El crecimiento demográfico sumado a la actividad industrial, el aumento de vehículos motorizados, el uso de combustibles fósiles, entre otros, son aspectos que están directamente relacionados con las actividades que las personas realizamos en nuestro día a día.

De acuerdo con la Resolución 2231 de 2018 del Área Metropolitana del Valle de Aburrá, uno de los proyectos clave para la ecociudad es la Zona Urbana de Aire Protegido, pues es el espacio donde de manera colectiva y articulada, realizaremos acciones concretas que nos permitan evidenciar y experimentar hábitos para cuidar la calidad del aire que respiramos, apropiarnos del espacio público, probar otras maneras de movilizarnos, reconocernos en la diversidad de olores, sabores, músicas y ritmos con los que damos vida a nuestro centro, y también establecer políticas que nos permitan hacer un uso eficiente de las calles.

 

 

  • ¿Qué es?

El concepto de Zona Urbana de Aire Protegido (ZUAP) fue acuñado desde el Área Metropolitana del Valle de Aburrá para describir aquellas zonas en que se requieren realizar acciones más específicas para proteger la cuenca atmosférica, los ecosistemas y la salud de la población de la zona, y en general de todo el valle de Aburrá.

  • ¿Dónde está ubicada?

En el centro de Medellín. Entre la Avenida del Ferrocarril y la carrera Girardot; y entre la calle 58 Echeverri y la Avenida San Juan.

  • ¿Cuál es su objetivo?

Reducir las concentraciones de contaminantes en la atmósfera al disminuir las emisiones del transporte (fuentes móviles) en el centro, para así mejorar la calidad del aire y la salud para todas y todos en la ciudad y el Valle de Aburrá.

  • ¿Por qué en el centro de la ciudad?

Por su alta concentración de contaminantes, según las mediciones de la Red de calidad del aire del Valle de Aburrá, que estudia y hace seguimiento a la calidad del aire mediante 43 puntos de monitoreo distribuidos en los 10 municipios del Área Metropolitana del Valle de Aburrá. Para el caso de la estación ´Tráfico Centro´, al analizar los datos históricos de 2014, 2015, 2016 y 2017, se evidenció que el porcentaje de excedencias a la norma anual tuvo una frecuencia superior al 75 %, lo que clasifica al centro de la ciudad como “Área fuente de contaminación alta - Clase I””. Adicionalmente, el Sistema de Alerta Temprana de Medellín y el Valle de Aburrá (SIATA) realizó un estudio para determinar el área de influencia de las mediciones de la estación ´Tráfico Centro´, dando como resultado el polígono que establece la Resolución Metropolitana 2231 de 2018.

  • ¿Cómo es la calidad del aire en el centro?

El centro está clasificado como un “Área fuente de contaminación - Clase I” (Decreto Único Reglamentario 1076 de 2015 expedido por el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible). La estación de monitoreo con incidencia de tráfico ´Tráfico Centro´, presenta un comportamiento atípico respecto a las demás. Está ubicada en la carrera 54 - Cúcuta, y en promedio anual, presenta unos niveles de concentración del contaminante Material Particulado menor a 2.5 micras (PM2.5), perjudicial para la salud, que son superiores a los permitidos por la norma nacional (25mg/m3).

  • ¿Quién decidió crearla?

El Área Metropolitana del Valle de Aburrá (AMVA), en su calidad de autoridad ambiental, declaró a través de la Resolución 2231 de 2018, dos polígonos, uno en el centro de la ciudad de Medellín y otro en el sur del Valle de Aburrá, que denominó Zona Urbana de Aire Protegido; a su vez, estableció diferentes acciones en Movilidad que buscan que los niveles de concentración de material particulado de la zona del centro y específicamente de esta estación de monitoreo no superen los niveles permitidos.

  • ¿Qué NO es la Zona Urbana de Aire Protegido?

No son peajes urbanos, ni cobros por congestión vehicular. Tampoco son medidas para abordar un modo específico, ni son medidas aisladas, porque la Zona Urbana de Aire Protegido se logra a través de la integralidad.

  • ¿Qué características tiene?

El comercio y la cultura son protagonistas. Los polígonos de pacificación del tránsito traen beneficios en la salud, activación comercial y cultural, potenciación del paisaje urbano, articulación con la estructura ecológica, distribución equitativa del espacio y promoción de la equidad. Esta Zona Urbana de Aire Protegido se caracteriza por su ubicación estratégica en la centralidad metropolitana.

  • ¿Qué acciones se realizarán?

Desde campañas de sensibilización para relacionar la calidad del aire y la movilidad, hasta la implementación de medidas que disminuyan la emisión de fuentes móviles, así como su control y vigilancia. Así mismo la promoción de modos de transporte sostenibles, como el transporte público, la caminata y la bicicleta.

  • ¿Cuándo operará la Zona Urbana de Aire Protegido?

A partir del 28 de enero del 2021 se inicia la fase de sensibilización, que busca contarle a la ciudadanía la razón de su implementación y su importancia para la salud; en esta etapa, construiremos juntos las medidas que buscarán reducir las concentraciones de emisiones de fuentes móviles.

  • ¿Cuáles son las fases del proyecto?

En 2021, el propósito es visibilizar el polígono de la Zona Urbana de Aire Protegido y facilitar el entendimiento a los ciudadanos en este proceso de transformación hacia el centro que soñamos. Abriremos espacios permanentes y temporales para caminar más y usar más la bicicleta y haremos un estudio para reducir las emisiones de fuentes móviles en el centro. Posteriormente, en 2022 y 2023, implementaremos las medidas que busquen disminuir las concentraciones de emisiones y mediremos el impacto de la mano de la autoridad ambiental.

  • ¿Qué resultados se esperan?

Los primeros resultados de la Zona Urbana de Aire Protegido serán la disminución de la cantidad de Óxidos de Nitrógeno (NOx) y Material Particulado menor a 2.5 micras (PM2.5), emitidos por los vehículos en el centro. En el mediano plazo, se espera que la calidad del aire mejore en toda la ciudad debido a la Zona Urbana de Aire Protegido, y de esta manera cumplir con los estándares nacionales de calidad del aire. Finalmente, en el largo plazo, el efecto esperado es mejorar la calidad de vida y la salud de todas y todos los ciudadanos de Medellín.

  • ¿Quiénes se beneficiarán?

Tanto las personas que residen, trabajan y comercian en el centro, como los transeúntes, visitantes y habitantes de toda la ciudad y el Valle de Aburrá porque compartimos la misma cuenca atmosférica.

 

  • ¿Se va a poder transitar por la zona?

Sí. Se va a promover la caminata, el uso de la bicicleta, del transporte público, de autos de bajas emisiones.

 

  • ¿Cuáles son los contaminantes más perjudiciales para la salud?

Se denominan Material Particulado menor a 2.5 micras (PM2.5), Material Particulado menor a 10 micras (PM10) y Óxidos de Nitrógeno (NOx).

 

  • ¿Qué efectos tienen en la salud humana?

Según la Organización Mundial de la Salud, los contaminantes de las fuentes móviles están provocando un aumento de trastornos y afecciones respiratorias (incluido el asma, por ejemplo), irritación ocular y nasal, tos y bronquitis, enfermedades cardiovasculares, riesgo de accidente cerebrovascular, enfermedad cardíaca y cáncer de pulmón.

 

  • ¿Quiénes son los más vulnerables a la mala calidad del aire?

Si bien toda la población está expuesta, los más vulnerables son ancianos, niñas, niños y las personas enfermas.

  • ¿Quién mide la calidad del aire?

El Área Metropolitana, a través de su proyecto Sistema de Alerta Temprana del valle de Aburrá, SIATA.

 

  • ¿Se medirá el impacto de la Zona Urbana de Aire Protegido?

Sí. Se deben establecer planes de reducción en el mediano y largo plazo, que permitan evaluaciones del impacto de las medidas que se proponen para proteger dichas zonas.

 

  • ¿Cómo saber si se alcanza el objetivo?

Si la estación de monitoreo de calidad del aire ubicada en el centro de Medellín, ´Tráfico Centro´, en un futuro reporta niveles de PM2.5 de tal manera que ya la zona no corresponda a Área fuente de contaminación Clase I (contaminación alta) sino a otra clasificación, se hará la declaratoria por parte de la autoridad ambiental según lo definido en la norma nacional.

 

  • ¿Hay influencia meteorológica en la medición de las estaciones?

Si bien la calidad del aire se ve influenciada por variables meteorológicas, el AMVA, a través de su proyecto SIATA, está en capacidad de identificar si la concentración de contaminantes atmosféricos en la Zona Urbana de Aire Protegido obedece a emisiones allí generadas o por influencias de factores externos, como lo puede ser el ingreso de contaminantes generados al exterior del valle, para lo cual se apoya en los resultados obtenidos con el equipo de medición de Black Carbon, ubicado en el centro de Medellín.

De acuerdo con la información histórica de calidad del aire en la Zona Urbana de Aire Protegido, se ha identificado que en los meses en los que no se declaran episodios por contaminación atmosférica, la concentración de contaminantes en estas zonas obedece exclusivamente a las emisiones generadas de manera específica en ese sector.

  • ¿Se ha hecho antes?

Las ciudades del mundo que han abordado las problemáticas de contaminación atmosférica, han definido zonas libres de combustibles fósiles en sus centros, por ejemplo Londres, Madrid, Bruselas o París.

  • ¿Esta medida tiene un impacto global?

Como nación firmante del Acuerdo de París, las ciudades colombianas deben aportar a la reducción de gases de efecto invernadero, donde el transporte, como fuente principal del cambio climático y de la mala calidad del aire, inicie una transición hacia una movilidad libre de combustibles fósiles, para que haya más ciudadanas y ciudadanos saludables

  • ¿Ayuda a que Medellín se transforme en una EcoCiudad?

Sí. Las acciones de la Zona Urbana de Aire Protegido van en coherencia con el componente de movilidad sostenible e inteligente de la línea estratégica Ecociudad, del Plan de Desarrollo Medellín Futuro 2020-2023, que busca promover la caminata, la bicicleta, el transporte público colectivo y masivo, los espacios para cuidar y disfrutar el patrimonio, el uso de vehículos de bajas emisiones, etcétera. Además, la Zona Urbana de Aire Protegido hace parte del Ecosistema de Movilidad de Medellín, EcoMov, que es la gestión de estrategias y acciones que buscan una movilidad más humana, que vaya en la línea de la EcoCiudad.

VER EL CUESTIONARIO Y LAS RESPUESTAS SOBRE LA ZONA URBANA DE AIRE PROTEGIDO (ZUAP), QUE EL ÁREA METROPOLITANA LE ENVIÓ, A LA GERENCIA DE MOVILIDAD HUMANA DE LA SECRETARÍA DE MOVILIDAD DE MEDELLÍN

 

Conoce todo sobre la Zuap 


  

Visto 24080 veces Modificado por última vez en Martes, 29 Junio 2021 10:43