Alcaldía de Medellín

Secretaría de las Mujeres

< Alcaldía de Medellín » Secretaría de las Mujeres » Historias de mujeres rurales de Medellín​

Historias de mujeres rurales de Medellín

Historias de mujeres rurales

Desde la Secretaría destacamos los liderazgos de las mujeres rurales y su importancia para la construcción de una Medellín Futuro con igualdad.

Garantizar que las mujeres tengan las mismas oportunidades para el goce efectivo de sus derechos, que ninguna sufra discriminación en razón de su identidad de género, sexual, étnico – racial, territorial, condición política y ciclo de vida, para lograr la igualdad entre hombres y mujeres en el Municipio de Medellín (Acuerdo 102 de 2018, Concejo de Medellín), es el objetivo de la Política Pública de Igualdad de Género para las Mujeres Urbanas y Rurales de Medellín.

A continuación, encontrarás algunas de las historias de vida de las mujeres rurales de Medellín.

Rosita Turizo

¡Gracias, Rosita Turizo!

Que tu legado se multiplique con cada mujer que goce de sus derechos.

El 8 de julio de 2020 falleció Rosa Turizo una de las sufragistas colombianas, las que lograron que el 1 de diciembre de 1957 las mujeres ejercieran por primera vez el derecho al voto en Colombia. Rosita no solo trabajó para que las mujeres accedieran al derecho al sufragio, también se destacó por su lucha para mejorar las condiciones laborales y el acceso de las mujeres a la educación superior.

Nació en Medellín el 1º de agosto de 1929. Se graduó de la Universidad de Antioquia como la primera abogada y fue cofundadora de las universidades de Medellín, en 1950, y Autónoma Latinoamericana, en 1966, de la cual fue presidenta. Ocupó el cargo de fiscal en el Tribunal Superior de Medellín y en 1987 fue precandidata a la Alcaldía de Medellín por el Partido Liberal.

Silleta de agradecimiento a Rosit Turizo

También fue candidata a la Asamblea Nacional Constituyente de 1991 e hizo parte de la fundación de la Unión de Ciudadanas de Colombia en 1957, creada con el fin de que las mujeres ejercieran el derecho a la ciudadanía plena.

Busto de Rosita Turizo

Rosita trabajó para que las mujeres accedieran al voto, porque según decía: “no éramos ciudadanas de verdad, creíamos que debíamos defender la ciudadanía de las mujeres y llevarla a la mente de las mujeres. Sentí mucha alegría y se reía de mí el esposo, me decía que por qué tan contenta. Ese momento fue muy importante y muy maravilloso porque queríamos ser ciudadanas de verdad”.

El pasado 25 de agosto en articulación con la gestora social Diana Osorio y la Secretaría de Cultura Ciudadana, rendimos homenaje a Rosita Turizo en el marco de los 66 años de la aprobación del acto legislativo que permitió el derecho al voto de las mujeres en el país.

En el paseo La Playa, donde permanece la escultura en su honor, Margarita Trujillo Turizo, su hija, recibió una ofrenda floral y una placa conmemorativa que exalta el legado de su mamá.

Mujeres en conferencia

Rubiela Mesa

“Yo tengo que agradecerle mucho al campo, es el que nos da la comida, para mí el campo es mi madre”.

Dice Rubiela Vélez Mesa, líder de Invernaderos Mujeres Agromedellín, ubicados en la vereda Media Luna, donde se cultivan y cosechan hortalizas orgánicas que se comercializan en la ciudad y municipios vecinos.

Nacida en Angelópolis, donde vivió los primeros años de su vida, luego se trasladó a Santa Elena, corregimiento en el que reside hace más de veinte años y donde ha tenido la oportunidad de ver crecer a sus hijos y aplicar todos los conocimientos ancestrales recibidos de parte de su mamá y su papá.

Comenta que vibra con el olor de la tierra y que en sus jornadas laborales aprovecha para disfrutarla y hacer lo que pocos hacen, “yo la huelo, yo la acaricio, yo me la unto”, dice apasionada y entre carcajadas reafirma el sentimiento de amor que tiene por el elemento que permite que los productos más saludables nazcan y lleguen a nuestras mesas.

La mayor de sus hijas Astrid, describe a su mamá como una mujer emprendedora y luchadora y que ve en compartir un componente de la vida; “ella nació para servir a los demás”, afirma, y agrega que conectarse con la naturaleza es el sentido de su vida. Rubiela y su familia también han tenido que enfrentar la emergencia generada por la COVID-19, acudiendo al buen corazón del campo, cultivan para ofrecerles alimentos a los vecinos que necesitan ayuda.

Ella vibra con el olor a tierra, disfruta la belleza de una orquídea, goza los aromas del campo y sonríe cuando ve las guacharacas comiendo maíz de los sembrados, así es ella una mujer campesina que vislumbra un futuro con un campo valorado y protagonista de nuestra economía.


Acércate a la Alcaldía de Medellín

Ir al contenido