3Jardín Botánico “Joaquín Antonio Uribe”Calle 73No51D-14UrbanísticoEspacio público de encuentro y esparcimiento
4Conjunto urbanístico de SuramericanaCr 64B entre Cl 49 y 49BUrbanísticoConjunto arquitectónico
5Teatro Pablo Tobón UribeCl 52 (Av. La Playa) por Cra 40ArquitectónicoEdificaciones
6Plaza de las Esculturas de BoteroCr 52 entre Cl 52 y 53 Av. de GreiffUrbanísticoEspacio público de encuentro y esparcimiento
7Cementerio UniversalCalle 80 No. 65-04ArquitectónicoEdificaciones
8Cementerio de La AméricaCr 96 No. 40-02ArquitectónicoEdificaciones
9Cementerio de BelénCr 78A No. 32BB-35ArquitectónicoEdificaciones
10Cementerio San José del PobladoCr 43B No. 11 B-124ArquitectónicoEdificaciones
11Cementerio San Lorenzo (SA Prado)San Antonio de PradoArquitectónicoEdificaciones
12Cementerio de San CristóbalCabecera San CristóbalArquitectónicoEdificaciones
13Cementerio de Santa ElenaCabecera Santa ElenaArquitectónicoEdificaciones
14Puente Colgante San CristóbalQuebrada La IguanaArquitectónicoEdificaciones
15Embalse Piedras BlancasVereda Piedras BlancasPaisajísticoPaisaje cultural
16Plaza de MazoVereda MazoUrbanísticoEspacio público de encuentro y esparcimiento
17Templo de la Sagrada FamiliaCarrera 39A No. 66-66ArquitectónicoEdificaciones
18Templo Nuestra Señora de FátimaCalle 65A No. 32B-19ArquitectónicoEdificaciones
19Templo de San JoaquínCirc 5 No. 68B-20ArquitectónicoEdificaciones
20Templo de San Judas TadeoCarrera 68 No.97-95ArquitectónicoEdificaciones
21Templo de San Miguel ArcángelCalle 63 No. 40-60ArquitectónicoEdificaciones
22Templo de San Nicolás de TolentinoCarrera 49 No. 93-38ArquitectónicoEdificaciones
23Templo de Santa AnaCarrera 36 No. 69-70ArquitectónicoEdificaciones
24Templo de Santa TeresitaCalle 35 No. 73A-45ArquitectónicoEdificaciones
25Antiguo Manicomio de Bermejal- Comfama de AranjuezCarrera 51B No. 91-95ArquitectónicoEdificaciones
26Edificación ResidencialCalle 59 No. 45D-58ArquitectónicoEdificaciones
27Edificación Residencial(Vivienda Familia Aguirre)Calle 59 No. 45-50ArquitectónicoEdificaciones
28Edificación ResidencialCalle 59 No. 43-24ArquitectónicoEdificaciones
29Edificación Residencial-Casa del AfectoCalle 59 No. 43-44ArquitectónicoEdificaciones
30Biblioteca Pública PilotoCarrera 64 No. 50-32ArquitectónicoEdificaciones
31Capilla Colegio San JoséCalle 54 No. 30-01ArquitectónicoEdificaciones
32Casa Sede Bancolombia LaurelesCalle 34A No. 76-11ArquitectónicoEdificaciones
33Casa Sede Politécnico NacionalCalle 34A No. 76-35ArquitectónicoEdificaciones
34Casa del TangoCalle 48 No. 41-3ArquitectónicoEdificaciones
35Sede Inicial Museo de AntioquiaCarrera 52A No. 51A-29ArquitectónicoEdificaciones
36Edificio de Vivienda y OficinasCalle 49 No. 26-11ArquitectónicoEdificaciones
37Sede ProfamiliaCarrera 43 No. 53-85/67ArquitectónicoEdificaciones
38Sede Social San Vicente de PaulCarrera 45 No. 53-86Arquitectónico