Alcaldía Sala de Prensa Noticias ¿Por qué es importante el 2 de marzo para la historia de Medellín?

¿Por qué es importante el 2 de marzo para la historia de Medellín?

Contenido asociado a:

Pertenece a las secretarías:

Despacho del Alcalde | Secretaría de Gobierno y Gestión del Gabinete

Foto: Panorámica de ciudad Fotógrafo: Alcaldía de medellín 2021-03-02 ¿Por qué es importante el 2 de marzo para la historia de Medellín? Por Lina Díaz No dejemos ...

Compartir en:
  • Foto: Panorámica de ciudad

    Fotógrafo: Alcaldía de medellín

    2021-03-02

    ¿Por qué es importante el 2 de marzo para la historia de Medellín?

    Por Lina Díaz

    No dejemos pasar este 2 de marzo sin conmemorar uno de los hechos históricamente reconocidos que, de alguna u otra forma, aportaron al proceso de erección, más no de fundación, de la Villa de Medellín; la fijación de límites del pueblo de San Lorenzo.

    Hagamos claridad en el concepto sobre fundación, ya que existen confusiones para hablar de ese proceso que finalmente no vivió la ciudad de Medellín, y según historiadores y estudiosos de los acontecimientos de la época, lo contextualizan de manera tal, que podemos entender que fue un proceso que se fue dando espontáneamente. ¿Cómo? Con base en propuestas de quienes gobernaban el lugar, eligiéndolo como uno de los más importantes de todo el valle para ser erigido como la Villa de Medellín, más no con una celebración típica de fundación.

    Las celebraciones de fundación sirven para tomar posesión de la tierra con diferentes acciones alrededor de ella, como cortar ramas del lugar, dar golpes al terreno, seguido de ello un trazado que delimita y señala los sitios importantes, que en esa época se conocían como solares, ubicados en la plaza central donde se podía levantar un cabildo y un templo, y luego se entregaban otro tipo de solares a mestizos, indios y negros. De todo lo anterior se debía dejar constancia por escrito, se conocía como acta de fundación; tales parámetros no se siguieron para Medellín.

    Reconocemos entonces el 2 de marzo como una fecha importante, porque se destaca dentro de un proceso de erección de una villa, la de Medellín, y que se dio durante el siglo XVI y a finales, época que durante años se ha conmemorado como un momento importante para el proceso fundacional de la ciudad. Sin embargo, fueron muchos poblados los que se formaron a orillas de la quebrada de Aná, actualmente conocida como Santa Elena, y uno de ellos de manera espontánea fue el Hato de Aná, que luego se convertiría en Medellín, pero sin ninguna celebración oficial de fundación.

    Lo que sucedió entonces ese 2 de marzo de 1616 y que hoy conmemoramos, es la delimitación, o como se conoce coloquialmente, la señalización de los linderos de un poblado que se llamó San Lorenzo, y que según el Archivo Histórico de Antioquia, cuenta que iba desde la confluencia de la quebrada Aguasal (actual quebrada El Indio), en el río Aburrá (actual río Medellín), pasando a la banda izquierda del valle, desde Mogote (actual cerro Nutibara) hasta el antiguo asiento de los indios aburráes (actual barrio de Guayabal), y de allí hasta llegar al ancón de los yamecíes (actual Ancón en La Estrella). El lindero continuaba hasta encontrar las cabeceras del río Aburrá y siguiendo el filo de la cordillera, hasta nuevamente los nacimientos de la quebrada Aguasal, punto de partida. Lo que se destacaba principalmente en estas tierras delimitadas, eran las condiciones necesarias para que los nativos labraran la tierra y pescaran en el río, agradable clima, buena agua y buena circulación del aire.

    Más adelante, y debido a un injusto proceso tributario que debían atender los nativos del lugar, sumado a la venta de sus tierras, epidemias y trabajo forzado, los habitantes de San Lorenzo iniciaron una migración contundente hacia el Hato de Aná, que les quedaba a tan solo dos leguas de distancia, y donde prácticamente estaba la vida, así que todos empezaron a converger en la que luego de dos intentos en noviembre de 1975, se erigiera de manera definitiva como la villa de Medellín.

    Hoy por hoy en la ciudad podemos reconocer el paso del pueblo de San Lorenzo, en lugares como el cementerio de San Lorenzo, ubicado en el sector de Niquitao, Parque Berrío y la iglesia de San José, ubicada en el cruce de la Avenida Oriental.

    Sin duda el 2 de marzo queda como un evento importante para la historia de lo que se fue formando y hoy es la ciudad de Medellín, donde como en 1675, se mueve la vida y se construye futuro para todos.

    Compartir en:


    Acércate a la Alcaldía de Medellín

    Ir al contenido